Inicio / Editorial / Debemos voltear nuestra mirada hacia la Universidad Popular del Cesar

Debemos voltear nuestra mirada hacia la Universidad Popular del Cesar

La semana pasada comenzó a correr por los pasillos de la Universidad Popular del Cesar y por los corrillos del departamento, que el rector Enrique Meza Daza iba a ser destituido, eso lejos de alegrarnos nos llenó nuevamente de mucha tristeza, porque esto implicaría que el alma mater siguiera cayendo en una paquidermia y en un atraso, toda vez que al no tener un capitán que maneje su timonel, repercute en la calidad de la buena gestión administrativa y académica de la UPC, sin embargo el Consejo de Estado falló a favor del directivo y negó las pretensiones. Esto se convierte en una alerta para que los congresistas y las autoridades de control se metan en la universidad de los cesarenses, es trágico lo que está sucediendo, esta casa de estudios debe ser nuestra niña bonita, la niña de los ojos del departamento, porque de ahí prima el futuro de los jóvenes de la región.
Anteriormente la UPC no solamente albergaba los estudiantes del Cesar, sino que también a los del sur de La Guajira, y de Norte de Santander en su sede de Aguachica, entonces es hora que se establezcan unos controles exhaustivos que no permitan seguir cometiendo estos errores, este rector iba a ser destituido porque simplemente en el momento de su elección no se tomó en cuenta que, gracias a un acto administrativo que hizo la universidad, tuvo un acto de repetición en contra de ella misma y aquellas personas que cayeron en esos errores administrativos, obviamente no pueden representar la universidad y ser la máxima autoridad, aunque esta no prospero cabe resaltar que al rector aun le corren pierna arriba otras demandas al parecer por su elección.
Entonces, ya es hora que nos pongamos a la tarea de apretar la Universidad Popular y que realmente llegue un directivo que saque la cara, no por hacer obras, ni por ganarse contratos, ni mucho menos por politizarla, sino que se esmere por la calidad educativa que es lo que hoy se debe fortalecer en esta casa de estudios.
También es hora que ya todos los alumnos y el cuerpo docente dejen la indiferencia y la apatía ante lo que hoy debe estar pasando en la universidad, no es que esta sea solamente un trampolín para poder sacar un título, puesto que ese título debe estar bien acreditado para que cuando se presenten en sus futuros empleos puedan decir con orgullo ‘soy graduado de la Universidad Popular del Cesar’.
Ahora, ya con tantos profesionales que han salido de la UPC, se necesitan programas de especialización, maestrías y doctorados, que primen por el desarrollo económico de la ciudad, por las necesidades básicas que hay en esta región… ¿dónde están las carreras de minería, de agricultura, de ganadería?, ¿dónde están las carreras administrativas que fortalezcan nuestras instituciones?, eso es lo que hoy debe visionar el rector de la universidad y que no se siga viviendo la misma tragedia que ha venido atravesando la UPC con rector, tras rector con el pasar de los años de esta universidad.

Recomendada

Semanario La Calle, seis años haciendo un periodismo diferente

Cuando uno empieza a revisar y recapitular en el tiempo, se da cuenta que este …

Deja un comentario