martes , noviembre 13 2018
Inicio / Semanario / Local / El karma de las empresas de taxis en Valledupar

El karma de las empresas de taxis en Valledupar

Dos de los propietarios de las empresas de taxis más importantes de Valledupar hablaron con La Calle frente a las motivaciones que los ha llevado a protagonizar diversas protestas en la ciudad, pero además de ello reconocieron que dentro del gremio de taxistas existen muchos que abusan de la ciudadanía, lo que ha generado fuertes cuestionamientos sobre el servicio que prestan.

Valledupar es una ciudad que aún tiene enormes deficiencias para ofrecerle a sus ciudadanos un servicio de transporte público óptimo, las críticas contra las rutas de busetas y los taxistas se cuentan solas, negar que existe una gran inconformidad sería tratar de tapar el sol con una mano.
Pero a la luz de verdad, también hay que decir que existen muchas circunstancias que imposibilitan que las empresas inmiscuidas en el tema del transporte público mejoren la prestación del servicio. La ilegalidad parece ser una de las más férreas enemigas a vencer, por ello desde que comenzó este año tanto taxistas como buseteros, han realizado varias protestas argumentando que el mototaxismo y la demás plataforma virtuales los están llevando a la quiebra.
Joaco Guillén, gerente y propietario de la empresa Teletaxi en Valledupar, habló con La Calle sobre las circunstancias que los ha llevado a manifestarse en diversas oportunidades. “Estamos al borde de la quiebra hace ya cinco años, porque la ilegalidad nos tiene a todo el mundo con letreros vendiendo los carros, a otros los bancos les están quitando los vehículos porque se creció la ilegalidad por falta de una autoridad fuerte para combatirla”, explicó.
Según Guillén, existe tres modalidades que están afectando a los taxistas de Valledupar, en primera medida los mototaxistas, los carros particulares que prestan el servicio de taxi y colectivos, y las busetas que hacen viajes intermunicipales que llevan a los pasajeros hasta las puertas de sus viviendas, por ello el llamado que hizo fue a que las autoridades ejerzan un mayor control.
De otro lado, para Jesús Antonio Daza, gerente y representante legal de Servi Taxi Franja Fucsia, es claro que la administración ha expedido los decretos para controlar el transporte ilegal en la ciudad, pero se ha quedado en letra muerta a raíz de que no se estaban haciendo los controles respectivos para hacer que se respetaran las restricciones. “Ese es el descontento del gremio de los taxistas porque precisamente la ilegalidad al no tener control nos afecta directamente”, aseveró.
Daza agregó, “el mes de agosto fue el peor mes en la historia, o por lo menos desde que yo tengo de estar de transportador en 16 años, fue malo porque al no haber ningún tipo de control los mototaxistas estuvieron como pedro por su casa recorriendo y llevando gente, por eso colocamos las calcomanías que por la falta de control estábamos quebrados, una vez el primero de septiembre comenzaron a hacer los controles de inmediato se vieron los resultados”.

Pidieron disculpas por los abusos

La otra cara de la moneda dice que en la capital vallenata existen muchos taxistas que ultrajan a sus usuarios. Las redes sociales de este medio de comunicación en diversas oportunidades han recibido decenas de comentarios de vallenatos que desacreditan a los taxistas, al tiempo que los invitan a mejorar el servicio para que la gente no se vea en la necesidad de usar otros medios de transporte.
Cobro excesivo en las tarifas, no hacer la carrera porque para esa zona de la ciudad no va, poca atención, e incluso insultos y agresiones, son las quejas recurrentes de los vallenatos y visitantes, las cuales se las trasladamos a los dueños de las mencionadas empresas quienes las aceptaron y de paso pidieron disculpas, además comentaron que ya trabajan para tratar de controlar estas situaciones.
“Primero que todo pedir disculpas a esos usuarios en nombre del gremio, pero a nosotros se nos está infiltrando muchos conductores que no dan para hacer la tarifa, van y le dejan el carro al propietario y este como tiene compromisos con el banco o letras por pagar se desesperan y le entregan el taxi a cualquier persona sin consultar de dónde viene, y son esas las que nos están haciendo daño al gremio y a los buenos conductores que son el 90%”, dijo Guillén.
Dijo además que ya se trabaja en la depuración de una lista que permita identificar a los taxistas idóneos y sacar a aquellos que se están pasando con el cobro de tarifas y el mal trato a los vallenatos.
“Hay dos sindicatos de conductores que ellos están filtrando los nombres, cada una de las empresas ya tenemos un grupo y allí nos estamos reportando, cuando un conductor llega le pedimos la hoja de vida y lo metemos al grupo y allí nos entregan las referencias de cada uno, lo que queremos es depurar. También tenemos una tarjeta de control, esa tarjeta debe ir en el espaldar del carro con los precios, y el carro y conductor que no esté acto para trabajar no le damos esa tarjeta, por eso le pido a la Policía que le pida esa tarjeta de control porque el que no la tenga no debe estar circulando”, explicó.
Para sorpresa de muchos Guillén denunció además que esas aplicaciones de celular por las cuales los usuarios piden taxis son ilegales y que las empresas legalmente constituidas no trabajan con ellas, “yo le pido a los usuarios que llamen a los teléfonos directamente de las empresas y no de esas aplicaciones que no tienen carro, hay detectadas como 8 aplicaciones que son ilegales”.
Por su parte, Jesús Antonio Daza también reconoció que las quejas contra el gremio son ciertas y que por ello ya ideó una estrategia para identificar a los conductores de su empresa que caigan en ella, pero para ello es necesario que la ciudadanía tome las placas del vehículo y denuncie.
“En eso tiene la ciudadanía toda la razón, nosotros somos los representantes del transporte como empresa, pero ¿qué está haciendo Franja Fucsia?, cuando el usuario pide el servicio, nosotros cumplimos de forma automática enviarle el vehículo, pero otra cosa ocurre cuando el servicio llega a manos del taxista, puesto que ya es potestad de él ir o no, cobrarle lo justo o más, pero nosotros para ejercer un control pedimos al usuario que se vea afectado en su buena fe por el cobro excesivo o que el taxista no quiera llevarlo, sólo porque no quiere, les pido llamar a la empresa y avisar porque yo inmediatamente suspendo al taxista devolviéndole al usuario un bono para que en algo podamos resarcir el daño”, concluyó Daza.

¿Qué dice la administración municipal?

Al respecto el secretario de Tránsito de Valledupar, Víctor Arismendy, aseveró que son conscientes de todas las quejas que se expresan a diario, y que por ello ya se sentó con los representantes de las doce empresas de taxis que están registradas para trabajar en la ciudad para tomar medidas.
“Estamos en conversaciones con el Sena, hay una alianza que estamos formalizando entre la Alcaldía de Valledupar a través de la secretaría de Tránsito para que prontamente lancemos un curso de capacitación a todos los taxistas de Valledupar, y los primeros módulos que vamos a ofrecer es de servicio al cliente porque lo que queremos es mejorar la confianza entre usuarios y taxistas”, aseveró Arismendy.
Otra de las medidas que anunció el secretario de Tránsito tiene que ver con ejercer un mayor control con las empresas para que se organicen y puedan recepcionar y dar trámite a las quejas de los usuarios, además de que debe ser obligatorio que todos los taxistas lleven en una parte visible para el usuario la tarjeta de control que es donde queda expuesto el nombre del taxista, placas del vehículo y contacto de la empresa a la cual está registrado el automotor.
“Cualquier situación anómala, donde el usuario sienta que el taxista le cobró de más o no le quiso prestar el servicio tiene que remitir una queja a la secretaría de Tránsito para poder iniciar la investigación respectiva, pero quejarse en emisoras o redes sociales, eso no nos sirve porque tenemos que ajustarnos a la reglamentación del ministerio”, explicó el secretario.

Recomendada

La historia oculta de quien preserva la memoria del Concejo de Valledupar

El 8 de septiembre de 1994 quedó marcado para siempre en la memoria de Juan …

Deja un comentario