Inicio / Notas Diarias / Alcaldía de La Jagua inauguró la Plaza Pozo Toscano

Alcaldía de La Jagua inauguró la Plaza Pozo Toscano

Con una inversión de 4.467.700.000 millones de pesos la administración municipal de La Jagua de Ibirico inauguró El Pozo Toscano, un mítico lugar colmado de reminiscencias del ayer, por su componente histórico, cultural, y de esparcimiento, que durante muchas décadas abasteció de agua a la comunidad, cuando ésta carecía de acueducto, y con el que según la alcaldesa Yarcely Rangel Restrepo, se espera activar el turismo de esta región.

“La estructura nos evoca aquella maravillosa etapa de nuestra infancia. Por su invaluable valor, quisimos hacerle este regalo a nuestro municipio. La construcción contempla pavimento rígido de vías perimetrales, placa huella hasta la entrada de la escombrera, un monumento al pozo que caracteriza la tradición e historia patrimonial del municipio, mobiliario urbano, alumbrado, muro y conservará la arborización existente”, expresó Rangel Restrepo.

Cabe resaltar que el pasado confluyeron tres vías de acceso que lo conectaron con el centro de la población, entre ellas, los callejones de Ana Pacho y la Cachaca Ignacia, el callejón de Saturnino ‘Nino’ Flórez y María Cleofe, el callejón de Rosa Collante y Tiburcia Cadena.

Uno de los moradores de este municipio remembró cómo fue la construcción de este pozo que se ha convertido en un lugar de gran importancia para los Jagüeros. “Andrés Toscano Morales inició la construcción para que abasteciera de agua a la Jagua con la ayuda de su hijo Miguel Antonio Toscano Hernández y Carlos Mendoza Ortiz, (fallecidos). En ese entonces muchos moradores se deleitaban con este lugar y venían a disfrutar de la brisa que bajaba de la Serranía del Perijá. Alrededor del pozo se formaba un alboroto de los calambucos elaborados de totumos que pendían de sus respectivas cuerdas o cabuyas al caer al fondo del pozo para buscar el preciado líquido.”

Recomendada

Una clínica de miedo

“Los quirófanos de la Clínica parecen un matadero, como dicen por ahí, porque cada hora …

Deja un comentario