Inicio / Editorial / Andrés Arturo Fernández nos quiso ‘meter el dedo en la boca’ haciéndose pasar por escritor

Andrés Arturo Fernández nos quiso ‘meter el dedo en la boca’ haciéndose pasar por escritor

Efectivamente los rumores que se daban en Valledupar, resultaron ciertos, y sólo hacía falta la publicación de un aval, para así entregarle al Consejo Nacional Electoral lo que era evidente; lo que en Valledupar se vislumbraba como un secreto a gritos, lo que obviamente demuestra una vez más, que la justicia en Colombia solo es para aquellos que carecen de buenas relaciones o de mucho dinero.

Esta semana le entregaron aval del partido Opción Ciudadana, a un joven que en los últimos meses se mostraba como un escritor; y cuando nosotros vimos esa avalancha de publicidad que inundó la ciudad de Valledupar: cuñas radiales cada cinco minutos en todas las emisoras locales, rueda de prensa, foro, afiches, camisetas y caminata incluida, para hacer el anuncio de la publicación de un libro.

Obviamente, esto prendió las alarmas. Y yo sé que mis lectores, especialmente aquellos que se identifican como escritores, sintieron algo de envidia. Porque de todos los que tradicionalmente hoy escriben en la ciudad de Valledupar -a todos ellos- ¡jamás! se les ha visto el despliegue publicitario que tuvo este joven emprendedor llamado Andrés Arturo Fernández.

Todo esto que puede tomarse como una parábola, realmente su trasfondo lo que nos muestra es una verdadera injusticia. Ya que el Concejo Nacional Electoral cita a artistas de la calidad de Peter Manjarrés y Silvestre Dangond para que rindan indagatoria, pues, presuntamente estos artistas Vallenatos hicieron publicidad política a algunos candidatos.

Mis queridos lectores, será que los saludos dentro de las canciones Vallenatas, saludos tradicionales dentro de nuestro folclor, con una referencia histórica que data desde su propio nacimiento, los cuales representan el aprecio hacia un familiar o amigo, ¿pueden tomarse como una publicidad?, ¿es posible que estos artistas estarían pecando al momento de saludar a algún amigo que tenga aspiraciones políticas o que es candidato?. Entonces, ¿qué es una campaña hecha bajo el lanzamiento de un libro, por un joven, que no cuenta con un referente sobre su afición literaria?. Un Joven que nunca ha escrito algo en una revista; no ha sido columnista y mucho menos catedrático, profesor o cualquier otro antecedente que nos permitan identificar a dicho joven como escritor.

¿Será que el Concejo Nacional Electoral no ve esto como publicidad política?, ¿Será que para el Concejo Nacional Electoral un tradicional Saludo Vallenato es publicidad y lo que nos mostró hace dos meses este joven emprendedor (hoy candidato electoral) como una presentación de un libro, no lo es?

Es que los escritores en la ciudad de Valledupar, irónicamente lo llaman el “Bestseller”, y entre los corredores de los gremios literarios se presume que dicho candidato, tuvo la desfachatez de comprar el libro en Bogotá y que simplemente cambio la portada, utilizándola como afiche de campaña, desplegándola en toda la ciudad haciendo honores de su libro. Burlándose del sistema, burlándose de la reglas, y obvio, del mismo Concejo Nacional Electoral.

Esto es de evaluar, porque lo más aberrante de todos estos hechos, es que puede mostrarnos el actuar de este joven candidato a la Alcaldía de Valledupar. Una persona que nos demuestra que no es capaz de seguir las reglas del juego, que no hace honor al juego limpio; lo que se llama “fair play” dentro del futbol. Un candidato que sea capaz de camuflar fraudulentamente una campaña política, ¡imagínense lo que puede llegar a camuflar siendo el mandatario de los vallenatos!.

Para nadie es un secreto que tiene antecedentes, ya que su papá siendo alcalde de Valledupar utilizo un teléfono del gobierno, para mandar a votar a todo el mundo. Y eso ha quedado en puntos suspensivos ¡por eso este semanario se ha tomado el trabajo de recordárselos a los vallenatos!. De igual forma, todo el mundo sabe, que una de la personas que están siendo investigadas por la pérdida de los 36 mil millones de pesos que podían solucionar los problemas de agua que sufrimos los habitantes de Valledupar, es este candidato a la Alcaldía de la ciudad. gracias al empréstito que endeudó por completo al municipio.

La pregunta para todos es: ¿Será que este candidato que camufla una precampaña política con un lanzamiento del un libro, pensará administrar la Alcaldía de Valledupar con triquiñuelas y engaños?

Recomendada

UNIVERSIDADES, ENTRE ALEGRÍAS Y MEZQUINDADES

La condición humana es bien compleja, deambula entre el bien y el mal, pero en …

One comment

  1. Es Consejo escriban bien pedazos de burros!!

Deja un comentario