Inicio / Editorial / El Valle de Upar: tierra de encantos, promesas y costumbres

El Valle de Upar: tierra de encantos, promesas y costumbres

El amarillo cañaguate parece haber ‘teñido’ las calles del Valle y no es porque los árboles estén florecidos, es porque Las Piloneras se encuentran batiendo sus polleras en fiestas, en eventos y en las calles, como queriendo ondear con sus faldas la alegría que por estos días tiene prendido el Valle.
Y no es para menos, es que la corona que ostenta Gustavo Osorio ya va a parar a otra cabeza, y no será a la que más piense, sino a la que más notas produzca y éste sábado se adueñe de los corazones que estarán en pleno Parque de la Leyenda Vallenata aplaudiendo cada nota, cada bajo, cada Son y brincando con la mejor Puya.

Nafer Duran y su hermano Alejo, Moralito con su gota fría, Leandro Díaz, Emilianito Zuleta Baquero, todos ellos y otros más, son quienes cada año en ésta fiesta, reviven y ponen de moda la nota autentica, la creación de juglar, la esencia y quienes nutren con su folclor tradicional a los acordeoneros que se baten y muestran su talento frente a un jurado. Como pollos en la gallera sacan pluma y muestran su casta, queriendo con pico y espuela llevarse el premio de ser denominado: El Rey Vallenato 2015.

No existe mejor escenario entonces para propios y extraños que ésta fiesta desarrollada en la tierra del Valle de Upar y así parece consolidarse cada año, porque cada rincón de esta capital se encuentra ‘atestado’ con romerías de todo el país y de puntos de la geografía internacional, que nos dicen que somos dueños de una de las mejores fiestas.

A la altura se ha portado el gremio de hoteleros y los actores turísticos, quienes han estado cargado de detalles para atender a todos los visitantes que hoy miraron nuestra ciudad y su fiesta, mostrando así que Valledupar es de las mejores opciones como destino turístico.

Lo maravilloso de esta celebración, es que además de la música, los artistas y el acordeón, podemos vender nuestro suelo con imagen turística, por la cantidad de sitios de interés para los visitantes, entre los que se pueden mencionar los monumentos instalados en las glorietas de la ciudad, como son: La Pilonera, Mi Pedazo de Acordeón, Juana Luján, María Mulata, La Chichamaya, Los Gallos, Los Músicos, El conquistador Hernando de Santana, El Obelisco y El Cacique Upar, además de escenarios como Los Poporos y El Viajero.

También podemos sentir orgullo y mostrar el Balneario Hurtado con su Parque Lineal y la tradicional Sirena, La Plaza Alfonso López con su imponente tarima Francisco El Hombre y si alguno de los que llegan quieren ‘ahondar’ más en el asunto de los atractivos de nuestra ciudad, podría recorrer los callejones del viejo Valledupar y se encontrará con que lleva el nombre de alguna de sus moradoras y más de una leyenda podrá llevarse en su corazón.

Somos tan afortunados que contamos además con una gala natural como lo son las tierras de Manaure, Pueblo Bello, Badillo y otros encantos naturales, que ofrecen la oportunidad al turista de pasear, conocer y degustar.

Música, leyenda, tradición y folclor, es el regalo que arropa nuestra ciudad, para ser entregado a todos aquellos que llegan y quieran vivir, los encantos, promesas y costumbres de la tierra del Valle de Upar.

Recomendada

Elecciones a Congreso, el verdadero termómetro de las alcaldías y gobernación del Cesar

El mundo político se está moviendo… pero lo primero que hay que tener en cuenta ...

Deja un comentario