martes , diciembre 11 2018
Inicio / Opinión / Columnistas / EMPRENDIMIENTO DE BARRIO
Columnista Ed Isaac Padilla

EMPRENDIMIENTO DE BARRIO

Por: Ed Isaac Padilla

Colombia es el país con más alta informalidad laboral del mundo, 68% según datos de OIT Organización Internacional del Trabajo. La economía inestable hace de la independencia laboral la única manera de sobrevivir.  El colombiano promedio se está inclinando al emprendimiento, en el 2017 se establecieron 1.030.000 negocios bajo la figura de persona natural, la mayoría de ellos ventas al por menor; pequeños restaurantes, empresas de giros, barberías y tiendas de barrio son los de más alta demanda con un 37% en formación.

El barrio es la gran oportunidad de emprendimiento, el gran aliado de negocios en tiempos de crisis. Con una buena estrategia de marketing y mucho esfuerzo, las personas se pueden convertir en los Reyes de su localidad.

Existen cinco razones por las cuales el emprendimiento de barrio se ha convertido en un fuerte musculo local:   Uno) La cercanía es uno de los condicionantes más relevantes a la hora de contratar servicios. El poder del servicio a domicilio hace de los negocios de barrio algo así como una tienda online, con la ventaja de que ya cuentan con un tráfico de usuarios físicos, minimizar el desplazamiento de los clientes es un plus importante. Dos) El negocio de barrio da vida a la localidad, por que llenan las calles de gente y dinamismo. Tres) Además los precios deberían ser más razonables y económicos ya que el proveedor conoce el estado socioeconómico de sus clientes. Cuatro) La riqueza queda en el barrio y no va a las grandes corporaciones. Cinco) Se ayuda a reducir el desempleo en el barrio.

El emprendimiento de Barrio es la opción viable entendiendo que el 75% de los trabajadores del mundo no tienen empleo estable, la problemática es a nivel global. Tres cuartas partes de los trabajadores del mundo no tienen un empleo constante. En Europa apenas el 17% están en esa situación mientras en América Latina es de un 69%. Sólo la cuarta parte de los trabajadores a nivel mundial tiene un contrato que no es temporal o de corta duración”.

Cada año se incorporan al mercado laboral cerca de 40 millones de jóvenes, uno de los mayores desafíos es resolver el problema de la transición de los jóvenes a la vida económicamente activa, los sistemas educativos no conectan lo suficiente con las necesidades del empleo. Las carreras técnicas cada día cogen más fuerza, se están diseñando carreras en consulta con el sector empresarial, los jóvenes quieren tardar menos en las aulas de clases y más produciendo riqueza; los jóvenes adultos están creando empresa, empresa que bien podrían buscar sus nichos en los barrios.

2.000 millones de personas ocupan un empleo informal, gran parte de ellas en los países emergentes y los países en desarrollo. La mayoría carece de protección social, de derechos en el trabajo y de condiciones de trabajo decentes, 740 millones son mujeres. Las mujeres están más expuestas al empleo informal en la mayoría de países de ingresos bajos e ingresos medios bajos y con mayor frecuencia se encuentran en situaciones precarias.

Esa elevada incidencia de la informalidad es el gran desafío para la realización de TD Trabajo Decente para todos; jóvenes, mujeres, caballeros, trabajo con desarrollo inclusivo y sostenible, es así que el barrio se convierte en una poderosa fuente de emprendimiento.

El barrio impulsa el auto empleo, el barrio impulsa el servicio de proximidad, el barrio es la gran oportunidad de emprendimiento para muchos, en tiempos recesión económica.

Recomendada

CANDIDATO CONDENADO PENALMENTE

Por: Francisco Cuello Duarte En Colombia, para ser elegido Alcalde de un municipio, se requiere el …

Deja un comentario