Inicio / Editorial / ¿Dónde tiene la cabeza el Alcalde?, ¡averígüelo Vargas!

¿Dónde tiene la cabeza el Alcalde?, ¡averígüelo Vargas!

¿Qué más falta por hacer señor Alcalde?. ¿Qué falta que hagan los actuales concejales de Valledupar y el alcalde Freddy Socarras?. Terminará haciendo más de lo mismo. En sus cuatro años de gobierno este semanario ha venido denunciando contundentemente cada una de sus ‘fechorías’. Es que no tienen otro nombre, todos los actos públicos que este Alcalde ha hecho, los cuales han sido diseñados en función de acabar con el municipio, de traerle atraso y al mismo tiempo con un discurso de doble moral en donde hablaba de: Endeudamiento, inseguridad y movilidad. Y ninguno de estos problemas que aquejan a nuestro municipio los ha solucionado.

La primera estratagema salió de la mano de su primo José Luis Bustos; un estratega que de alguna manera lo llevó a la Alcaldía de Valledupar, y que nuestro Alcalde intentó pagarle el favor con un proyecto de censo. Proyecto que ya el ex alcalde Luis Fabián Fernández había contratado con el mismo Bustos, por un valor bástate inferior. Por esto duraron casi “reventados” uno o dos años, ya que el alcalde Socarrás no le pagaba la cuenta a su primo. Pero como que hubo acuerdo entre ellos, ya que en estos momentos el gran estratega forma parte de la nómina del candidato a la Alcaldía, Jaime Gonzalez, que no es más que el candidato de su primo Freddy Socarrás.

La segunda es el tema de seguridad. Nuestro Alcalde trajo un general connotado de Bogotá, general que iba a acabar con el problema de inseguridad de nuestra ciudad; y en Valledupar, siguen matando, atracando; ha aumentado la violencia y el alcalde Freddy Socarrás, según él, cada vez que llega a Valledupar se reúnen en su despacho o en el despacho del comandante de la Policía, no sabemos si a tomar tinto o para burlarse de los que cada vez más estamos desprotegidos en este municipio y que carecemos de la seguridad, seguridad que ellos como funcionarios públicos deberían de velar por cada uno de nosotros.

La tercera, es el tema de movilidad y transporte. El señor Alcalde le quitó sin un ápice de remordimiento, el pan, la comida tanto a los mototaxista como a los ciudadanos de estratos uno dos y tres, que son quienes se trasladaban en la ciudad con este transporte informal. Ahora tiene que rascarse el bolsillo y tomar un taxi, lo que representa un mayor gasto diario, y caminar ocho o diez cuadras para poder conseguir las escasas rutas de transportes con la que contamos. Súmese a esto, el hecho que aquellos que sí cuentan con una moto, se encuentran con el inconveniente que no pueden usarlas si no está a su nombre y que sólo pueden transportar a personas de su núcleo familiar debidamente sustentado. Es que el problema radica en que en su intento por querer copiarse de Barranquilla, a ‘tajo’ nuestro Alcalde tomó la decisión de acabar con las motos y no trajo suficientes busetas para suplir este servicio; quedando los señores mototaxistas sin sustento, la ciudad colapsando por falta de transporte y la gente de estrato uno, dos y tres, con el bolsillo afectado.

Y por último, la cereza de este pastel, y es por eso que no nos asombra que este Alcalde se encuentre entre los peores alcaldes de Colombia, situación que no tiene nombre ni carta de presentación; El alcalde Freddy Socarrás contrata a una periodista de la FM y le paga mil 400 millones de pesos para que venga a hablar de paz en Valledupar; cuando ni en La Habana se han puesto de acuerdo y cuando el Estado es quien debería adelantar las estrategias para llevarlas a los entes territoriales, llámense municipios y departamentos. Sí, Valledupar ha sido afectado por la violencia y hemos sido muy afectados por esta guerra, tanto por parte de los paramilitares y por la guerrilla, pero primero hay que esperar que se pongan de acuerdo el gobierno y la guerrilla en Cuba y que por fin se firme una paz, para pasar a la socialización de un tema que en estos momentos no se sabe si va a tener un final feliz. Dinero, que estando en Ley 550, bien pudo ser invertido en los problemas que realmente están afectando a nuestra comunidad como son: movilidad, seguridad y empleo. Con mil 400 millones de pesos se pudieron crear programas de empleo, vivienda y solucionar el problema de agua que aun tenemos en Valledupar, pero no a dárselos a una periodista para que venga a hablar cháchara en un colegio con dos o cinco más. ¿Dónde tiene la cabeza el alcalde Freddy Socarras?, como dice el refrán: “Averígüelo Vargas”.

Recomendada

EL ÁNGEL DE LA GUARDA DE LUCHITO Y ENRIQUE

Esta semana en el Semanario La Calle, hablaremos de dos procesos que, aunque parecen aislados …

Deja un comentario