Inicio / Opinión / Columnistas / ¿Duque o Petro?

¿Duque o Petro?

Hace un poco más de dos meses, se publicó la primera encuesta después de las consultas. Iván Duque apareció primero en la intención de voto, en segundo lugar Gustavo Petro y luego, pero muy alejado, el lote que contiene el resto de candidatos. A pesar de que algunos afirmaron que la disparada de Duque se debía al “efecto consulta”, el tiempo demostró lo contrario, desde entonces el panorama no ha cambiado. Todos se han mantenido en sus lugares y la victoria de Duque es inmininente. ¿Habrá segunda vuelta?, el fervor de la ciudadanía apunta a que los colombianos se ahorrarán no sólo los 250 mil millones que cuesta, sino también el riesgo que representa enfrentar a Gustavo Petro.
Los candidatos del lote, Fajardo, Vargas Lleras y De La Calle, nunca despegaron. Fajardo ¨ni fu ni fa¨, muy tibio, nunca tomó posiciones claras sobre los temas más relevantes del país y cuando quiso hacerlo ya era muy tarde. Claudia López fue un desacierto, tiene mucha resistencia y le aportó sólo votos que Fajardo ya tenía conquistados. Vargas Lleras representa un tercer gobierno de Santos y Colombia no quiere continuismo. De La Calle y su ¨paz¨, tienen a las Farc en el congreso y delinquiendo al mismo tiempo. En fin, la desición que tomará Colombia se reduce a los candidatos Iván Duque y Gustavo Petro.
Es preocupante que un candidato de la extrema izquierda, que desde el M-19 hizo tanto daño al país y que tuvo un paso desastroso por la alcaldía de Bogotá, sea el único que le esté haciendo frente a la victoria de Duque en primera vuelta. Petro tiene un arma que ha logrado convencer a más de un incauto, su discurso populista. Acude al odio de clases y toma ventaja de la brecha económica que hay en el país para trasmitir un deseo de quitarle lo que tiene a quien ha trabajo para conseguirlo. La historia nos ha demostrado que cuando se irrespeta el derecho a disponer libremente de la propiedad no hay emprendimiento, se cierran las empresas, el dinero migra hacia otros países, y se acaba la inversión extranjera. No vayamos lejos, miremos Venezuela, país que aplicó un modelo bautizado como ¨neopopulismo¨ bajo la asesoría de Petro a Chávez. Si en pocó tiempo el socialismo del siglo XXI quebró ese próspero país, en un abrir y cerrar de ojos pasaría lo mismo en Colombia.
Cada vez estoy más convencido de que el único candidato que representa el cambio que necesita el país es Iván Duque. Mientras Petro propone no modificar un acuerdo de ¨paz¨ que permite que Santrich sea elegido congresista y al tiempo puedan traficar drogas, Duque es el único que promete reformas sustanciales. Mientras Petro promete subir impuestos para asfixiar al propietario, Duque bajará los impuestos para que las empresas afronten el reto de subir salarios y de ampliar la contratación de personal. Petro propone cero carbón y cero petróleo, esto incluye dejar de percibir 850 mil barriles de petróleo diarios, lo que significa renunciar a la quinta parte del PIB, para que pasemos a la importación de combustibles. Duque propone diversificar la economía sin quebrar el país ni estigmatizar un sector que hoy financia muchos programas de salud, educación, vías, entre otros. Petro propone un país sumergido en la drogadicción, Duque prohibirá la dosis mínima para que los jíbaros puedan ser judicializados y no se protejan bajo esta falsa legalidad. Mientras Petro, como buen dictador, afirma necesitar 10 años o más en el poder, Duque respetará los períodos de 4 años. Petro protegerá a delincuentes justificando sus delitos, como lo hizo de Alcalde cuando le puso un salario a ladrones de celulares. Duque tendrá mano dura contra los criminales, desde ladrones de celulares hasta políticos corruptos a quienes promete darle cárcel tras barrotes y aplicarles extinción de dominio exprés.
Ahora bien, contrario a lo que predica en sus discursos, Petro ha hecho exhibición de una campaña con gran poderío económico, incluso es la que más dinero ha recibido. Esto se evidencia en la alta inversión publicitaria y una costosa logística en sus manifestaciones que cuentan con el mejor sonido, movilización en buses, refrigerios y demás. Me surge la inquietud del origen de tantos recursos, ¿Habrán aportes de las FARC ¿Habrán aportes de Maduro?, recordemos que el candidato tiene el apoyo de Timocheko y que en sus eventos es frecuentemente recibido por miembros de las FARC. Asimismo, se le relaciona con el empresario colombiano Álex Saab contratista de Maduro, quién sería el puente entre ambos.
Sin lugar a dudas, este domingo tenemos el deber de ganar en primera vuelta con Iván Duque. Multipliquemos el mensaje y contémosle a esos amigos que tienen la intención de ir con Fajardo o Vargas, pero que en la segunda vuelta sí votarán por Duque, que si votamos todos masivamente en primera por Duque alcanzaremos ese poquito que hace falta para evitar una peligrosa segunda vuelta con Petro. El futuro es de todos.

Recomendada

MENTALIDAD DE BANDIDO

“Yo soy Jhon Jairo Velásquez Vásquez alias Popeye, alias J.J lugarteniente y asesino de confianza …

Deja un comentario