Jueves , septiembre 21 2017
Inicio / Editorial / El Sena Regional Cesar un fortín político mal administrado

El Sena Regional Cesar un fortín político mal administrado

El manejo de las instituciones públicas no debería  ser solamente discrecional del gerente o director de turno, debería obedecer a una planeación estratégica que realmente beneficie a los que dependen de ella.

Al parecer este pequeño detalle se le ha olvidado al actual director regional del  SENA,  quien no sé cómo estará planificando o actuando  a la hora de tomar decisiones de suma importancia para  todas aquellas personas que se benefician de una de las  instituciones más representativas que hay en Colombia como lo es el SENA.

El SENA  es una institución que fue creada para el beneficio de aquellas personas  que no cuentan con los recursos financieros suficientes para poder estudiar en una universidad y de esa manera capacitarse para ejercer o desarrollar alguna actividad.  Al trascurrir del tiempo la dirección del SENA se ha convertido en un fortín político, obviamente por su nómina de empleados, la cantidad de estudiantes que maneja  y esto ha hecho que en dicho cargo  se confunda.

El director regional del SENA, en el Cesar  Orlando Saavedra Zuleta, ha venido haciendo inversiones en torno a los requerimientos de la institución, sin contar con la  planificación, ni con las necesidades reales que tienen las instalaciones.

Al Semanario La Calle, han llegado una serie de denuncias que dan cuenta, que al director del SENA, se le ocurrió darle prioridad a la construcción  de una cafetería, que invertir en la adecuación de ambientes escolares que son requeridas con urgencia por los estudiantes; ahora bien  ¿será que esta cafetería es más necesaria que los salones que exigen los estudiantes para recibir sus clases?, para nadie es un secreto que el SENA se ha gastado  cualquier cantidad de dinero  haciendo convenios con universidades privadas, Corporaciones e institutos tecnológicos y hoy gracias  al bajón de recursos que tuvieron, están impartiendo clases en la biblioteca Rafael Carrillo Lúquez, la cual no está hecha para que reciban clases, sino para instruirse a través del material didáctico que allí reposa.

Este director en vez de utilizar  los recursos paras reconstruir, reformar, remodelar las aulas de la institución que están deterioradas, ha gastado  dinero en cosas en las que realmente no debería gastarlas. Sería bueno que el director revise su plan gerencial, porque creo que no la tiene clara y para muchos lo que está es organizando su fortín político  porque tiene  aspiraciones  de llegar a ser alcalde del municipio de Agustín Codazzi, o simplemente haciéndole el favor a alguno de sus jefes políticos.

Es hora de que las autoridades de control la Contraloría, la Procuraduría actúen el en momento, no esperar que pasen  dos o tres años para abrir investigaciones y realmente se vuelvan estas investigaciones  extorsivas en donde el funcionario  ya no está ejerciendo las funciones y al mismo tiempo el funcionario prácticamente el daño ya lo hizo, entonces, ¿dónde está la Contraloría y la Procuraduría para decirle a este funcionario  que en vez de estarse gastando la plata en una cafetería invierta realmente en lo que adolecen los estudiantes del Sena que son las aulas escolares?.

Recomendada

La inseguridad de Valledupar no puede ser ‘caballito de batalla’ de los contradictores

La inseguridad en Valledupar se ha vuelto un caballito de batalla de los político, una ...

Deja un comentario