Inicio / Notas Diarias / En el Cesar las víctimas están en el olvido

En el Cesar las víctimas están en el olvido

Una pantomima mal hecha es el supuesto respaldo que la Gobernación del Cesar dice brindarle a las víctimas y sus representantes en el departamento, puesto que los integrantes que hacen parte de la Mesa Departamental de Víctimas están denunciando que desde que se renovó dicho escenario, hace ya 9 meses, no las han tenido en cuenta para nada. Hoy el tema toma relevancia puesto que los líderes sociales y víctimas del conflicto están siendo masacrados bajo la mirada complaciente de las autoridades.

La Mesa Departamental de Víctimas del Departamento del Cesar está conformada por comités que representa a varios sectores de la población que ha sufrido los embates del conflicto armado, entre ellas a las personas que han quedado discapacitadas en medio de la guerra, jóvenes, mujeres, despojados de tierras, LGBTI, vida y libertad, tortura y violencia sexual, integridad física, afrodescendientes, adulto mayor, entre otros.

Este escenario fue renovado a mediados de septiembre del año pasado, y su propósito es que las cerca de 3.500 víctimas que hay en el departamento tengan un espacio donde puedan hacer visibles cada una de las situaciones que los afecta, por ello se escogieron unos voceros que se deben de encargar de trasmitir esas inquietudes y buscar salidas. Sin embargo, el supuesto apoyo que la Gobernación del Cesar dice tener hacia las víctimas no es más que una fachada que tiene como escudo de papel su eslogan… ‘El Camino del Desarrollo y la Paz’.

Hoy, que el tema de las víctimas ha tomado relevancia a raíz del asesinato de estos trabajadores sociales, se conoció que hace nueve meses las Gobernación del Cesar, a través de su Oficina de Paz, dejó en el cuarto de ‘san alejo’ a los representantes de la Mesa Departamental de Víctimas, quienes piden que por favor los tengan en cuenta.

Óscar Moreno, coordinador de la Mesa departamental en restitución de tierras, habló con La Calle de este tema. “A través de la Ley 1448 del 2011, donde se crearon las mesas de participación efectiva de víctimas, anuncia dentro de las resoluciones 388 del 2011 que las mesas de víctimas deben reunirse en forma ordinaria como mínimo en el año 4 veces, dos en el primer semestres y las otras dos en el segundo, nosotros fuimos elegidos en la nueva mesa y estuvimos en un solo plenario el año pasado y quedó faltando otro, y desde el año pasado a la fecha no nos hemos vuelto a reunir, hemos hechos reuniones informales de otras índoles pero no como plenaria de la mesa”, explicó el líder social.

Quien además agregó, “nosotros no tenemos forma de llegar a hacer nuestro trabajo como tal porque no tenemos las herramientas para ello, la Gobernación se ha hecho el de la vista gorda y no ha prestado los servicios que se necesitan, puesto que se requiere una logística y algunas cosas con el operador que debe estar convocando desde principio de año, entonces si nosotros no nos podemos reunir para ventilar todas las problemáticas que tienen las víctimas ¿cómo haremos nosotros de manera individual frente a este flagelo que está sucediendo?, ¿a dónde vamos?”.

Lo dicho por Moreno fue corroborado por Alonso Holguín, también integrante de la Mesa Departamental de Víctimas del Cesar, además es el coordinador de la Mesa Municipal de Víctimas en el municipio de San Alberto.

“Eso ha estado en un silencio sepulcral, eso ni llueve ni truena ni relampaguea, sino es uno que llama a ver qué le dicen, pero uno encuentra son puras excusas que la misma ley los faculta para que tengan esos pretextos… Mire en este momento que está neurálgico el tema de amenazas y muertes a líderes de las mesas de víctimas y restitución de tierras ya es para que el gobernador o el coordinador se fueran reunidos para ver qué íbamos hacer, reunirnos y ver cómo nos sentimos”, aseveró Holguín.

Holguín comentó cuales han sido las excusas que les han dado a lo largo de estos nueve meses que los han tenido en el olvido, según explicó la falta de un operador que se encargue de la logística y la ley de garantías por los procesos electorales que se dieron en el primer semestre del año.

“Las limitantes que de pronto se puedan estar presentando, las cuales considero son puras excusas, uno era lo concerniente al presupuesto que ya se había acabado y que estaban esperando que contrataran el nuevo operador y en eso se la pasaron, porque también lo achacaron a que estábamos en Ley de Garantías, y ahí vamos en el sentido de que no ha pasado. No hay por parte del gobierno departamental como esas ganas de colaborarnos, de tenernos en cuenta y darnos la importancia que merecemos”, explicó Holguín, quien además agregó que muchos de los líderes sociales del sur del Cesar están ‘tirando la toalla’ a raíz de la parsimonia de la Gobernación frente al respaldo que debe brindarles.

 

¿Y la plata de las víctimas dónde está?

¿Pero por qué la Gobernación del Cesar debe responder por el funcionamiento de la Mesa de Víctimas del departamento?, la respuesta es más sencilla de lo que se cree, puesto que el presupuesto para el apoyo a las víctimas a través de las mesas está dentro del presupuesto departamental, por lo que es una obligación de Ley, y a decir verdad también moral, respaldarlos y no darles contentillo conformando una mesa a la que ignoran por completo.

Salomón Madrid, también es integrante de la Mesa Departamental de Víctimas y sobre esta situación no se quedó callado y denunció que los recursos no están siendo invertidos en lo que se debe.

“Existe algo que es triste y es una de las quejas que tenemos de la mesa como tal, como vocero y representante de las víctimas nosotros debemos trabajar sobre unas propuestas que permitan beneficiarnos en la formulación del plan de acción, lo hacemos en conjunto con la Gobernación, deberíamos trabajar en el plan de acción que nos va a cobijar durante un año, el presupuesto de ese plan lo avala la Gobernación dentro su presupuesto departamental, pero nosotros en el mes de octubre cuando nos llamaron a la última sesión que hemos tenido, allí era el espacio para determinar el plan acción, deberíamos discutir cuales eran las necesidades de cada municipio, cuando eso se discutiera ese plan debería ir a la Asamblea Departamental para que esos recursos quedaran incluidos dentro del presupuesto departamental, pero cuando nos llamaron a esa sesión nos encontramos que todo estaba cuadrado, incluso ya estaba hasta aprobado por la Asamblea departamental”, relató Madrid.

Sobre este espinoso tema Madrid siguió esbozando y acotó que lo único que se incluyó en ese plan de acción al cual ellos no han tenido acceso a plenitud son puras capacitaciones, las cuales no se han venido realizando, “¿en qué se basaba el presupuesto?, en cantidades de capacitaciones, nosotros que conocemos el territorio y conocemos las necesidades apremiantes que tienen las víctimas, y nuestra crítica e inconformidad fue que no nos tuvieron en cuenta… Aquí hay otras necesidades que tienen las víctimas, por ejemplo, en materia productiva, en cuestiones de vías y demás acciones que se pueden construir con la comunidad, teniendo en cuenta a las víctimas”.

Agregó que las capacitaciones abundan por su ausencia, “es que las capacitaciones no han arrancado, acá en el municipio de Astrea no se ha hecho absolutamente nada, y si estamos de cero en el departamento, imagínense en los municipios, por eso es importante que la administración departamental realmente vea en nosotros esa vocería que tenemos como representantes de las víctimas, que debemos trabajar sobre propuestas que busquen beneficiar a través de un plan de acción aterrizado a las víctimas y no a los contratistas o en alguien en particular donde los recursos se pierdan fácilmente”.

 

No responde

Por otro lado, en una entrevista que Jesualdo Hernández concedió a La Calle en días atrás, comentó que el presupuesto de la Oficina de Paz fue de 67 mil millones de pesos para el cuatrienio del actual gobernador Francisco Ovalle, y que de ese monto ya se habían invertido cerca de 50 mil millones de pesos, lo que resta 17 mil millones de pesos para lo que falta de administración.

Sobre los cuestionamientos que los integrantes de la Mesa Departamental de Víctimas hacen frente al trabajo que la Oficina de Paz debe realizar, este medio trató de contactar a Jesualdo Hernández, pero no fue posible, puesto que se le buscó en la Gobernación del Cesar y allí manifestaron que se encontraba fuera de la ciudad, en vista de ello se le marcó a su número personal y no respondió, al igual que se trató de contactarlo a través de WhatsApp, pero de igual manera no contestó.

Por su parte, Juana Ramírez, directora de la Unidad de Reparación de Víctimas Cesar, habló sobre ello con La Calle y recalcó que no se ha podido reunir a los integrantes de la mesa es por la ausencia de los recursos. “La unidad no ha tenido operador hasta ahora, entonces eso no depende de la oficina porque yo no los puedo citar, yo voy a los municipios y hablo con los que vengan, pero para poder conversar con todos hay que convocarlos, pero yo no tengo capacidad para ello, porque no tengo el presupuesto… no está en mis manos que ellos puedan reunirse”, explicó la líder.

Recomendada

Mockus quemó 350 mil pesos para explicar cómo funciona la corrupción

El hecho sucedió en la Universidad de los Andes, donde se recolectaron 350 mil pesos …

Deja un comentario