jueves , noviembre 15 2018
Inicio / Ediciones Semanario / La aftosa, una peste que propagó el ICA

La aftosa, una peste que propagó el ICA

“Eso entró por procedencia del país de Venezuela, el ganado entraba por La Guajira y se distribuía casi en todo el Cesar, parte de Córdoba, Atlántico y Magdalena, porque s fueron miles de cabeza que entraron de contrabando desde hace muchos años, de eso somos culpables nosotros los ganaderos porque somos los que compramos ese ganado súper barato, por ejemplo, si se compra una vaca de leche por 3 millones de pesos, en Venezuela se conseguía en alrededor de 800 o 900 mil pesos”, de esta manera Juan Manuel Martínez Daza, ganadero de la región, afirma como llegó el virus de fiebre aftosa que hoy tiene revolucionado al departamento por los focos que se han identificado y frente a los que ciudadanos están alarmados.

También afirma que el principal responsable de esta situación es el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, quien al parecer habría dado la facilidad para que este ganado de contrabando entrara al país sin problema alguno, a través de la legalización de licencias, situación que denunció tiempo atrás y que dice él que pese a las pruebas de videos nunca se hizo nada. “Los funcionarios del ICA dieron guías de movilización de una cantidad de ganado impresionante; los que hacen parte de Riohacha, Maicao, donde se expidieron estas licencias, ahí comenzó todo, más el ganado de contrabando que se metía por esta zona, yo lo denuncié con vídeo y todo, pero no tuve respuesta, más bien del gremio ganadero me dijeron que me quedara callado”, aseveró.

 

El ICA está untado

Frente a la fuerte denuncia hecha por un ganadero del Cesar ya se conocen varios resultados de investigaciones hechas frente a esto, meses atrás estalló el escándalo que dejó en evidencia el aparente tráfico de reses y fiebre aftosa donde los principales culpables fueron identificados como ‘Los corraleros’ de la que al parecer hacían parte varios funcionarios del ICA en todo el país, de los cuales fueron capturados siete. El pasado 31 de octubre la operación ‘Arrieros’ dejó como resultado la captura de otros tres funcionarios del instituto, quienes al parecer expedían los bonos de venta, incluían información en la plataforma oficial, expedían certificados de los animales, instalaban los dispositivos de identificación nacional (DIN) y comprobaban, a través de la plataforma digital, que el ganado llegara a su destino para descargarlo de la base de datos y habilitar más cupos de importación.

Según dio a conocer Blu Radio, las reses ingresaban por el departamento de La Guajira y eran transportadas en camiones hacia fincas en Maicao y La Majayura, donde eran legalizadas las actividades de vacunación y guías de movilización, para ser comercializadas en ciudades como Riohacha, Santa Marta, Medellín y Bucaramanga, ya transformadas en carne para consumo.

La situación que se presenta en varias partes del país, entre esas Arauca, Guajira y Cesar, tiene las alarmas prendidas, en esta última ha afectado directamente al gremio de expendedores de carnes, quienes afirman que a raíz de la fiebre aftosa que hay en el departamento y de la que según se afirma se han sacrificado mil 377 animales infectados, las ventas les han disminuido en un 70% a las 80 mesas de carne que hay en el mercado de Valledupar.

“Las ventas han disminuido en un 70%, el que vendía dos vacas se está echando media, el que vendía media no se está echando nada, hemos pedido el apoyo al señor alcalde Augusto Ramírez, al director del ICA a los secretarios de salud municipal y departamental para que nos ayuden”, expresó Gustavo Rincón, representante del pabellón de carne en Valledupar.

Varias mesas fueron cerradas en el pabellón, Según expendedores de carnes, las ventas han disminuido en un 70%. carnes de Valledupar por la disminución en las ventas.

“Las ventas en el pabellón de carnes han bajado un 50% a raíz de la fiebre aftosa por la mala información que se ha transmitido por las redes sociales”, manifestó Manuel Martínez Barranco, expendedor de carnes.

“Esto ha sido un mal entendimiento por parte del ICA, las ventas han bajado el 80% y ha sido un perjuicio para los ganaderos como para los cortadores de carne, le ha quitado el sostén a muchos padres de familia. El ICA no ha venido a nada, el concejo municipal hizo un debate y el gerente del instituto sacó la maleta y se fue para otra parte para no hacer presencia”, aseveró Benjamín Colpa, expendedor de carnes.

De las 80 mesas, varias han tenido que cerrar porque las ventas han disminuido significativamente, “Tuve que cerrar el local porque la venta se ha disminuido de un 100% a un 40% por la mala información que salió del ICA y de la secretaría de salud, en la que dice que la fiebre aftosa causa efectos sobre las personas naturales; aquí en el pabellón de carnes no entran animales infectados”, dijo Álvaro Torres, expendedor de carne.

¿Qué dicen las entidades?

El representante de la Federación de Ganaderos del Cesar (FEGACESAR), Hernán García Aragón se refirió a la problemática, manifestando que

“aquí prácticamente hay que luchar contra el contrabando para que no sigan trayendo ganado de Venezuela, la Polfa, el ICA, los ganaderos que dejen de comprar ganado venezolano; todos tenemos parte de culpabilidad con lo que está sucediendo y entre todos tenemos que ponerle frente a este problema”.

Por otro lado, habló claro sobre el escándalo en el que hoy está envuelto el ICA y que lo deja como el principal responsable de esta situación, “una parte del ICA ha tratado de hacer las cosas bien, pero dentro de los funcionarios hay unos que han sido corrompidos y ha sido declarado que ya hay detenidos por dar licencias chimbas a ganado que no corresponde, situación que nos ha perjudicado en esta región” mencionó García Aragón.

El corporado departamental Alfredo Pinto también alzó la voz frente a la representación del ICA en la región, “todos esperábamos una mejor reacción de ICA para hacer acompañamiento a los ganaderos y no vemos una acción efectiva, no se ha hecho una prevención por parte del instituto ni campañas para evitar la propagación de esta enfermedad que está afectando muchas familias en el Cesar.

Cabe resaltar que este tema no es nuevo y los primeros en pronunciarse ante esta problemática fue el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Valledupar, José Luis Urón, quien explicó las implicaciones de la fiebre aftosa, además de cuestionar la función del ICA en el departamento. “Si los funcionarios del ICA e Invima no son los idóneos por competencia laboral o por ser parte de la cadena negligente o con asomos de corrupción, hay que liberar sus vínculos con la institucionalidad para que vayan a hacer de las suyas en otro lado. En el Cesar el falso discurso en contra de los bandidos, siendo bandido, debe terminar. Cada vez que se participa como financiador en los carteles de la gasolina, del contrabando y de la extorsión, están atentando contra el patrimonio de todos, hasta del suyo propio, aunque no lo parezca”, expresó.

Por su parte el director del ICA, regional Cesar, Rafael Murgas, manifestó no estar autorizado para hablar, que frente a toda la situación que está presente ya el Ministro de Agricultura y la Directora Nacional del instituto, Deyanira Barrero es quien se ha pronunciado.

¿La canasta familiar?

Si la fiebre aftosa tiene en jaque la venta de carnes en el Cesar, al parecer lo que se vendría con el aumento de IVA en la canasta familiar será peor, toda vez que la propuesta que sea gravada toda la canasta familiar con el 18% generaría que la carne y la leche después de ocho años sin presentar aumento en el precio, sea acrecentado.

Frente a esto el representante legal de Fegacesar se pronunció, “eso afecta el consumo de la carne, se va a ver reflejada la disminución del consumo de este alimento.”

Recomendada

Ampliado el plazo para participar en Premios Sirena Vallenata 2018

El Circulo de Periodistas de Valledupar amplió el plazo de inscripción para participar en los …

Deja un comentario