Inicio / Ediciones Semanario / Habitantes de calle, un problema social fuera de control

Habitantes de calle, un problema social fuera de control

En un problema social se está convirtiendo la proliferación de habitantes de calle en Valledupar, lo que inició con personas que buscaban en las basuras que se ubican en las calles de la ciudad, ha ido creciendo, al punto que las noches vallenatas ahora son adornadas por los que los dueños de locales llaman ‘inquilinos’, quienes usan los andenes como dormitorio.

Se trata de los habitantes de calle o conocidos como indigentes, quienes desde meses atrás se vienen convirtiendo en un problema para la sociedad. La Calle recorrió parte del sector céntrico y la carrera novena de la ciudad donde se ubican estos habitantes y se encontró con un panorama que es bastante preocupante para los comerciantes del sector.

Según manifestó Margarita Gámez, propietaria de Comidas Rápidas Jerry, esta situación se está saliendo de las manos, al tiempo que dijo que es hora que el gobierno municipal actúe para enfrentar este flagelo, “Hay mucho indigente, los clientes se me quejan demasiado, a veces uno los saca, hay clientes que se molestan, otros que no. Hay que reunirse con el alcalde, con la policía a ver si salimos de este problemita, porque hay unos que terminan siendo agresivos y si uno los trata de sacar tienden a agredirlo a uno.”

Pero este no es el único problema, toda vez que según Gámez, además de generar molestia a la clientela, cuando duermen allí mientras el local está cerrado, al siguiente día encuentran un panorama bastante desagradable. “Encontramos olor fétido porque hacen sus necesidades ahí en el pasillo, comen de la basura y encontramos todo regado en la entrada del local”, dijo Margarita.

Asimismo el cajero de Pollo Árabe, Carlos Cadena, manifestó que los habitantes de calle llegan a generar molestia a la clientela, pidiéndoles comida o dinero mientras estos consumen los alimentos. “Es de mal gusto porque a veces están los clientes están aquí y están una pedidera tocando el vidrio, la ventana y es algo desagradable para nuestros clientes acá, no los dejan concentrar mientras comen sino que muestran incomodidad”.

Pero  si por el lado de la novena llueve, por el lado del centro no escampa, según la administradora del almacén de zapatos Spring Step ubicado en la carrera 8 con calle 17, en este sector dicha población hace de las suyas y nadie dice nada, “siempre encontramos el lugar sucio, ellos se orinan, traen basura porque ellos sacan todo lo que ven en una bolsa y así como lo sacan lo dejan tirado, y pues todo ese desorden lo encontramos cada vez que venimos en las mañanas y es una problemática para nosotros porque nos toca luchar para levantarlos”, afirmó Lisethe García.

Quien además dijo que pese a que el cuadrante de la policía les colabora en esta situación, en  algunas oportunidades no pueden acudir al llamado porque están ocupados en otro lugar, al tiempo que aseveró que esta problemática inevitablemente los ha perjudicado en las ventas, “esto nos afecta en la parte de las ventas porque tener habitantes afuera hace que un cliente no entre  al local, porque los intimida, ya sea porque piense que los van a robar, ellos cuando están bajo el efecto de la droga son agresivos, entonces es algo que nos perjudica como almacén” acotó García.

En este mismo sector está ubicada el punto de pizza ‘Pizzas El Davi’, en el que una de sus empleadas afirma que ‘los inquilinos’ son frecuentes en esta calle y que a diario generan malestar, “los clientes se molestan, hay gente que a veces no come aquí porque les molesta, les da asco, uno los quita pero eso es como la casa de ellos, hoy llega uno, mañana otro y así”, manifestó Johana Botello.

Mientras que uno de sus clientes dijo, “me parece algo difícil de prevenir porque esa gente vive en la calle, anda sin rumbo fijo y ¿cómo los controla uno?, creo que la administración debería poner control sobre esas personas llevarlas a una fundación para que no estén incomodando la gente que está consumiéndose su comida” aseveró Albeiro Medina.

 

¿Qué dice el gobierno municipal?

Como se dijo líneas arriba esta problemática no es nueva, según pudo establecer este medio de comunicación el gobierno municipal está trabajando en la caracterización de esta población, la cual según los datos arrojados por la oficina de Gestión Social, sobrepasa los 150, así lo dio a conocer el jefe de esta sectorial. “Ya estamos haciendo la caracterización y de acuerdo a las fuentes que tenemos de El Sistema de Salud Pública (SIVIGILA) aproximadamente dentro de los que se han identificado tenemos 170 personas que están identificadas como habitantes de calle, sin embargo, estamos viendo una proliferación en los puntos del centro de la ciudad y otros sectores”, dijo Jaider Rincones.

Además de eso, el funcionario explicó cuál es el paso a seguir para trabajar esta población, “hemos venido trazando parte de este plan, este plan va  a tener una fase inicial que es la caracterización pero que se va a materializar con un proceso de atención, estamos ya revisando todo lo correspondiente  que se ha establecido para mirar las características, esperando que sea una atención enfocada a la restitución integral en derechos de las personas, no solamente en el tema de autocuidado que se debe tener sino además temas como salud, entre otros”, explicó Rincones.

Según se conoció este trabajo se está haciendo de manera mancomunada con las secretarías de Salud y Gobierno, además de la oficina Jurídica y el acompañamiento de la Policía Nacional. “Nuestro alcalde ha tenido toda la intención, él ya quiere que intervengamos y que tengamos estos procesos claros, en esa ruta estamos trabajando y la intención es atacar estos flagelos”, aseveró el jefe de la Oficina de Gestión Social.

 

¿Dónde se atenderá esta población?

Lo cierto es que para llevar a cabo este trabajo se requiere contar con todo un plan que permita erradicar esta población de las calles de la ciudad, según el secretario de gobierno de Valledupar, Gonzalo Arzuza, es algo que ya está planificado. “Vamos a hacer unas campañas prontas que la ciudad va a ver los resultados, esto no es solamente de recoger a los habitantes de calle, aquí hay que hacer una campaña de reconversión, también adecuarles lugares de paso, donde puedan ir bañarse y cambiarse, esto es un trabajo bien amplio.”

“Hay unos albergues, pero vamos a contratar la construcción y la contratación de unos hogares de paso que acepten el habitante de calle para tratarlo inicialmente y posterior a ello mirar cómo se puede resocializar esa persona”, agregó el secretario de Gobierno.

Recomendada

En Cesar se desarrolla el programa ‘Hacemos pan, hacemos paz’

Con el programa “Hacemos pan, hacemos paz”, la Agencia para la Reincorporación y la Normalización …

Deja un comentario