jueves , noviembre 15 2018
Inicio / Ediciones Semanario / El monopolio que tiene fuera de circulación a Costa Line

El monopolio que tiene fuera de circulación a Costa Line

Hoy muchos costeños se preguntan cuál habría sido el motivo por el que hace ya dos años Costa Line, empresa que estaba en la cúspide en el transporte de pasajeros entre las ciudades de Valledupar, Santa Marta y Barranquilla, tuvo que parar sus operaciones. Maniobras administrativas para sacarla de circulación hacen parte de esta historia en la que los más afectados han sido los ciudadanos, que tuvieron que acomodarse a los elevados precios y horarios de dos empresas en particular que supieron aprovechar la coyuntura, Brasilia y Copetran. Sin embargo, es cuestión de semanas para que Costa Line vuelva en busca del lugar que dejó.

 

“Lo que yo quiero que la ciudadanía sepa es que la parálisis que tuvo Costa Line fue por la persecución que he sufrido por parte de la gerente de Cotracegua, que fue nombrada por la Superintendencia de Puerto y Transportes y a quien tengo denunciada penalmente por daños y perjuicios”, con esas palabras Carlos Darío Hernández, propietario de la línea de buses Costa Line, resumió el por qué su empresa tuvo que parar de prestar el servicio que ofrecía y, que a la luz de la verdad, era el mejor con el que se contaba para moverse entre las ciudades de Valledupar, Barranquilla y Santa Marta.

Para poner en contexto, en el 2007 Costa Line comenzó a operar gracias a un convenio que estableció con la Cooperativa de Transportes del Cesar y La Guajira (Cootracegua), es decir que los primeros podían trabajar a través de los permisos de las rutas y horarios que tenía Cotracegua ante el ministerio de Transporte, una operación muy normal que aún se da entre muchas empresas dedicadas a dicha labor.

Según explicó Hernández, durante los primeros años todo funcionó de maravilla entre Cotracegua y Costa Line, tanto así que esta última se consolidó como la empresa líder en la región, el cumplimiento en los horarios, la seguridad y la calidad de los buses los llevaron a ser la primera opción de muchos ciudadanos a la hora de viajar.

Costa Line tenía 30 buses afiliados a Cotracegua, y era esta la que tenía que entregarle las tarjetas de operación para que el servicio pudiera rodar. Sin embargo, Hernández comentó que hacia mediados del 2015 las cosas comenzaron a cambiar, el servicio desmejoró considerablemente. “Durante una época ellos estuvieron muy atentos al servicio, después se pusieron a proponer el servicio mío a otros terceros para hacerme la guerra, y lo lograron violando el contrato, me cancelaron el convenio y no me quisieron renovar unas tarjetas que se me vencieron en un mes de diciembre”, dijo Hernández.

La situación empeoró cuando Cotracegua tuvo que ser intervenida por la Superintendencia de Puertos y Transporte, por lo que la Súper nombró una interventora y de paso gerente, Adriana Betancur Ortiz, y con su llegada se desató una lucha frontal entre los representantes de ambas empresas que llegó hasta los estrados judiciales y que hoy continúa.

“La señora interventora y gerente no me quiso renovar las 16 rutas de operación vencidas, con eso se sobreentiende que ella no vino a salvar a Cotracegua, sino que llegó a atacar a Costa Line, a sacarla porque se la querían entregar a un tercero, hasta el momento todavía sigue la persecución a pesar de que el Ministerio me dio la desvinculación, me siguen persiguiendo por otros lados para conseguir el objetivo de que yo no salga a trabajar pero ya no tienen nada que hacer porque ya tengo una empresa con la que voy a comenzar a operar”, dijo Carlos Darío Hernández.

Según lo dicho por el dueño de Costa Line, el propósito de la interventora era acabar con su empresa, puesto que no le quiso renovar las tarjetas de operación, y además bloqueo de todas las formas posibles que él se pudiera retirar de Cotracegua a buscar otra empresa con la cual afiliarse y seguir trabajando. Por ello sostuvo que tuvo que recurrir ante el ministerio de Transporte que fue en últimas la que le dio la razón y le permitió acabar con dicho convenio, el cual sólo pudo disiparse en abril del año pasado, pero el costo para él fue muy grande puesto que tuvo que asumir enormes pérdidas.

“No me quiso renovar las tarjetas para afectarme económicamente porque yo tengo mis compromisos, yo los buses los estaba pagando y ya los tengo dos años parados, sufrí de muchas demandas, a raíz de eso yo le puse una denuncia penal a ella que no ha surgido no sé por qué”, dijo.

Además, agregó que “no se entiende a esa soñara (Adriana Betancur Ortiz), si ella vino a salvar a Cotracegua, ella tenía que ver primero la situación de la empresa, quién le producía económicamente, pero ella llegó de una a atacar a Costa Line, porque nosotros éramos el pulmón económico de Cotracegua, este es el momento en el que ella no ha hecho nada por salvar a esa empresa”.

Según los reportes contables que Hernández conserva, su empresa Costa Line le dejaba en ganancias más de mil millones de pesos al año a Cotracegua, por eso no se explica por qué la interventora llegó con el ánimo de afectarlo, para él es claro que todo esto se orquestó para que beneficiar a alguien más, para que ese otro tercero se hiciera con el servicio y manejar los precios y horarios como mejor le pareciera.

Hoy Cotracegua sigue intervenida por la Súper con deudas que podrían superar los 13 millones de pesos, información que no está confirmada puesto que este medio de comunicación buscó en varias oportunidades a Adriana Betancur Ortiz en su oficina en la Terminal de Transportes de Valledupar, pero no fue posible ubicarla, igualmente le dejamos un número de contacto para que se comunicara una vez tuviese el tiempo, pero tampoco lo hizo.

Hoy, después de cerca de dos años fuera de circulación, Costa Line se prepara para volver al ruedo, según indicó Carlos Darío Hernández, ya cuenta con una nueva empresa con la que comenzará a operar para brindar el mismo servicio a los mismos destinos.

Recomendada

Profesores de Valledupar otra vez a protestar

El próximo jueves 15 de noviembre los colegios públicos de Valledupar no tendrán clases, toda …

Deja un comentario