Inicio / Notas Diarias / En San Alberto impera la ley del silencio mientras Chogó hace y deshace

En San Alberto impera la ley del silencio mientras Chogó hace y deshace

Semanario La Calle le puso la lupa al mal momento que viene atravesando el municipio de San Alberto, situación que al parecer durará todo el cuatrienio. Dos de los temas latentes actualmente en dicha población del sur del Cesar son protagonizados por el alcalde Pedro Guevara Chogó, el primero tiene que ver con que el mandatario desde que entró a la casa municipal lo hizo con pie derecho debido a un empréstito de cinco mil 500 millones de pesos, a través del cual comprometió los recursos de la sobretasa a la gasolina y el impuesto de industria y comercio. El segundo es la construcción de centros deportivos de los cuales la comunidad aún no puede disfrutar de estos escenarios, además de las múltiples quejas de diversos sectores de la localidad.

Pero al parecer allí no acaba todo, los sanalbertenses dicen a viva voz que el burgomaestre no titubea para tomar acciones contra quienes no comparten su posición, situación que expresan líderes sociales a los cuales les da temor mencionar su nombre debido a las distintas restricciones a las que se ven sujetos si critican al mandatario y sus acciones.

 

‘La joyita’ del empréstito

Para iniciar se debe mencionar los líos que hoy tiene encima el burgomaestre, toda vez que recibió el municipio con una deuda de tres mil millones de pesos, empréstito que realizó la exalcaldesa Nury Stella Cataño, pero la deuda no quedó allí, el mandatario en sus primeros seis meses hizo aprobar un empréstito de cinco mil 500 millones de pesos, en los dos empréstitos se llevaron por delante los recursos de libre inversión recaudados a través de la sobretasa a la gasolina  y el impuesto de industria y comercio

“Estas decisiones hacen parte de las consecuencias que hoy no nos permiten avanzar como municipio, San Alberto fue recibido con una deuda de un empréstito y ahora sumado al nuevo el municipio tiene una deuda de más de ocho mil millones de pesos que obviamente prestamos y dejan los recursos pignorados, no se logran realizar muchas acciones porque la plata está detenida”, explicó un líder que pidió guardar su nombre.

La decisión se dio a través del Proyecto de Acuerdo 008 del 23 de agosto de 2013, donde el alcalde le pidió facultades al concejo municipal para realizar un empréstito por cinco mil 500 millones de pesos, con los cuales compró unas máquinas por valor de mil 200 millones de pesos, y adquirió tierras por valor de cuatro mil 300 millones de pesos, dicho crédito pignoraría los recursos de libre inversión.

La ‘engrampada’ del municipio la respaldaron 11 de los 13 concejales, todo se dio, al parecer, a pupitrazo, toda vez que el único que da la pelea es el corporado Leonardo Neira, presidente del Concejo, mientras que Armesto José Díaz López, Libardo Parada Pabón,  de Cambio Radical; Carlos Eduardo Fandiño, del Centro Democrático; Luis Alberto Sierra Caicedo, del Partido Unidad Nacional;  Wilson Barbosa Iglesias, de ASI; Humberto Martínez Arias, Lilibet Amaya Forero, de Opción Ciudadana; José Isidro Cárdenas,  Arturo Echeverri, Wilman Conde Veloza, del Partido Conservador; Emílio Torrez Centeno, del Partido Liberal y Yonathan Chogó Franco, de AICO, se dejaron cautivar por los cantos de sirena del alcalde.

Al parecer, les pusieron una mordaza que los tiene sin decir una palabra, este medio se contactó con todos ellos para conocer los pormenores del control político hechos al alcalde de esa población, en específico al seguimiento de esta decisión y nadie sabe nada, ni conoce cómo está el municipio.

Pese a este panorama tres años y medios después, la comunidad no sabe cuáles son las tierras que se compraron, ni tampoco el uso que se le darían, puesto que al principio eran para quedar en las listas de beneficiados de las viviendas de interés social gestionadas a través de la Gobernación del Cesar, plan del cual el municipio no quedó favorecido puesto que no contaba con las tierras establecidas para realizar el proyecto.

De este también se compraría un banco de máquinas amarrillas estimadas en un valor de mil 200 millones de pesos para trabajar en las vías urbanas y rurales, para al parecer no contratar las departamentales, pese a esto La Calle en su edición 300, identificó las ‘marramuncias’ que realizaba el mandatario con las contrataciones de maquinaria, además de que el departamento cuenta con uno que las presta a los municipios hasta por un periodo de seis meses.

 

Educación y vivienda

En estos dos ítems son los más mencionados en las rendiciones de cuentas del burgomaestre, puesto que La Calle conoció que se han invertido más de nueve mil 249 millones en viviendas, proyectando casas de interés social y en educación este informa que ha invertido el 8% de los rubros municipales; es decir, mil 892 millones de pesos y además se establecieron 18 rutas para 281 estudiantes.

“El mandatario cuando tomó la silla del poder nos señaló que duplicara la gestión de viviendas establecidas por Nury Cataño; es decir, como mil viviendas y acá no se han entregado viviendas porque no se tienen predios, porque la plata no se tiene. San Alberto está mal, olvidado y con una persecución muy tremenda”, explicó la fuente.

Frente al sector educativo, el líder mencionó, “vea las rutas, las tienen completicas dos familiares del señor alcalde, quienes son dueños del negocio”.

Frente a esta información presentada por la administración son solo imágenes de cifras puesto que no se encuentran fotografías de entregas, sino solo balances de estadísticas sin evidencias de las inversiones establecidas por la administración ‘El cambio somos todos’.

 

Escenarios deportivos

Esta fue la principal promesa del mandatario cuando se montó al podio municipal, puesto que se ‘llenó la boca’ diciendo que entregaría cinco escenarios deportivos, de los cuales son: Cancha La Llana, Cancha Puerto Carreño, Cancha Líbano, Cancha Barrio Primero de Abril y el parque biosaludable Villa Fanny, de los cuales no se han entregado ninguno, La Calle conoció que las canchas de Líbano y Puerto Carreño van en un 48% de avance.

A esto también se le suma los $3.500 millones de pesos que fueron invertidos por la administración de Luis Alberto Monsalvo para el estadio El Progreso, que en la actualidad está ‘suelta de madrina’, toda vez que esta fue inaugurada a finales del año 2017 y desde entonces no ha iniciado su operación, pero no solo ha sido olvidada por la gobernación sino además por el alcalde Chogó, quien no se ha puesto las botas respecto al tema.

 

¿Qué dice el mandamás?

La Calle intentó comunicarse con el alcalde del municipio, Pedro Guevara Chogó, sin embargo, este no respondió las llamadas hechas a su número celular 31765900**

Recomendada

Mockus quemó 350 mil pesos para explicar cómo funciona la corrupción

El hecho sucedió en la Universidad de los Andes, donde se recolectaron 350 mil pesos …

Deja un comentario