Inicio / Opinión / Columnistas / ¡ES HORA DE LA RENOVACIÓN!

¡ES HORA DE LA RENOVACIÓN!

No es posible que quienes están siendo investigado o procesados, esto no tiene lógica que lleven a sus parientes en listas para el Congreso de la República de Colombia incluyendo a sus hermanos, hermanas, sobrinos, primos, etc., etc.
No se justifica ser los mismos con las mismas por varias razones, ¿estos señores que le aportan al país? Nada, haciendo leyes que no conducen a hacer nada y otros durmiendo y para colmo de males la inasistencia.
Otro de los casos son aquellos que se han perpetuado en el poder con cuarenta años y otros más de treinta años en el parlamento colombiano, ¿qué beneficios le han dado a Colombia? Todos estos congresistas deben ser relevados por nuevas generaciones.
A los congresistas viejos hay que relevarlos por sangre nueva, que gocen de solvencia moral, y todos aquellos funcionarios que están en las altas cortes, jueces de la república en donde hay tanta corrupción.
La corrupción cabalga en todas las instituciones del Estado Colombiano a través del mal ejemplo que han dado a todos los estamentos de la sociedad colombiana los señores de arriba, al pueblo le han dado mal ejemplo y esto se ha convertido en un vandalismo atracando y asesinando a ciudadanos trabajadores, a gente honrada y honorable y aquí no pasa nada, esto es el silencio de los lagartos. Ya nuestras viviendas se han convertido en centros de reclusorios, no se puede salir a la calle a hacer diligencias, puesto que las personas son sorprendidas por los delincuentes.
Pregunto nuevamente ¿en Colombia hay democracia? Respuesta: No, que los expertos determinen esta figura. Ya se avecinan las elecciones parlamentarias en este 2018, 11 de marzo, más exactamente para el congreso y presidenciales ¿qué esperanza tiene el pueblo de Colombia con estos personajes en el poder? Nada. Vienen los mismos con las mismas a vivir felizmente y al pueblo que se lo lleve el diablo.
La alternativa de los corruptos es la oferta y la demanda comercial, el voto no tiene por qué tener valor económico para elegir a quienes aspiran a representar a la Nación, en el caso de los colombianos que aspiran a un escaño en el congreso de la República.
El voto es una determinación de opinión personal ante determinado candidato de la gente que va a llegar a las urnas y no se ha presionado por el dinero. Acá en el departamento del Cesar la trashumancia y la compra de voto es alarmante se puede observar en todos los municipios, la corrupción cabalga como viento en popa. No se respeta el derecho del individuo, nuestra Constitución y nuestras leyes son flageladas por los inescrupulosos violando el Marco Jurídico.
Ahora bien ¿por qué tiene que ser los mismos con las mismas? Si Colombia tiene millones de “cerebros”, intelectuales los demás también tenemos derechos a aspirar, el país no puede ser gobernado por unas cuantas familias que están saqueando al país, eso es un irrespeto a la Nación.
El departamento del Cesar y todo el país tenemos que cambiar. Mi patria vive agonizando de tantas atrocidades, estamos viviendo como en la era de la conquista pero en este tiempo, peor que peor.
Tenemos una clase política venal corrupta y vergonzante, no hay nada más inadecuado. Gran parte de la clase política colombiana tiene prontuario. La clase política vive en crisis, se desgarra ella misma en una lucha interna por validar sus intenciones.

Recomendada

ACABEMOS CON LOS ‘GOTA A GOTA’, PERO LEGALMENTE

Cobra diarios o ‘gota a gota’, si no los ha experimentado no se meta. Es …

Deja un comentario