Inicio / Ediciones Semanario / Aguas del Cesar no aguanta una auditoria

Aguas del Cesar no aguanta una auditoria

Hace un mes, este medio de comunicación publicó un artículo titulado “Los 3.500 millones de pesos que despilfarró Aguas del Cesar”, en donde habitantes del corregimiento La Mata, municipio de La Gloria al sur del departamento, denunciaban que la planta de tratamiento y la bocatoma que la Gobernación del Cesar y Aguas del Cesar, junto con el acompañamiento de la administración municipal habían construido, había sido un fraude completo, puesto que la planta nunca sirvió y hoy no hay nadie que dé la cara para buscar al contratista y hacerlo que deje la obra funcionando.

Por increíble de creer que parezca encontramos una situación completamente igual y en el mismo municipio, esta vez en el corregimiento de Ayacucho, en donde Aguas del Cesar queda nuevamente muy mal parada ante la comunidad, puesto que invirtió cerca de mil 200 millones de pesos para la construcción de una planta de tratamiento que no ha servido, y pese a que ya tiene tres años de haberse terminado los trabajos, los habitantes del mencionado corregimiento no se han podido tomar una gota de agua tratada, palabras más sencillas estamos frente a otro ‘elefante blanco’.

Vale la pena acotar que, en dicho proyecto hubo una inversión cercana a los mil 200 millones de pesos, pero una parte de esos recursos fueron destinados para el cambio de una tubería, lo que dejó al final que para la plata se invirtieran 800 millones de pesos.

Sobre el particular habló el concejal de ese municipio Navier Lerecit Galvis, oriundo de Ayacucho, y quien afirma que la obra que se entregó es un completo fraude. “Hoy en día esa planta de tratamiento es un elefante blanco porque eso no cumplió con el objetivo que era brindar el agua tratada a la comunidad, esto nos preocupa, porque el alcalde saliente Reinel Lobo y el exgobernador Luis Alberto Monsalvo recibieron esa obra sin mirar que no cumplía con el objetivo que era brindarle al agua tratada a los habitantes, nunca le hicieron una prueba para mirar si funcionaba o no, por eso digo que esa obra es hoy un ‘elefante blanco’”, explicó el Corporado.

Además de ello, agregó que, “la comunidad viene recibiendo el agua directamente de la quebrada. Yo una vez como concejal en una oportunidad le toqué el tema al secretario de Planeación y él lo que me respondió es que esa planta no tenía nada y que no funcionaba por la falta de manejo por parte de nosotros la comunidad y que no sabíamos cómo manejar esa problemática, esa fue la respuesta del señor secretario en dos oportunidades que le pregunté, pero yo no tengo conocimiento que ellos como administración hicieran los estudios o las pruebas para decirnos que esa planta sí funciona”.

Finalmente, el concejal pidió a las autoridades que se pongan las pilas con las investigaciones y den con los responsables de que esta obra no funcione, “mi llamado es a las autoridades competentes como Procuraduría, Contraloría, a quién le competa hacer las investigaciones correspondientes para que esa inversión de 800 millones de pesos no sea el segundo elefante blanco porque ya tenemos otro también en el corregimiento de La Mata, no puede quedarse esa inversión ahí como si nada”.

 

Les advertimos que no iba a funcionar: líder comunal

La información entregada por el concejal Lerecit Galvis, fue corroborada por Abel José Rincón Sánchez, presidente de la Asociación de Ganaderos y Agricultores de Ayucucho y quién además hizo parte de la junta que conformó la comunidad para vigilar el desarrollo de las obras y de paso ejercer el control de la misma, quien sostuvo que la obra nunca ha servido y que pese a que les hicieron las observaciones a los ingenieros, estos nunca los tomaron en cuenta.

“La planta está en unas malas condiciones y no ha cumplido el objetivo, además que la ubicaron en un lugar donde no daba la presión para cubrir a todo el pueblo, esa planta no funcionó nunca, por esa razón el día que el señor exgobernador Luis Alberto Monsalvo vino a inaugurarla no permitimos que cortara la cinta”, contó Rincón Sánchez.

El líder comunal manifestó que “la planta no da la presión necesaria, es muy pequeña para la comunidad, además como ya le había dicho está en un lugar que durante su recorrido pierde fuerza y presión. Nosotros les advertimos a los ingenieros que estaban haciendo esa obra, pero hicieron caso omiso a lo que nosotros les recomendamos con nuestro conocimiento que tenemos sobre la presión que debe llevar”.

 

No ha pasada nada

Después de la primera publicación que hizo La Calle el pasado mes de junio, en donde se denunció que la planta de tratamiento de agua en el corregimiento de La Mata no había funcionado, conocimos que el concejal Miguel Torres había intentado sostener un dialogo con el gerente de Aguas del Cesar, Pedro Serrano para buscar alternativas que permitan que la obra por fin funcione, pero no ha pasado nada.

Igualmente, La Cale habló con el secretario de Obras del departamento, Federico Martínez, quien sostuvo que buscaría salidas para ver qué se podía hacer, pero de igual manera todo se ha quedado en palabras. Lo que muchos se preguntan es cómo es posible que a tres años que lleva la comunidad denunciando el fraude de las plantas de tratamiento, ambas entidades no hayan hecho más que ‘tirarse la pelotica’ una al otro, sin que ninguna autoridad tome cartas en el asunto.

Recomendada

Las víctimas del conflicto armado fueron identificadas en Chiriguaná

El día de ayer finalizó la segunda jornada móvil con las víctimas de Chiriguaná, el …

Deja un comentario