Inicio / Opinión / Columnistas / EL TIEMPO PASA Y NUNCA VUELVE
Alcira Corzo de Díaz

EL TIEMPO PASA Y NUNCA VUELVE

Por: Alcira Corzo de Díaz

Quiero compartir ahora y no lo dejo para “DESPUÉS “este importante artículo. El TIEMPO pasa y nunca vuelve. Vivimos en constante cambio, en constante evolución, sumidos en rutinas estresantes, viendo como el tiempo se nos escapa de las manos sin que seamos plenamente conscientes de ello.

A veces olvidamos que el tiempo no se detiene, que la vida se nos puede ir en cualquier momento, que los seres que amamos y apreciamos tampoco duran para siempre, por esos decimos que el mejor regalo que le pueden dar a sus hijos, familia y amigos es su TIEMPO. Como personas dejamos muchas cosas para “después”, como si “después” fuera mejor.

Una de las grandes excusas que con seguridad expresan es: no tengo tiempo, me la pasé ocupado, dile a mi mamá que “después” voy a visitarla, te llamo “después”, “después” te digo etc. Se considera que este aplazamiento habitual de actividades incomoda, no se ejecutan porque la persona tiene una débil voluntad, porque vive con la ilusión de que pasará algo, o porque alguien más las hará por él.

Estamos en un tiempo donde todo te preocupa, donde vives día a día por el trabajo, olvidando a todas las personas que te rodean, donde la vida se termina por el estrés, donde todo es pasajero y reemplazable, donde las relaciones de pareja se quiebran al primer conflicto; el viejo refrán lo dice y se repite de generación en generación: “no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”. No dejes nada para “después” porque en la espera del “después” tu puedes perder mejores momentos, las mejores experiencias, los mejores amigos, toda vez que dejas un compromiso, una tarea, una conversación o una decisión para “DESPUÉS”, estas posponiendo tu éxito, tus resultados y todas las bendiciones que Dios tiene para ti.

El Tiempo es un regalo que nos da la vida y que debemos apreciarla. ¿Qué pasaría si eliminamos el DESPUÉS?, recuerden que el “después” puede ser tarde. Estamos para disfrutar, para amar y ser amados, para apreciar la belleza del momento presente, para trabajar por nuestros sueños, incluso para escalar por encima de las adversidades, que me han servido para hacerme cada día más fuerte, vivir cada instante con alegría, una vida que todos nosotros tenemos el honor de disfrutarla; no estamos acá para postergar, quizá ese “después” jamás podrá recuperarlo, recuerda que: ayer y mañana, no existe “EL DÍA ES HOY”.

 

¡ESPERO QUE TU DÍA SEA TAN PLACENTERO COMO TE LO MERECES! 

Recomendada

LA EUTOPIA DEL LOBO Y EL CORDERO

La utopía más grande en Colombia es que algún día las FARC y Centro Democrático …

Deja un comentario