Inicio / Opinión / Columnistas / ¿EL LOBO BUENO O EL LOBO MALO?

¿EL LOBO BUENO O EL LOBO MALO?

Por estos días todo el mundo habla de su candidato preferido tanto a la Cámara, Senado y presidencia.
Dicen que la política es la cueva de los lobos rapaces, y según el presidente Santos de manera impúdica manifiesta: “La ambición por el poder infortunadamente saca a relucir lo peor de la condición humana”.
El lobo es un animal estigmatizado por su astucia y por su ferocidad, de ahí han nacido nombres de películas como el Lobo de Wallstreet. Pero no todos los lobos son malos.
Veamos las características de un buen líder, del “Lobo Alfa” según el Código de los Lobos, así podrás deducir que tipo de lobo político sigues, si es bueno o es malo.

¿QUE TIPO DE LOBO POLÍTICO SIGUES?

No todos los lobos son rapaces depredadores, existen los Lobos Alfa, que son los lobos guardianes y preservadores.
Según el Código o Credo de los Lobos el líder de la manada política debe ser:
1. Protege a su familia: El buen lobo político, en lugar de morder, destruir, usar y excluir a los demás lobos de la manada como si fueran objetos desechables, el Lobo Alfa los protege, los cuida con afecto.
2. Honra y respeta las canas: El Lobo Alfa político, reconoce que en la manada hay diferentes niveles de madures, unos más que otros y busca consejo en los lobos más maduros.
3. Enseña a los demás jóvenes: Da valor a la energía de los jóvenes en lugar de explotarlos, enseña y deja un legado, no solo los ve como idiotas útiles, sino como la fuerza potencial.
4. Es fiel a sus amigos: Un viejo y buen lobo político tiene un anillo íntimo, un circulo fraterno al cual le exige fidelidad y también le debe fidelidad, el colmo de un político es traicionar a los fieles amigos.
5. Trabaja en equipo: Un buen lobo político, jamás se engaña a si mismo creyendose el todo de la campaña, este reconoce que sin su equipo y las masas que lo siguen jamás llegaría donde está, siempre coopera con la manada, facilita las cosas, no solo se dedica a dar órdenes, aporta en todas las áreas.
6. Es un cazador: Así como enseña a todos los lobitos a cazar para que no mueran de hambre, el Lobo Alfa Político caza para alimentar a la manada, va dejando sus presas para que la manada las tome; no piensa solo en él, sino en todos, hasta en el lobo más débil.
7. Comparte sus afectos: No solo determina a un tipo de persona sino que hace sentir especial a todos, no es elitista pero si muy genuino y real con la manada.
8. Expresa Sentimientos: Existen líderes políticos tóxicos, generadores de contiendas y conflictos, un buen lobo político genera todo lo contrario, manifiesta sentimientos de bondad y de unión en el grupo.
9. Deja su marca: El buen lobo político deja una huella especial en la mente y el corazón de su manada, para cuando estos remembren su campaña generen recuerdos de bienestar, sentimientos de prosperidad y así quieran participar en la próxima contienda electoral.
Por ahí andan aullando varios lobos, lobos fantasmas, lobos rapaces, lobos depredadores. Cerciórese a ver qué tipo de lobo político sigue y mire a ver si su candidato es el Lobo Alfa, el lobo protector, de los buenos lobos.

Recomendada

ACABEMOS CON LOS ‘GOTA A GOTA’, PERO LEGALMENTE

Cobra diarios o ‘gota a gota’, si no los ha experimentado no se meta. Es …

Deja un comentario