martes , septiembre 25 2018
Inicio / Opinión / Columnistas / HASTA CUÁNDO MADURO

HASTA CUÁNDO MADURO

La comunidad internacional de todos los matices del mundo, y especialmente de latino américa, a fines a los modelos políticos democráticos, están en el propósito de promover la salida pronto como presidente de Venezuela, del tirano Maduro, quien a través de una planificación sistemática, ha ejercido el poder hasta mantenerse al precio más alto que una nacionalidad haya sufrido en esta era política contemporánea.
Si se revisa el cronograma ejecutado, por el gobierno de Maduro, en su lucha por mantenerse en el poder, en cada una de ella se observa, que allí no hubo ningún acto improvisado, por el contrario lo que ha existido es una marcada asesoría política de alto nivel, pero que por sus resultados al parecer se le ha agotado sus planes y confiamos que por la salud de un pueblo, de una nación hermana, esté a las puertas de su fin.
Se necesita ser ciego, sordo, y muy comprometido con el régimen de Maduro, para no entender con pruebas del diario vivir, que por fortuna registran los medios de comunicación que le permite a esa población objeto de desplazamiento forzado, obtener la solidaridad del mundo y particularmente del pueblo colombiano cuya deuda histórica por recibir tantos nacionales, tantos connacionales en esa tierra estamos devolviendo con creces, a un alto costo, en todos los campos de la vida de cualquier persona, no importa su condición humana.
No es justo que por la vanidad política, de un ser humano y de todos aquellos que lo secundan, por mantenerse en el poder, se sacrifique la vida, la honra, y la dignidad de millones de venezolanos, quienes, viven errantes por los pueblos de américa, como gamines y pordioseros, dejándolo todo en su tierra, sus familias, y todo aquello que le permitió la naturaleza compartir ajeno a tanta comodidad en tierras ajenas, sin encontrar las razones de fondo, que justifiquen esa miserable actitud, de sus connacionales que los gobierna.
La situación de los últimos días de los nacionales venezolanos, es cada vez más crítica; y ya gobiernos, de países limítrofes, comienzan a tomar medidas de control migratorio haciendo la situación más difícil a quienes han tomado el camino de emigrar sin rumbo fijo bajo largas caminatas con niños acuestas y muchos de ellos enfermos y lógicamente en esa travesía, sin el pan, ni el agua y distintos climas que a muchos llevan a la muerte. Nadie explica como un gobierno actúa así, con sus propios connacionales, volviendo a todo un pueblo limosnero, y sometidos a toda clase de explotación, incluida la más baja de todas que hace de ellos la humillación en lo más grande que tenemos los seres humanos.
Los colombianos hemos cumplido, con la cuota que nos corresponde, pero muchos ya protestan, porque se ha unido la pobreza colombiana con el desplazamiento masivo del hermano país, lo que requiere decisiones que no tarden tanto, por la recuperación de un pueblo hermano, que durará décadas en construir lo destruido, en la cual para bien o para mal la naturaleza nos unió para siempre.
Aunque lo que aquí afirme, no tenga peso, bajo nuestras creencias religiosas y humanitarias, lo mejor que pueda ocurrir, lo antes posible es…

¡VETEEEEEEEEEEEEEEEEE YAAAAAAAA!!!!

Recomendada

HUMILLACIÓN A MADRES COMUNITARIAS

Son 4.000 Madres comunitarias insatisfechas en el departamento del Cesar y 900 en el municipio …

Deja un comentario