Inicio / Opinión / Columnistas / INFIDELIDAD A TRAVÉS DE JUEGOS

INFIDELIDAD A TRAVÉS DE JUEGOS

El hombre sospecha que su esposa le es infiel, le pone un programa espía en el computador, pero no encuentra nada, le revisa el Messenger de Facebook, el Whatsapp, el Instagram en el celular y tampoco encuentra rastros de infidelidad cibernética, sus redes sociales totalmente limpias, al parecer es el crimen perfecto, lo único inusual es que de la noche a la mañana su pareja se convirtió en una adicta a los juegos online.
Me recuerda la época de los 90 las famosas “Rumbas Sanas” donde en las discotecas colombianas de las grandes ciudades solo se veía una generación que no ingerían bebidas alcohólicas, los recuerdo con botellas de agua hidratándose, los padres felices porque emergía una generación sana, hasta que descubrieron el consumo de Éxtasis o MDMA una droga sintética psicoactiva que no se podía mezclar con licor, por lo tanto, los obligaba a tomar mucha agua. Me recuerda el 2014 en nuestra ciudad, la época de las “tardeadas y sus viajes sexuales” los estudiantes colegiales salían hacer sus tareas muy juiciosos no importando el inclemente sol de la tarde, pero en realidad se dirigían a unas rumbas agrestes en casas alquiladas y lotes de campo.
Los especialistas en espionaje dicen que el futuro de la infidelidad se halla en las aplicaciones móviles, que permiten no dejar rastro de sus actividades extramatrimoniales. Cada día salen al mercado aplicaciones que los infieles aprovechan para desarrollar su anuencia; WhatsApp y Facebook se han convertido en la mayor fuente de información para las parejas celotipicas que intuyen que algo está mal. Por eso, los infieles se reinventan y usan nuevas Apps; obviamente no vamos a dar los nombres de estas, no nos interesa incentivar el amancebamiento que va en aumento. Pero si ves en el celular de tu pareja el logo de Snapchat uno de los usos que le dan los infieles es para practicar el sexting. (Envió de mensajes e imágenes con contenido sensual).
La infidelidad cada vez más se profesionaliza y lo que vemos como tendencias inocentes en el celular como jugar “parques” o “damas” con otras personas en línea o realizar un avatar en Second Life pueden esconder un alto grado de promiscuidad automatizada. El 40% de los usuarios que juegan en línea en Colombia se enamoran mientras juegan, y el 65% mantiene esta relación más de un año luego de materializar su amor. Los juegos hoy día traen chat donde se puede conversar por texto o por audio, son comunidades de millones de usuarios que usan servicio multijugador; los juegos emulan redes sociales de entretenimiento que ofrecen grandes portafolios de servicios como eventos en directo, música, aplicaciones y hasta películas; las plataformas online son buenos facilitadores para estrechar lazos afectivos muy a la par de las redes sociales y menos explorados, mucho más privados y de difícil acceso para aquel negado a la tecnología, donde la unión de las personas se da por la afición a un hobbie.
Si tu pareja de la nada se interesa por los juegos online, y tiene antecedentes de infidelidad por las redes, seguramente se está especializando para entrar al mundo del “cuerno virtual sin rastros”; esta es una técnica más sofisticada de cachos. No en todos los casos es así, pero el chat de los juegos se presta para algo más que citarse para la próxima partida. Así que en lugar de estar entretenido en el partido de la Champion League mientras ella juega en línea, aprende a curucutear los juegos y no des espacio al crimen perfecto.

Recomendada

ACABEMOS CON LOS ‘GOTA A GOTA’, PERO LEGALMENTE

Cobra diarios o ‘gota a gota’, si no los ha experimentado no se meta. Es …

Deja un comentario