Sábado , noviembre 25 2017
Inicio / EDICIONES SEMANARIO / El convenio con el que se habrían robado 50 millones de pesos
El convenio con el que se habrían robado 50 millones de pesos

El convenio con el que se habrían robado 50 millones de pesos

Plagado de irregularidades encontró la Contraloría Municipal de Valledupar el Convenio de Cooperación 080 firmado por la Alcaldía de la capital del Cesar en la administración de Fredys Socarrás y la Fundación para el Trabajo Humando Escuela de Padres, cuya representante legal que aparece firmando el contrato corresponde al nombre de Rosalba Cujia.
El objetivo de dicho convenio era el de aunar esfuerzo técnico, humano, administrativo y logísticos para el desarrollo y ejecución del proyecto productivo de competitividad para padres de familia de los estratos vulnerables, bajos y desplazados del municipio de Valledupar.
Para la realización de este convenio se estipuló un valor de 50 millones de pesos para que se ejecutara en tres meses, y aunque el monto no es muy exorbitante, el verdadero trasfondo está en que podríamos estar frente a la punta del iceberg del entramado que se pudo haber formado para sacar contratos de mínima cuantía el último año de administración del exalcalde Fredys Socarrás, pues se tiene certeza que como este existen muchos otros contratos a los que la Contraloría debería estar haciéndole seguimiento.
Ahora bien, en el informe que sacó la Contraloría hace pocos días y al que tuvo acceso este medio de comunicación, el ente de control pudo concluir que: “para la ejecución de este convenio de cooperación se presupuestó una suma de 50 millones de pesos, el cual existe la posibilidad de no ejecución, pero si su cancelación por parte del municipio de dicho valor, y sólo quedó plasmado en el documento”.
Además de ello el informe de la Contraloría advierte que varios de los ítems que se establecieron para el convenio y que se les asignó un presupuesto no fueron realizados por lo que se infiere que los recursos habrían quedado en el bolsillo de alguien más. Y como si fuera poco, se pudo concluir que este convenio se hizo sin ningún tipo de planificación, lo que daría a entender que estamos frente a un contrato de papel que se habría hecho para legalizar la suma de 50 millones de pesos.
El rosario de irregularidades no acaba, puesto que también concluyó el ente que se utilizaron ocho millones 200 mil pesos para pagar compromisos que se habían adquirido meses antes de que se firmara el convenio.

Ricardo Vives descubrió todo

Todas estas irregularidades se pudieron conocer porque el ex concejal Ricardo Vives asegura que a la Corporación en el año 2015 comenzaron a llegar muchas quejas por parte de la comunidad que advertían sobre este tipo de anomalías en la contratación que se estaba haciendo cuando Socarrás y demás funcionarios estaban casi que saliendo de la administración.
“En el ejercicio del año 2015 fueron muchas irregularidades que la misma comunidad se acercaba al Concejo a denunciar de muchos contratos que podrían ser de papel, contratos que podrían estar legalizándose nada más sin hacer las actividades, dentro de estos encontramos reposa el 080 que supuestamente fue ejecutado por la Secretaría de Educación y un operador de aquí de la ciudad”, aseveró Vives.
Además de ello agregó, “las quejas de las ciudadanía, más las negativas de contestar los derechos de petición, donde se pedían los soportes contractuales me conllevaron a pensar de que si estaban negando la información es porque querían ocultar algo, por eso saliendo del Concejo, como lastimosamente no pude seguir nuevamente, como ciudadano interpuse denuncias de muchos contratos que se hicieron en el último año del exalcalde Socarrás y que posiblemente podrían estar similares a este”.
Finalmente el ex concejal Vives sostuvo que le tocó usar medios legales para que le pudieran entregar la información. “Lo que más me causó curiosidad es que me tocó hacer una tutela para que me pudieran entregar la información, y encontró que los documentos están borrosos, impresos unos con otros, planillas de los padres de familia que supuestamente fueron capacitados no coinciden con la fecha de la firma del contrato que fue para el mes de octubre y estas planillas fueron hechas del mes de abril y mayo del mismo año, no tuvo ejecución y no se ejecutaron todas las actividades”.
Es decir que el contrato se hizo y legalizó con algunas actividades que ya se habían hecho meses atrás mucho antes que se firmara el contrato, pareciera ser entonces que estamos frente a un contrato de papel, por lo que es indispensable que las autoridades tomen medidas al respecto, y descifren si estamos frente a un desmantelamiento de los recursos de la capital vallenata a través de contratos de mínima cuantía.
De otro lado, este medio de comunicación trató de establecer comunicación con la Fundación para el Trabajo Humando Escuela de Padres, para conocer su versión frente a estos hechos y no ha sido posible.

Recomendada

Megaparque Panamá sigue tomando forma con instalación de grama sintética y construcción de graderías (1)

Megaparque Panamá sigue tomando forma con instalación de grama sintética y construcción de graderías

Valledupar cada día se consolida en la construcción de infraestructuras que dignifiquen a los ciudadanos, ...

Deja un comentario