viernes , septiembre 21 2018
Inicio / Editorial / ¡Es hora de hacer política sin mentiras y de la mano de los jóvenes!

¡Es hora de hacer política sin mentiras y de la mano de los jóvenes!

Se avecina la contienda electoral para la Presidencia de la República, una contienda que se ha venido dibujando desde finales del 2017. Los comicios que se aproximan traen una arrolladora votación inclinada hacia el hoy candidato Iván Duque, del partido Centro Democrático – CD. Un candidato que hoy merece todos los honores y reconocimientos por su diligencia, por su visión juvenil, por sus ideas claras establecidas para darle un vuelco a Colombia, pero en estas líneas quiero precisar no solamente el aumento significativo que ha tenido en los últimos meses, sino quiero hoy vislumbrar el fenómeno Vargas Lleras, un panorama que no puede seguir repitiéndose en nuestra política colombiana.
A los que quiero llegar, es a los jóvenes que se están construyendo en la política y los principales votantes que son los jóvenes, puesto que si miramos el pasado hace 30 o 40 años la política se podía hacer con base en mentiras o en promesas incumplidas, lo opuesto a hoy, porque con las redes sociales es muy difícil, la inmediatez que estas brindan hacen que los colombianos logran ver completamente el panorama; es decir, todo el país ha logrado ver y contemplar con sus ojos los actos de arrogancia, descontrol, maltrato, actos donde incumple su palabra y mucho más sus actuaciones inmorales de los cuales este candidato ha estado envuelto. Vargas Lleras ha maltratado a la clase laboral, además de ser un mal político porque para nadie es un secreto que cuando ocupó el cargo de Vicepresidente y de Ministro golpeaba a todo el mundo, no solamente a sus anfitriones, además se ha convertido en un secreto a voces el enfrentamiento que tuvo con la administración de Luis Alberto Monsalvo, pero es que en el Cesar no solo se relacionó con Monsalvo, y les quedó mal, sino con las alcaldías, con los medios de comunicación y con los demás gremios y es por esos incumplimientos y por esa mala imagen que está abajo en las encuestas, después de figurar como uno de los primeros en el podio, ya hoy cuenta con su verdadera reputación y los colombianos han decidido escoger mejor.
El gobierno es otro figurante porque tiene dividida su votación con Germán Vargas Lleras del Partido Cambio Radical y Humberto de la Calle del Partido Liberal, los cuales hicieron promesas falsas tanto a los políticos como al ciudadano de a pie. Un ejemplo de esto es que para la reelección de Juan Manuel Santos, Vargas Lleras vino al departamento a ofrecerles también reelección a los alcaldes, todo esto se daría por unos proyectos de Ley que tramitaría el gobierno, el primero buscaría el alargamiento de las administraciones municipales a seis años y el otro era sobre la reelección inmediata de los gobiernos, y fue con estas artimañas que al país le hicieron conejo, puesto que todos apoyaron y nadie vio reelección y demás promesas que solo sirvieron para levantar el polvo para las votaciones, además de dineros prometidos que hoy tienen varias obras inconclusas en el Cesar, que líneas más adelante este medio las mostrará. Con todo esto, la confianza se mantuvo y el hoy gobernador Franco Ovalle estableció un matrimonio institucional con el Gobierno Nacional para generar un padrinaje para el departamento, donde el súper ministro como lo llamo Juan Manuel Santos en su época, estas fueron algunas de las famosas situaciones que se presentarían en el departamento si se desarrollaba un apoyo certero por este gobierno, y en vez de esto lo que hubo fue un robo de las regalías de las alcaldías y del departamento con un solo pretexto de que acá los recursos se los robaban nuestras administraciones.
Esta hazaña dejó un proyecto que era una bolsa nacional de infraestructura educativa en donde los contratos se los ganaron los amigos de ese gobierno y que esos recursos no salieron del rubro nacional, sino de las bolsas administrativas municipales y departamentales proyecto que empobreció las arcas de estos y fortaleció el dril de los aliados nacionales.
Semanario La Calle muestra este panorama para que sean las nuevas generaciones que están abriendo brecha política y dibujando unas nuevas plataformas políticas, y son ellos los que hoy montan candidatos que queremos que no se alcen con mentiras, sino cambiarle el rumbo y hacerla transparente, clara, con resultados y esto se logra de la mano de las plataformas digitales o tan mencionadas redes sociales, es por esto que el candidato presidencial Iván Duque ha alzado su rango de credibilidad porque a través de todas sus redes ha mostrado la renovación que le devolvería la confianza no solamente a Colombia, sino a todos los inversionistas extranjeros que tenían puesto los ojos en este país.

Recomendada

ELECTRICARIBE…LA FRUSTRACIÓN DE UN ALCALDE

De las grandes frustraciones que puede tener un Gobernante, es el hecho, que después de …

Deja un comentario