Inicio / Local / En sus 25 años, Arrendaventas en Valledupar la número uno

En sus 25 años, Arrendaventas en Valledupar la número uno

Ya son 25 años los que han transcurrido desde que la inmobiliaria Arrendaventas se creó en Valledupar con el fin de prestar servicios a través de la compraventa y arrendamiento de bienes raíces en forma integral, teniendo claro cuál sería su objetivo.

“Nacimos con una filosofía de calidad empresarial total de responsabilidad social en el manejo de los bienes que nos encargan para brindarle a Valledupar un servicio serio, responsable confiable en el tiempo”, manifestó Rosalía Mercedes Vega, gerente y propietaria de Arrendaventas.

Así nació Arrendaventas

Fue un 11 de Junio en el año de 1990 cuando esta señora quien es abogada y especialista en derecho administrativo, decidió crear empresa, lograr en la capital vallenata la primera inmobiliaria con la que contara la comunidad y aunque su planta era bastante mínima tenían la voluntad suficiente para hacer de esta, una empresa consolidada para que así fuera creciendo a través del tiempo.

“Comenzamos a trabajar la gerencia, con un secretario y un mensajero no teníamos un solo cliente, teníamos la estructura, la voluntad, la preparación intelectual para poder brindar el servicio” dijo Vega.

El sueño y el deseo de hacer empresa no fue en vano, se ha logrado el objetivo ha podido dar paso a la meta que desde el principio tuvieron clara, lograr la credibilidad y confianza de los vallenatos para así brindar un buen servicio.

“A través de estos 25 años hemos tenido un estímulo de crecimiento, de aprendizaje, de dar lo mejor de nosotros, porque las empresas necesitan de un respaldo para que funcionen, estas nacen para cubrir una necesidad social y a través del desarrollo de ese objetivo social las empresas se van fortaleciendo, van estructurando cada día más y han sido las personas las que nos han ayudado a construir lo que hoy somos”, afirmó la gerente de Arrendaventas.

Pero el lapso de tiempo que a la fecha ha transcurrido para ella no es nada, pues dentro de sus metas claras y empresariales dice que se necesitan de muchos más años para lograr conocer más de los clientes para así brindarles mejorías en sus necesidades, sin embargo reconoce que si han significado mucho.

“En el ámbito de las empresas 25 años no son nada es un trayecto de aprendizaje de crecimiento que necesitamos seguir aprendiendo, seguir creciendo, seguir dando lo mejor. La filosofía que le hemos imprimido a la empresa de pronto ha sido muy importante para hacer las cosas bien hechas, para ser responsable con lo que nos encargan”.

La planta de empleados ha sido importante

La gerente de esta inmobiliaria reconoce que contar con un personal profesional para atender las solicitudes de la empresa es una tarea importante, así como también hace indispensable las labores que estos cumplen en el crecimiento de la misma.

“La estructura interna de una empresa se consolida a través de su factor humano, las empresas no son una sola persona, somos todos los que la integramos, desde la mínima persona que presta los servicios generales hasta la gerencia, estamos con un solo objetivo: “Hacer las cosas bien”.

La tarea continúa

Cumplir 25 años en el mercado donde cada día la competencia ha ido creciendo es una forma de ver que el trabajo, las mejoras y el cumplimiento de los objetivos deben continuar, que cada día se debe propender por hacer las cosas mejor y que se debe seguir fortaleciendo los lazos con los clientes.

“La verdad que todo en la vida tiene un propósito, las empresas son como las personas, tienen un propósito y el propósito nuestro es servir indefinidamente, con calidad, con un mejoramiento continuo; pero esto es un trayecto que el final no lo conocemos, cada día sentimos la fe, el poder de la esperanza que nos estimula totalmente para poder seguir avanzando en el camino”, manifestó Vega.

Gracias Valledupar

Cuando Rosalía recuerda cómo inició este sueño, describe que no contaban con un solo cliente cuando empezaron, pero que a la fecha han sido ellos quienes han permitido que la empresa esté hoy en el lugar que está.

“Nos sentimos muy agradecidos con la comunidad de Valledupar, nuestros clientes en general, indudablemente ha sido un crecimiento, comenzamos haciendo pininos y hoy lo que tenemos para decir es gracias infinitas, porque la empresa no es sola, sin clientes no existe como tampoco sin empelados, sin un objetivo claro, sin un objeto social por desarrollar, así no existen las empresas y dentro de una comunidad como Valledupar hemos sentido el respaldo, así que solo tenemos para decir gracias”

Recomendada

La XXXIV Feria Nacional Equina le abre las puertas a la Cumbre de secretarios de Agricultura

En el marco de la Trigésima Cuarta Versión de la Feria Nacional Equina de Colombia, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *