Jueves , noviembre 23 2017
Inicio / EDICIONES SEMANARIO / El novelón con los registradores salpicados por irregularidades continúa
El novelón con los registradores salpicados por irregularidades continúa

El novelón con los registradores salpicados por irregularidades continúa

Hay una canción muy famosa del gran compositor y músico soledeño Alci Acosta llamada ‘El contragolpe’, tema que le cae como ‘anillo al dedo’ a la situación que hoy por hoy están viendo siete registradores del departamento del Cesar, con la Registraduría Nacional.

La situación es tan compleja que hasta demandas hay de por medio y al interior de la Registraduría hay un hermetismo frente a esta situación, sin embargo Semanario La Calle habló con una fuente de esa institución quien nos contó algunos de los detalles del porque están agarrados, y sin duda revelaremos en este artículo.

Pero vamos desde el comienzo, cada cinco años la Registraduría Nacional evalúa a cada uno de los registradores que tiene en los diferentes municipios del país, a comienzos de este año se hizo dicha evaluación, en donde principalmente se busca analizar si dichos funcionarios están haciendo bien su labor.

En ese análisis se tuvieron en cuenta 3.409 registros en todo el Cesar, que posiblemente podrían tener problemas de legalidad, de los cuales la fuente asegura que tan sólo fueron encontrados siete hallazgos, y por los cuales la Registraduría sacó del cargo a siete registradores del Cesar de los siguientes municipios: Becerril, La Jagua de Ibirico, Chiriguaná, Pailitas, Chimichagua, El Copey y Curumaní, quienes fueron suspendidos de manera inmediata y tuvieron cerca de cinco meses por fuera de los cargos, para que la noticia no se filtrara a los medios de comunicación, de manera sigilosa la mencionada entidad nombró registradores auxiliares para que se continuara con la expedición de documentos y demás actividades propias de este tipo de entidades.

Para la fuente que nos contó todos estos menesteres, resulta ilógico que la Registraduría hubiese sacado del cargo por tanto tiempo a estos funcionarios sin que se tuvieran las pruebas necesarias. “Primero los condenaron y después los absolvieron”, aseveró la fuente a este medio de comunicación.

Por eso es que ahora ha llegado el contragolpe de los registradores como compuso el maestro Acosta, y sí es verdad que viene sin contragolpe puesto que ya están nuevamente reintegrados en sus cargos y los procesos aseguran fueron archivados, por ello se armaron con unos abogados y demandaron a la Registraduría para que les paguen los sueldos que dejaron de percibir los meses que estuvieron en sus casas sin hacer nada, esperando que se adelantara el proceso.

 

¿Cuáles fueron las anomalías?

Ahora bien, la llegada masiva de venezolanos y colombianos que residían en el vecino país de Venezuela fue el detonante, ya las anomalías en las que habrían incurrido estos personajes viene de allí.

El ‘rum rum’ que se escuchó inicialmente fue de que algunos registradores del Cesar, estaban siendo suspendidos por estar recibiendo dádivas para amañarles papeles a venezolanos, para ser más claros, se dijo que estos personajes habrían sido suspendidos porque estaban recibiendo dinero para volver a legalizar sin mayores inconvenientes a los venezolanos que siguen llegando al país.

Sin embargo, vale la pena aclarar que pocos detalles de la situación se han podido conocer porque dicha entidad no emitió ningún comunicado ni publicó la resolución en donde suspendía  a los registradores, es más hasta le habría prohibido a los salpicados hablar del caso ni con sus familiares.

La otra versión que se conoció frente al porqué de las suspensiones, es que se habría dado a raíz de que colombianos que tenían muchos años viviendo en Venezuela y que tuvieron sus hijos en ese país en los últimos meses han migrado de nuevo a Colombia, trayendo consigo sus hijos nacido en Venezuela, pero con los registros alterados o sin apostillar.

Es decir, los registradores se habrían dedicado a certificar esos registros creyendo que los documentos que les presentaban eran legales, sin embargo por el escepticismo con lo que se ha querido manejar el tema se pueden generar muchas dudas al respecto.

 

En La Guajira la cosa está peor

Pero si por el Cesar llueve, en el patio de nuestros vecinos guajiros no escampa, ya que la situación allá sería algo más compleja que acá. Según un dato al que tuvimos acceso en el sólo municipio de Uribia la Registraduría habría encontrado más siete mil 800 problemas de legalidad en los  registros, una cifra que casi duplica a todos los hallazgos en el departamento del Cesar, esto sin contar otros municipios guajiros como Maicao o la misma capital Guajira.

Esta situación se estaría presentado en todos los departamentos que son frontera con Venezuela, tales como Norte de Santander, más especialmente en Cúcuta, al igual que los municipios de Arauca, por lo que la Registraduría está tratando de resolver estos inconvenientes pues es claro que su sistema está siendo fácilmente vulnerado y no han podido cómo parar este problema.

 

Recomendada

Alcaldesa Andrea Ovalle afirma que el proceso de paz le abrió nuevas puertas a La Paz.

Alcaldesa Andrea Ovalle afirma que el proceso de paz le abrió nuevas puertas a La Paz

En el primer año de ‘La paz’, se respira un aire de esperanza en el ...

Deja un comentario