Domingo , diciembre 17 2017
Inicio / Editorial / CHIRIGUANÁ, UN PUEBLO SIN DIOS Y SIN LEY

CHIRIGUANÁ, UN PUEBLO SIN DIOS Y SIN LEY

Lo que acontece en Chiriguaná genera inconformismo, porque siendo uno de los municipios “más ricos” en el sentido de recepción de la compensación por explotación carbonífera denominada “regalías” los gobernante que ha tenido creen que se trata de un “regalo” y como tal manejan al municipio, sin Dios y sin Ley.
Sin Dios, porque se necesita tener cuero de rinoceronte para no afectarse de la indolencia que se vive en dicho municipio sumido en la más profunda pobreza, siendo uno de los municipios que reciben más recursos de regalías, con deficiencias en niveles de coberturas educativa, dificultades en garantizar la salud, empleo y vivienda digna, termina uno por no entender que se hacen los recursos públicos que no contribuyen a elevar el desarrollo económico y bienestar del municipio.
Sin ley, porque no se entiende dónde están los órganos de control para atajar tanta corrupción. Porque todos (propios y extraños) ven y observan lo que los órganos de control no, pues parecen estar ni Shakira, “sordos, ciegos y mudos”
La actual administración no es ajena al desgreño administrativo que sufre el municipio. De lo que va corrido de su ejercicio como Alcaldesa, ha celebrado 344 contratos por cuantía de 38.495 millones de pesos, de los cuales 239 que representan 7.378 millones, los ha hecho de manera directa, sin contar previamente con ofertas más favorables, sin elaborar acto administrativo que explique porque razón utilizó esta modalidad como lo exige el marco legal de contratación pública en Colombia.
El Estatuto General de Contratación Pública o Ley 80 de 1993 y normas complementarias y reglamentarias es el régimen de contratación permitido, no obstante, la Alcaldesa para realizar algunas “pilatunas” que le generen un cómo voy yo ahí se inventó para Entes Territoriales un Régimen Especial. Mediante esta sugestiva modalidad realizó 10 contratos por 9.353 millones de pesos. Entre estos se encuentra el Programa de Alimentación Escolar de 2016 por cuantía de 2.013 millones de pesos con Unión Temporal Nutrir, representada legalmente por Sandra Patricia Peñaloza Vega, firmado el 07 de marzo de 2016 y publicado dos meses después de su suscripción, no permitiendo oportunamente conocer el proceso a contratar, vulnerando así el principio de transparencia que obligaba a realiza Licitación Pública y publicar previamente los documento y estudios previos para obtener la oferta más favorable.
Realizó por 240 millones de pesos el contrato 002-2016 cuyo objeto: “aunar esfuerzos y brindar acompañamiento en los procesos de adiestramiento, actualización y capacitación dirigida a los funcionarios responsables de las áreas de planeación, presupuesto, contabilidad, tesorería, recaudo, talento humano, archivo y almacén en la alcaldía del municipio”, cuando la Constitución exige la idoneidad del empleo público y detallada las funciones de acuerdo al artículo 122. Este contrato lo suscribió el 19 de abril de 2016 con la Fundación Promotora de Desarrollo Institucional representada por Misael Enrique Villegas Rodero y publicado el 28 de abril de 2016 violando el principio de publicidad señalado en el artículo 209 constitucional, además es prueba manifiesta de quebrantamiento del artículo 25 de la ley 80 de 1993, infracción; principio de transparencia.
El contrato 007 de 2016 es digno de las tiras cómicas de Condorito, por 153.8 millones de pesos celebra con la Asociación de Eventos Asovent, representada legalmente por Yudalys Ávila Hernández el fortalecimiento de los servicios bibliotecarios, mediante la capacitación a replicadores en estrategias de lectura que beneficien a la población estudiantil del municipio de Chiriguaná y sus corregimiento, suscrito el 11 de noviembre de 2016 e inoportunamente publicado el 13 de diciembre de 2016.
Aquí señores de la Procuraduría Seccional y Fiscalía tiene material para iniciar procesos de responsabilidad administrativa y penal, les resumo los delitos: Celebración de contratos sin el pleno lleno de requisitos legales (no publican acto administrativo para celebrar este tipo de modalidad contractual) les recuerdo que los Entes Territoriales deben sujetarse estrictamente al Manual General de Contratación Pública Ley 80 de 1993. Infracción al principio de publicidad exigido en artículo 209 constitucional al suscribir primero el contrato y días o meses posterior publican en el SECOP el contrato y documentos previos al contrato. Transgresión al principio de transparencia exigido en artículo 25 de ley 80 de 1993, por sus cuantías todos los 10 contratos debieron ser mediante convocatoria pública y no A DEDO como lo hicieron.
En materia de la modalidad de contratación directa realizó las siguientes joyas contractuales: CS 011-2016 por cuantía de 335.9 millones la compra de textos escolares con la empresa Servicios Educativos Profesionales Editorial S.A.S, el 1° de Septiembre de 2016, para la socialización del Código de Infancia y Adolescencia en las Instituciones Educativas.
Compro 3 lotes de terrenos sin contar con autorización del Concejo Municipal, pues no es público el acuerdo donde autorizan a la Alcaldesa a realizar dicha compra. Puede observarse: compraventa 002-2016 por 29.000.000 el 26 de agosto de 2016. Compraventa 003-2016 por 60.000.000 y compraventa 004-2016 por 31.600.00
Los anteriores contratos significa haber realizado contratos sin el pleno lleno de requisitos legales (delito penal que debe investigarla Fiscalía), por no aportar autorización del concejo para el efecto y no expresar en acto administrativo motivado la razón por la cual se hace la contratación directa que es la excepción a la regla de contratación en Colombia.
Así las cosas Chiriguaná es tierra arrasada por la corrupción indiscriminada y sin control cabría preguntarse ¿y los órganos de control? Esperemos no contesten, Bien Gracias por preguntar.

Recomendada

El ‘Equipo Azul’ tiene puesta la camiseta por el Cesar

Los gobiernos ya están llegando a su cuarto de hora, puesto que ya son casi ...

Deja un comentario