martes , diciembre 11 2018
Inicio / Notas Diarias / La corrupción es el sida social del siglo XXI: Bolaños

La corrupción es el sida social del siglo XXI: Bolaños

El exgobernador del Cesar, Rafael Bolaños Guerrero habla después de 15 años de haber sido el mandatario departamental. Este médico tiene claro los ejes que se deben trabajar desde la administración pública, para primero, recuperar la confianza de los cesarenses y segundo para que el desarrollo de las comunidades, sea una realidad.

 

Semanario La Calle: ¿Cuál es la visión que tiene del departamento del Cesar?

Rafael Bolaños: hoy el Cesar no es distinto a lo que vive el país, no es distinto a lo que vive la comunidad internacional, no es distinto a lo que vive el mundo moderno, donde la crisis ha comenzado fundamentalmente por fracturar, fragmentar la sociedad. Básicamente se da ese fenómeno porque el Estado no ha asumido su responsabilidad legal y política de garantizarles a los ciudadanos un mejor bienestar; que debe estar acompañado de los presupuestos territoriales para saldar esa deuda social histórica que hoy se tiene con las comunidades. Eso de alguna manera ha generado desesperanza en los ciudadanos y creo que la política moderna tiene que apuntar es a resolver el problema social con todas sus transversales para tener sociedades más sanas y educadas.

 

SLC: Sin mencionar nombres, hay una fractura social en el departamento del Cesar. ¿Desde cuándo se podría decir, se viene presentando esa brecha o qué factores han influido?

RB: La brecha social en Colombia es histórica desde hace muchos años cuando el país era bipartidista, quizá los que estaban excluidos de cualquier beneficio hicieron sus grupos al margen de la ley, reclamando derechos sociales.

La brecha social en Colombia es histórica y en los territorios aún más; hay gente excluida sin servicios básicos satisfechos; de hecho, hoy el Banco Mundial habla de la pobreza multidimensional y eso incluye también al departamento del Cesar, que es aquella pobreza que se refleja en analfabetismo, falta de educación, falta de trabajo y juventud sin futuro.

 

SLC: ¿En qué ha hecho falta invertir en el Cesar?

RB: ha hecho falta la inversión social, creo que esta tiene que apuntar transversalmente a la salud, a la educación, a la vivienda y a generar condiciones en el agro. Creo que este último ha sido de los sectores más olvidados, en un departamento con vocación agrícola, no ha habido ese desarrollo agroindustrial que le garantice a los cesarenses un valor social en el campo, este escenario adolece de ese desarrollo que son vías, cadenas productivas, tecnologías, sucesiones de campesinos y líneas de negocio.

 

SLC: ¿Usted cree que ha habido suficiente participación de la mano de obra cesarense para promover el desarrollo?

RB: el desarrollo económico de las regiones tiene cinco factores fundamentales, en el departamento del Cesar un factor fundamental es la minería; creo que en el 2018 estuvo en 20 millones de toneladas, incluso disminuyó en relación a ese mismo periodo del 2017. Eso coloca al Cesar como el primer departamento productor de carbón a nivel nacional y de costa caribe. El otro factor es el de la construcción, que ha disminuido en la costa Caribe, casi se construyeron unos 859 mil metros cuadrados de los cuales solamente el Cesar participó con 11 mil metros, o sea que disminuyó casi el 29%, el tercer factor es el turismo en el cual el Cesar tiene desventaja competitiva, no se puede comparar con Cartagena, Santa Marta y Barranquilla por su infraestructura hotelera. Hay otro factor importante que es el agroindustrial, la línea de crédito al agro disminuyó significativamente en el Cesar, y por último la estabilidad financiera, que está colapsada, solamente departamentos como Atlántico, Bolívar y Córdoba, tienen el 70% de la actividad financiera; eso quiere decir que la inversión que se hace en el departamento del Cesar no circula en este departamento.

 

SLC: El Cesar tiene un corredor minero y paradójicamente son los pueblos más afectados por la extrema pobreza. ¿Por qué se da este fenómeno?

RB: es un fenómeno que se da casi en todos los países del mundo, tuve la oportunidad de conocer la frontera de México con Estados Unidos y allí se da la producción del petróleo y hay cordones de pobreza del lado mexicano y esa riqueza natural que tienen esos municipios no se retribuye en riqueza social.

 

SLC: ¿La corrupción afecta?

RB: uyy… es el virus que realmente está acabando la humanidad. La corrupción es quizá el sida del siglo XXI y debería ser un delito de lesa humanidad, porque no es criminal aquel que de pronto asesina a una persona; es criminal el que se roba los recursos del PAE, es criminal el que se roba los recursos de la niñez, es criminal el que se roba los recursos de la educación, es criminal el que se roba los recursos de la tercera edad. Entonces creo que el gobierno colombiano en vez de estar pensando en una reforma tributaria que les quite el dinero a los pobres, debe procurar quitarle el dinero a los corruptos.

El exgobernador llegó a La Calle junto a su esposa Nuris Araújo.

 

SLC: Ya usted pasó por la Gobernación del Cesar, ¿cómo estaba antes y cómo está ahora?

RB: tuve la oportunidad de ser gobernador del departamento en un momento muy difícil, de violencia extrema con el paramilitarismo y la guerrilla en la Sierra Nevada de Santa Marta y la serranía del Perijá. Tuve consecuencias de esa situación, en mi gobierno se produjo la muerte de Consuelo AraújoNoguera, fue un momento bastante difícil; pero además encontré un departamento que era inviable financieramente y tuve que asumir el costo político de hacer una restructuración administrativa y financiera del departamento. En ese entonces quedó en el segundo lugar de desempeño fiscal, fue un modelo que se hizo con la Agencia de Cooperación Alemana, fue de referencia en el país. Hoy veo con sorpresa que el Cesar ocupa el puesto 19 en desempeño fiscal, está rajado en competitividad y es una vergüenza lo que ha pasado con educación.

 

SLC: Si usted tuviera la oportunidad de ser nuevamente gobernador del Cesar, ¿a qué le apuntaría?

RB: a lo social, yo creo que tenemos un compromiso, una responsabilidad de transitar una sociedad para que llegue a la excelencia, el tejido social con cohesión; en todos los aspectos el mundo va hacia sociedad sana, educada, moderna y competitiva.

 

SLC: todo el mundo habla de lo social, ¿para usted que es lo social?

RB: lo social es primero devolverles la confianza a los cesarenses en nosotros mismos, segundo, resolver los problemas de necesidades básicas insatisfechas; es lamentable que hoy solo dos municipios del departamento tengan agua apta para el consumo humano y son Valledupar y El Copey. Aguachica que es la segunda ciudad del Cesar, no tiene agua hace 50 años, los demás municipios no tienen agua potable; es vergonzoso lo que pasa con el sistema de salud donde hay siete instituciones que son inviables financieramente; el Hospital San Andrés de Chiriguaná está a punto del cierre con unos pasivos de 18 mil millones de pesos, el Instituto de Rehabilitación de Cesar, IDREEC, es inviable financieramente y hay siete hospitales del primer nivel en esas mismas condiciones. Entonces yo pienso que lo social tienen que ser esos aspectos que le permita a los seres humanos, vivir con bienestar, el cual se traduce, en buena salud, educación, atención a la niñez, a la tercera edad y escolaridad para todas las edades.

 

SLC: ¿Cómo ve al Cesar en los próximos diez años?

RB: faltarían muchos años, no creo que diez años puedan alcanzar para cerrar esa brecha social, un periodo de gobernación es muy poco, para eso se necesitarán aproximadamente 20 años.

 

SLC: ¿Ha falta continuidad de un gobierno con otro para promover el desarrollo?

RB: cuando un gobernante escucha a la comunidad y realiza su plan de desarrollo por regiones, eso tiene que formalizarse ante el Ministerio de Planeación Nacional, pero es una obligación además del gobernante, cumplir lo que plasma en el P.D y no hay evaluación a estos, la mayoría de los planes de desarrollo quedan inconclusos.

Rafael Bolaños en entrevista con el jefe de redacción.

 

SLC: ¿En el Cesar ninguno ha cumplido?

RB: yo creo que ninguno ha cumplido, porque se hacen infraestructuras que no son fundamentales para el desarrollo humano, pero queda faltando una visión más de comunidad, de lo social para poder resolver los problemas de la sociedad.

 

SLC: ¿Se ha invertido en el Cesar, en obras innecesarias?

RB: el Cesar en los últimos dos años ha invertido en infraestructura dos billones de pesos y eso no ha resuelto la deuda social.

Recomendada

¿Un ‘Judas’ en la campaña del ‘Mello’?

Cogiendo forma está más de una campaña política para el debate electoral del 2019, año …

Deja un comentario