Inicio / Editorial / ¡Festivalazo!

¡Festivalazo!

En todo un éxito se constituyó la 48 versión del Festival de la Leyenda Vallenata en homenaje a los hermanos López.

Como todos los años, la romería de turistas invadieron las calles de Valledupar para admirar a los acordeoneros y los verseadores, a quienes los podían escuchar en cualquier esquina del Valle, que durante cuatro días se convirtió en una sola Fiesta de Acordeón, donde propios y extraños, se mantuvieron en pie durante más de 100 horas, escuchando acordeón, porque mientras unos dormían unas cuantas horas para ‘recargar’ el cuerpo, otros se levantaban con ansias de disfrutar cada minuto del Festival de la música Vallenata.

78 acordeoneros compitieron por el premio en la categoría profesional, en la categoría aficionado participaron 65 aspirantes; en juvenil, 53, y en infantil, 49 niños que comienzan a forjarse en competencia y que en el futuro se verán ostentando la corona de Rey Profesional.

Como muestra de lo grande que es este Festival Vallenato a nivel mundial este año llegaron competidores de cuatro países: Colombia, México, Argentina y Venezuela.
Elio Vásquez, quien compitió como profesional, encabezó la delegación de cinco acordeoneros mexicanos que llegaron desde Monterrey, Francisco Huerta, Armando Medrano, Juan Hernández y Osvaldo Valdez, compitieron en la categoría de aficionados, con ellos llegaron 40 mexicanos más.

Otro de los atractivos de este año, fue la participación de Maribel Cortina, quien quiere ser la primera mujer reina vallenata profesional, con ellas otras cuantas mujeres participaron en las otras categorías.

En cada espectáculo y concursos se disfrutó de la tranquilidad y el calor humano que ofrecen los vallenatos a los turistas que llegan a Valledupar cada año, y se gozó al máximo las competencias y presentaciones.

Presentaciones de diferentes concursantes venidos de rincones distantes de Valledupar y la proliferación de artistas del acordeón de escasos seis años, nos dan la certeza que este Festival perdurará por generaciones y que se perpetuará en el tiempo como la música representativa de Colombia en el mundo.

El sentido y merecido homenaje a los hermanos López, los concursos en sus diferentes modalidades, así como las rumbas animadas en cada una de las calles de Valledupar, unidos a las presentaciones de los artistas nacionales e internacionales, hicieron de éste un Festivalazo.

Recomendada

EL ÁNGEL DE LA GUARDA DE LUCHITO Y ENRIQUE

Esta semana en el Semanario La Calle, hablaremos de dos procesos que, aunque parecen aislados …

Deja un comentario