Inicio / Ediciones Semanario / ¡Coolesar no va más!

¡Coolesar no va más!

La Cooperativa Integral Lechera del Cesar (Coolesar) es sin duda alguna el último baluarte de la bonanza ganadera que arropó al departamento en los años 80 y 90, pero la crisis que ha venido atravesando el sector hace varios años atrás, la tienen ad portas de cerrar este año, puesto que prácticamente existe un acuerdo tácito para que se adhiera a la Cooperativa Lácteos de Antioquia (Colanta).

 

En los ajustes finales está la incorporación de Cooperativa Integral Lechera del Cesar (Coolesar) a la Cooperativa de Lácteos de Antioquia (Colanta), y pese a que han existido algunas voces que no ven con buenos ojos el proceso, la realidad dice que la gran mayoría de los asociados está de acuerdo con la que cooperativa antioqueña sea la que tome las riendas y el saque del atolladero financiero en la que cual se encuentra.

Los números de Coolesar dicen que esta tiene pasivos por alrededor de los 7 mil 500 millones de pesos, y sus activos llegan a los 23 mil millones de pesos, cifras que eran fundamentales que se conocierán para poder pasar el tema más espinoso de cara a la fusión. Lo otro de lo que ya hay plenamente seguridad, es que los asociados de la cooperativa cesarense y los miembros de la junta de la empresa antioqueña dijeron sí a la fusión, por lo que para muchos es un hecho que este año Coolesar dejará de ser netamente de la región.

Pese a que ya existe plena voluntad para que se dé el negocio, Juan Carlos Lozada, gerente de Coolesar, asevera que existen algunos pasos que aún deben darse para que esto sea un verdadero hecho.

“Todavía el proceso no ha culminado, y se debe ser muy claro en eso, porque el proceso no es una realidad todavía, estamos avanzados, las dos voluntades de las partes están autorizadas, de la parte de la administración nosotros hicimos toda la gestión y ya la asamblea de Coolesar por unanimidad aprobó la incorporación, y tenemos entendido que el consejo de administración de Colanta también la aprobaron, eso quiere decir que el acuerdo de voluntades está autorizado”, explicó Lozada.

El gerente tocó otro de los temas primordiales de la adhesión como lo es tema presupuestal, puesto que unos meses atrás no había claridad frente a los pasivo y activos de Coolesar, sobre esto aseveró que, “el trabajo de verificación de todos los pasivos y de la parte contable de Coolesar ya está verificada y ellos ya tienen toda la información, es importante que se tenga claro que Colanta dentro de la incorporación, así lo dice la norma, subroga de todos los pasivos, inclusive los contingentes, esto quiere decir que en caso tal que Coolesar tenga un proceso el día de mañana después de la incorporación ese proceso se pierda, Colanta tendría que asumir los gastos de ese proceso porque esos son los pasivos contingentes que pueden presentar”.

Según comentó Lozada, dentro los pasos que aún se deben dar está el llegar a unos acuerdos con los empleados, tema en el cual no ahondó, pero que se entiende que tiene que ver con el futuro de estos y así evitar procesos jurídicos a futuro. Otro tema que también falta tiene que ver con los acreedores, puesto que se tiene que resolver la forma de pago una vez Coolesar pase a ser de Colanta.

“Todavía nos hacen falta algunos procesos que se están llevando, por ejemplo, podríamos hablar de la parte laboral puesto que debemos llegar a un acuerdo con todos los trabajadores y que todo esté dentro de la normatividad, es importante que todos estemos de acuerdo en este punto”, concluyó.

Vale la pena tener en cuenta que una vez todo el proceso esté listo, se acudirá a la Supersolidaria para que allí sea refrendada la adhesión, y ese será el último paso antes que los paisas lleguen a tomar posesión.

Colanta brindaría toda su capacidad técnica, administrativa y financiera ya que es una cooperativa sin ánimo de lucro fabricante de productos lácteos, refrescos, embutidos, vinos y cereales que exporta a Canadá, Curazao, Estados Unidos, Guatemala y Venezuela; además que tiene toda la experiencia en el mercado lechero, garantías en precios y en compra, entre muchos beneficios para asociados.

 

Los que todavía dicen ¡NO!

En la otra orilla hay algunas voces que todavía no están convencidos que incorporar Coolesar con Colanta sea el camino indicado para que salvar la cooperativa, entre ellos está el gerente de la Empresa de Servicios Públicos de Valledupar (Emdupar), José María Gutiérrez, puesto que la entidad tiene participación entre los agremiados.

Sobre ello Gutiérrez aseveró que la posición fue siempre la que ha mantenido de decir no, puesto que cree que con la fusión pierde Coolesar, pierde Valledupar y el Cesar. Sin embargo, agregó que se respeta la decisión de la mayoría de los agremiados. “Así no estemos de acuerdo, nosotros vamos a respetar, pero al final la historia nos dará la razón de que pierde Coolesar, pierde el Cesar y pierde Valledupar”, advirtió.

Gutiérrez cuestionó además que, pese a que se dice que la deuda de la empresa es de 7 mil 500 millones de pesos, no es un dato exacto que permita tomar una decisión tan importante como lo es adherir la cooperativa a Colanta.

“Precisamente en este momento nadie puede decir de cuánto es la deuda de Coolesar, nadie nos determina con claridad cuáles son sus pasivo y activos, en este momento la información es muy limita y es por eso que venimos diciendo que sin una verificación real era muy difícil tomar una decisión, pero hemos sido muy respetuosos de la decisión de las mayorías, lo acogemos, pero no lo respetamos”, finalizó.

Una posición similar ha manifestado José Félix Lafourie, presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos, quien en diversos escenarios ha dicho no estar de acuerdo con que Coolesar desaparezca, aseguró que lo más sano para el departamento es que primero se hubiese pensado en Klarens que es cesarense.

Recomendada

Sena certificó a 30 guías de tránsito de Valledupar como técnicos en seguridad vial

El Sena Regional Cesar aporta a la calidad en el cumplimiento de las normas de …

Deja un comentario