Inicio / Opinión / Columnistas / ¿DEBERÍAN PROHIBIRSE LOS CELULARES EN LOS COLEGIOS?

¿DEBERÍAN PROHIBIRSE LOS CELULARES EN LOS COLEGIOS?

En el mundo tecnológico de hoy, los teléfonos celulares se han convertido en parte integral de la vida diaria. A donde uno mira hay personas usando celulares para llamar, enviar mensajes, tomar fotografías etc.
Los teléfonos celulares han afectado a los colegios de tal manera que ha aumentado la necesidad de imponer medidas que prohíban a los estudiantes el uso del celular en el aula de clase. Algunas personas no están de acuerdo sobre si los celulares son adecuados para ciertos lugares, como el salón de clase.
Es importante que los padres de familia entiendan los efectos nocivos de los celulares en los colegios; de los celulares se pueden tomar fotos y videos, creando una tendencia llamada “acoso”; los jóvenes pueden grabar peleas de sus compañeros y compañeras, fotos que pueden ser enviadas a cualquier número de personas y después publicarlas en internet. El año pasado publiqué un artículo sobre SEXTING (envió de imágenes no agradables), estos actos pueden ser humillantes para las víctimas y perjudiciales por la reputación del colegio.
Este artículo es una respuesta a muchos padres de familia, preocupados porque sus hijos se pasan horas mirando y chateando por celular. Nos preguntamos Padres de Familia: ¿Deberían prohibirse los celulares en los colegios? Gran parte de los colegios privados de Valledupar tienen reglas establecidas y han optado por prohibir el uso del móvil en los colegios y con mayor razón en el salón de clase. Podríamos identificar diversas soluciones que el celular provoca en la vida cotidiana de los colegios. 1-Los jóvenes no juegan en los recreos, donde se debe fortalecer la convivencia entre ellos, de lo contrario cada uno se aislaría. 2- Es un agente distractor; afecta la concentración. 3-Genera mucha ansiedad .4- Es un tema de norma, valores y respeto a los espacios.5- Obstaculizan el proceso de aprendizaje en los alumnos.
La decisión no ha dejado de ser polémica, pero debe haber una reglamentación; un alumno no puede estar chateando con compañeros o hablando por celular en plena clase; cada Institución Educativa impone sus propios reglamentos en el Manual de Convivencia, avalado por su equipo directivo.
No estamos en contra del uso de la tecnología, esto implica nuevos retos, pero si debemos estar en contra del mal uso, en eso es donde debemos estar atentos Padres de Familia. Creo que se necesita por parte de las Instituciones Educativas un verdadero cambio de paradigma en cuanto a lo que se refiere a la incorporación de la tecnología en el aula.

Recomendada

Algo huele mal en la Asamblea del Cesar

Dos importantes cambios se darán esta semana al interior de la Asamblea del Cesar, la …

Deja un comentario