Inicio / Ediciones Semanario / Amenaza de paro en el Cerrejón podría llegar a su fin

Amenaza de paro en el Cerrejón podría llegar a su fin

Todo parece indicar que el Cerrejón logró detener una nueva huelga por cuenta de sus trabajadores, esto después de que el pasado 31 de enero, en una votación supervisada por el Ministerio de Trabajo en la que participó el 85% de los miembros de Sintracarbon, el 98% (3.399) votara por la opción del cese de actividades.

El sueño de muchos guajiros y cesarenses es poder ingresar a trabajar en el sector minero, puesto que en el imaginario de la comunidad está que una vez allí dentro podrán darle una mejor calidad de vida a sus familias, esto debido a la estabilidad laboral que las compañías mineras ofrecen a sus trabajadores.

Pero como dice aquel viejo y conocido refrán, nadie sabe las goteras de cada casa, puesto a que los empleados sindicalizados de la multinacional Cerrejón tienen cerca de dos meses liderando varias mesas de trabajo con la compañía para evitar irse a una nueva huelga, situación que podría ser nefasta no solo para la empresa, sino también para la economía del país, ya que los recursos de regalías disminuirían si la explotación de carbón llegase a ser paralizada.

Los trabajadores del Cerrejón le presentaron a la compañía, a través del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Industria del Carbón (Sintracarbon), un pliego de peticiones que contenía 81 puntos en los que consignaron las desventajas que, a su punto de vista, la multinacional debe mejorar por el bien de sus trabajadores, aún más cuando en este momento el valor del carbón a mejorado sustancialmente, dejándole con ello más ganancias a sus dueños.

La fuerza de Sintracarbon es enorme, cuenta con más de cuatro mil empleados del Cerrejón que están afiliados, además se le debe sumar que algo más de dos mil obreros están vinculados por otras empresas, es decir que son tercerizados, también están unidos para hacer un solo frente común.

 

 ¿Qué piden los mineros?

Pero, ¿qué es lo que están pidiendo los trabajadores del Cerrejón para no irse a huelga?, buscando responder a este interrogante La Calle habló con Aldo Amaya, presidente de Sintracarbon, quien esbozó qué es lo que están pidiendo, y los puntos en los que ya hay acuerdos fijados.

“Después de más de 57 días de arduo trabajo, intentando construir un acuerdo colectivo que nos llevara a la firma de la convención colectiva o de lo contrario irnos a huelga, llegamos a un preacuerdo, estamos en revisión del documento final”, dijo Amaya hace unos días atrás del cierre de este artículo, por lo que las posibilidades de que el paro se presente se han ido disipando.

 

¿Qué han pactado hasta ahora?

Como ya se dijo, fueron 81 artículos que los trabajadores denunciaron en el pliego de peticiones, de los cuales lograron acuerdos en temas puntuales como:

Según comentó el presidente de Sintracarbon, uno de los logros más importantes de las negociaciones que se vienen realizando hace cerca de dos meses es la firma de 200 contratos que tenían terminó fijo y que ahora pasarán a término indefinido, es decir que ya estas personas pasarán a ser parte de la empresa de manera formal.

Por difícil de creer que parezca, el tema de la alimentación que reciben los trabajadores en la mina también se revisará. “Para nosotros es fundamental que dejamos en la convención la revisión de un estudio que hicimos con la Universidad Nacional para determinar la calidad de la alimentación que hoy estamos consumiendo en Cerrejón, es fundamental para nosotros ese aspecto porque hay unas conclusiones que son preocupantes y lo vamos a discutir”, dijo Amaya.

El tema de la educación tanto para los trabajadores de la mina como para sus hijos, fue otro de los temas tocados en el pliego. “Importante el avance que tuvimos en el auxilio que se le dan a los trabajadores que tienen hijos estudiando en las universidades, logramos construir una tabla con 22 rangos y allí están estipulados los auxilios, y para resumir, el que menos está recibiendo se le entrega entre el 75% y 80% del valor total de la matrícula y muchos están recibiendo el 100%”, aseveró Amaya.

Y agregó que, “cuando muera un trabajador en un accidente, Cerrejón se responsabiliza por la educación de los hijos hasta la universidad, lo ideal es que a nadie le ocurra ese accidente, pero, si ocurre la familia pueda quedar asegurada en materia de educación”.

Se logró cambiar el operador de salud, el cual era Coomeva y a partir del primero de marzo será Colsanitas, además de que la empresa pagará el 75% y los trabajadores el 25 del valor del sistema de salud.

 

Tercerización laboral y daños ambientales

Igor Díaz López, tesorero de la Junta Directiva Nacional de Sintracarbon, también habló para La Calle y tocó dos temas que a su ver son muy importantes, y que también fueron tratados; los problemas ambientales que la explotación del carbón causa en las poblaciones cercanas y la tercerización laboral.

“Otro tema que nos preocupa es la tercerización laboral en la mina del Cerrejón, somos más o menos 13 mil trabajadores de los cuales más de siete mil son contratistas, entonces, esa es una política que hemos venido discutiendo con la compañía”, dijo Díaz López.

Quien además agregó, “también tenemos el tema ambiental que no solo afecta a los trabajadores sino a toda la comunidad en general, por efecto de la desviación de los ríos, y toda la polución que producen las minas”, temas que se tendrán que seguir conversando para lograr estipular acuerdos.

Al cierre de esta edición, el acuerdo todavía no se había firmado, se estaba a la espera de la terminación del documento final, teniendo en cuenta lo que ya se había pactado en el preacuerdo.

Recomendada

Continúa el ‘novelón’ entre los concejales y el alcalde de Pueblo Bello

Un nuevo capítulo se abre alrededor del novelón que viene atravesando el concejo del municipio …

Deja un comentario