miércoles , diciembre 19 2018
Inicio / Ediciones Semanario / A propósito del informe departamental de competitividad 2017

A propósito del informe departamental de competitividad 2017

Con complacencia la Cámara de Comercio de Valledupar registra el interés que despierta, en los habitantes del Cesar, el contenido del informe anual de competitividad departamental y del reciente informe de competitividad del municipio de Valledupar, emitidos por el Consejo Privado de Competitividad y el Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas de la Universidad del Rosario (CEPEC), porque mientras más personas e instituciones conozcan la posición deshonrosa que ha venido presentando el departamento del Cesar frente a los demás entes territoriales evaluados, surgirá la necesidad de explicar los condicionantes que nos mantiene en el rezago y en consecuencia, se abrirá la opción de corregir el rumbo hacia el desarrollo.

Las mediciones de competitividad territorial permiten identificar países, regiones, departamentos y municipios donde el entorno natural y social, el funcionamiento del sector público, la fortaleza de la academia y las garantías para la puesta en marcha de negocios, facilitan la generación de ingresos, gracias a las condiciones del desarrollo endógeno y a la utilización racional de los factores del territorio.

 

Que es el índice departamental de competitividad

Cada año, el Consejo Privado de Competitividad entrega  a través de la Universidad del Rosario, un informe donde identifica y calcula 94 variables duras sobre 26 regiones (25 departamentos y la ciudad de Bogotá), clasificando el territorio según su  nivel de desarrollo.

El informe es elaborado por el Consejo Privado de Competitividad (CPC), que es una organización sin ánimo de lucro creada en 2006 y soportada por un grupo de empresarios y universidades interesadas en los temas de innovación y productividad del país, que contribuye de manera directa en la articulación de estrategias para mejorar el nivel de competitividad de Colombia.

El CPC sirve como articulador e interlocutor entre el sector público, el sector privado, la academia y otras organizaciones interesadas en la promoción de la competitividad y las políticas públicas relacionadas.

 

El departamento del Cesar en el último informe

La calificación de 4,14 sobre 10 puntos posibles dada al Cesar en el informe 2017, identifica a nuestro departamento en el puesto 20 entre 26 entes territoriales evaluados. Con estos resultados, el Cesar forma parte de un subgrupo, no muy aventajado en competitividad territorial, donde también hacen parte Casanare, La Guajira, Meta y Putumayo.

Para llegar a este resultado, el Consejo Privado de Competitividad procesó la información de diez pilares, que se agrupan en tres factores: i) condiciones básicas, ii) eficiencia, y iii) sofisticación e innovación.

 

Eficiencia (Valor 40% de la calificación total)

–  Consta de dos (2) pilares: Educación superior y capacitación y Eficiencia de los mercados.

Sofisticación e Innovación (Valor 10% de la calificación total).

– Está compuesto por dos (2) pilares: Sofisticación y diversificación e Innovación y dinámica empresarial.

La información que procesa el Consejo Privado de Competitividad.

Los datos de las variables que conforman el Índice Departamental de Competitividad son suministrados directamente por las entidades nacionales competentes en cada una de las 94 variables, entre las cuales están: el DANE, el DNP, la Procuraduría General de la Nación, los Ministerios de Hacienda y Defensa, la Unidad de Desarrollo y Análisis Estadístico del Consejo Superior de la Judicatura, la Dirección de Métodos Alternativos y Solución de Conflictos del Ministerio de Justicia y del Derecho y Confecámaras.

 

Contribución de las Cámaras de Comercio en la medición de competitividad

La Información presentada en el Índice Departamental de Competitividad proviene de fuentes nacionales, luego de ser verificada y procesada por el Consejo Privado de Competitividad. Confecámaras es una de las fuentes referenciadas para algunas de las variables de información.

En el Caso del departamento del Cesar, la información producida por las Cámaras de Comercio de Valledupar y Aguachica, y que se reporta a Confecámaras, se refiere a:

  1. a) Eficiencia de los mecanismos alternativos de justicia, b) Tasa de natalidad empresarial neta, c) Densidad empresarial, d) Participación de medianas y grandes empresas.

 

Instancias departamentales encargadas de la Competitividad del Cesar

A nivel departamental, la Comisión Regional de Competitividad del Cesar – CRCC, compuesta por instancias públicas, productiva y la academia, la encargada de cumplir las funciones estipuladas en el Artículo 9 del decreto 1500 de 2012 emitido por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

Una de sus funciones es “Coordinar la actualización del Plan Regional de Competitividad donde se definan responsabilidades y roles para cada uno de los actores de la Comisión Regional de Competitividad, articulados con los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo y los Planes de Desarrollo Territoriales”.

Es, por lo tanto, la Comisión Regional de Competitividad del Cesar, la instancia encargada de comparar el comportamiento anual del Plan Regional de Competitividad (artículo 12 del decreto 1500 de 2012) con el índice Departamental de Competitividad y de esta manera, establecer las estrategias para impulsar las mejoras en cada uno de los factores analizados.

La Comisión Regional de Competitividad del Cesar está compuesta por: 1). Una presidencia 2). Un comité ejecutivo, 3). Un gerente o gestor 4). Un comité técnico 5). Una secretaría técnica y 6) Mesas de trabajo.

La Presidencia de la Comisión está a cargo del Gobernador del Cesar en representación del sector público. El Gerente gestor y un equipo de profesionales vinculados mediante contratos de prestación de servicios con recursos del Departamento, desempeñan funciones técnicas y administrativas de la Comisión.

 

Papel de la Cámara de Comercio de Valledupar

El parágrafo tercero del artículo 8 del decreto 1500 de 2012 emitido por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo define la composición de las Comisiones Regionales de Competitividad y la creación su respectiva secretaría técnica.

El artículo 9 del decreto departamental del Cesar 321 de 2012 establece la Secretaría Técnica de la Comisión Regional de Competitividad y limita su función como apoyo operativo para adelantar las funciones del Comité Ejecutivo y del Comité Técnico.

– Llevar las actas de las reuniones,

– Administrar el archivo documental de la CRC

– Divulgar las decisiones de la Asamblea General y del Comité Ejecutivo

-Mantener actualizada la información de los miembros que componen la Comisión Regional de Competitividad, discriminados por instancias-mesas temáticas y la participación en el Comité Ejecutivo y Técnico.

El artículo 6 que se refiere a la Asamblea de la CRC, establece que Las citaciones o llamamiento para las reuniones ordinarias y extraordinarias deberá efectuarse por el Gerente ¡Gestor, el Presidente del Comité Ejecutivo o las dos terceras partes del Comité Ejecutivo!

El parágrafo 2 del artículo 7 indica que las reuniones del Comité Ejecutivo Las citaciones o llamamiento para las reuniones ordinarias y extraordinarias, deberá efectuarse por el Gerente Gestor, el Presidente del Comité Ejecutivo o de tres de sus miembros.

El parágrafo 3 del artículo 8 menciona que las citaciones o llamamiento para las reuniones ordinarias y extraordinarias del Comité Técnico, deberá efectuarse por el Gerente Gestor, el Presidente del Comité Ejecutivo o de tres de sus miembros.

En ese sentido, la función de convocar las reuniones de las diferentes instancias de la Comisión Regional de Competitividad está en cabeza del Gerente Gestor.

 

Estrategia para subir en la escala de competitividad departamental

Esperar que los indicadores cambien favorablemente para el Cesar y llegar rápidamente a estar entre los cinco (5) primeros puestos departamentales, es una mera ilusión. Para inducir una tendencia positiva se requiere varios años de trabajo conjunto y un cambio sustantivo en la forma de entender la aplicación de las políticas públicas y de los mecanismos de planificación del territorio.

La Nación cuenta con el Plan Nacional de Desarrollo y un conjunto de competencias legales dedicadas a contribuir en la construcción de un país más equitativo y competitivo, pero en el nivel departamental, la planificación social y económica le corresponde a la Gobernación y la planificación ambiental a Corpocesar.

Esto significa que las acciones dispuestas en los planes de desarrollo departamentales deberían obedecer a objetivos de largo plazo, lo que requeriría tomar decisiones para fortalecer la competitividad y diseñar instrumentos propios de las condiciones del Cesar, pero infortunadamente no ocurre así y el esquema de improvisaciones se repite en los contenidos de los planes de desarrollo de los 25 municipios.

Una salida para avanzar en la competitividad territorial del Cesar, inicia por comprender el alcance del numeral 2 del artículo 29 de la Ley 1454 de 2011, donde asigna a los departamentos la función en materia de ordenamiento del territorio. En especial el literal e:

  1. e) En desarrollo de sus competencias, los departamentos podrán articular sus políticas, directrices y estrategias de ordenamiento físico-territorial con los planes, programas, proyectos y actuaciones sobre el territorio, mediante la adopción de planes de ordenamiento para la totalidad o porciones específicas de su territorio.

Esta sola función, proveería los insumos para lograr la coordinación efectiva de los diferentes actores y atender las necesidades reales de la población, los factores de competitividad y la priorización de acciones e inversiones.

El Plan Departamental de Ordenamiento Territorial del Cesar – PDOT, respondería a una visión consensuada de futuro, en cuya construcción participarían los sectores público y privado, la academia y la sociedad civil, apoyados con datos y estudios ambientales, sociales y económicos. No debe faltar en este proceso el concurso del nivel nacional, quien a través de alguno de sus ministerios han ido concesionando parte del territorio del Cesar para extracción de minería y petróleo, la construcción de infraestructura vial nacional, los corredores ferroviarios, los puertos fluviales y los mecanismos para el transporte de energéticos.

Atendiendo lo aprendido en lo POT municipales regulados por la Ley 388 de 1997, el documento Plan Departamental de Ordenamiento Territorial tendría vigencia de tres (3) administraciones departamentales sucesivas y contaría con un Programa de Ejecución donde se especificarían las intervenciones que, en el marco de sus competencias, la administración correspondiente debería adelantar en el corto plazo (4 años), mediano plazo (8 años) y largo plazo (12 años). Las acciones e inversiones se estipularían en los planes de desarrollo departamentales y en sus planes de inversiones que se adoptan mediante Ordenanza de la Asamblea Departamental.

Ante esta expectativa, se abre la posibilidad a la concurrencia de recursos, durante los correspondientes períodos constitucionales de gobierno, entre el Departamento y los 25 municipios del Cesar, para los proyectos que presenten objetivos comunes, que respondan a los Programas de Ejecución de los respectivos POT y que primordialmente apunten a la competitividad territorial.

Finalmente, si iniciamos en 2018 el proceso de atender las inquietudes que generan los informes de competitividad departamental, tendríamos la posibilidad de verificar el cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobados en 2015 por la asamblea de las Naciones Unidas que imponen, a Colombia y otros 192 países firmantes, un conjunto de metas que deben ser alcanzadas antes de 2030.

La mejor contribución que el departamento del Cesar puede hacer a la nación para logar los Objetivos de Desarrollo Sostenible es la formulación e implementación del Plan Departamental de Ordenamiento Territorial, instrumento mediante el cual se hará la efectiva integración de recursos financieros y la racionalización de esfuerzos por parte de las instituciones e instancias que conforman el Consejo Regional Competitividad del Cesar.

 

CONCLUSIONES FINALES

La Comisión Regional de Competitividad del Cesar articula, al interior del departamento, la implementación de las políticas de desarrollo productivo, de competitividad y productividad; de fortalecimiento de la micro, pequeña y mediana empresa; y de fomento de la cultura para el emprendimiento.

Su función principal es coordinar la actualización del Plan Regional de Competitividad, documento en el cual se definen responsabilidades y roles para cada uno de los actores de la Comisión frente a los pilares y factores de competitividad. Los avances en la implementación de ese Plan se miden anualmente y se reportan en el Índice Departamental de Competitividad, donde el departamento del Cesar ocupó en 2017 la posición 20 entre 26 entes territoriales evaluados.

Para facilitar el seguimiento de las variables del Plan Regional de Competitividad, la Comisión Regional de Competitividad, articula varias instancias donde tienen asiento algunos de sus miembros: el Consejo Departamental de Ciencia, Tecnología e Innovación; el Comité Universidad – Estado – Empresa; el Comité de Biodiversidad; las Redes Regionales de Emprendimiento; el Comité Departamental de Turismo; el Consejo Regional de PYME; el Consejo Ambiental Regional; el Comité de Seguimiento a los Convenios de Competitividad e Instancias Regionales promovidas por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

A pesar de que la Secretaría Técnica no lidera el equipo gestor ni tiene funciones adicionales asignadas por la Asamblea o por el Comité Ejecutivo o por el Comité Técnico de la Comisión, la Cámara de Comercio de Valledupar ha venido impulsando acciones para mejorar la competitividad del Cesar en los siguientes temas:

–  Capacitaciones gratuitas en diferentes líneas productivas urbanas y rurales.

–  Financiación de estudios sobre las condiciones del mercado y la economía regional.

–  Promoción y ejecución de proyectos productivos.

–  Apoyo a proyectos académicos de ciencia y tecnología.

–  Seguimiento a proyectos de infraestructura de competencia departamental o nacional.

La divulgación anual de los indicadores del informe departamental de competitividad y de las instancias competentes en su mejoramiento, configuran el primer paso para despertar el interés general en relacionar los bajos puntajes de la competitividad del Cesar con las condiciones de pobreza, desempleo, exclusión, inseguridad ciudadana, corrupción, presencia de grupos armados, extorsiones, comercio informal, contrabando, narcotráfico, financiación extrabancaria, la efectividad de la justicia y la representación política que hemos estado eligiendo.

Recomendada

Concejo de Valledupar iniciará proceso de aspirantes a secretarios de la corporación

Este marte 18 de diciembre en horas de la mañana, en Concejo de Valledupar se dará …

Deja un comentario