sábado , noviembre 17 2018
Inicio / Opinión / Columnistas / LA DELGADA LÍNEA NEGRA

LA DELGADA LÍNEA NEGRA

Desde que el Estado Colombiano suscribió el convenio 169 de la OIT, adquirió la obligación frente a la comunidad Internacional de la defensa de los grupos étnicos, en especial con la introducción de mecanismos jurídicos que permiten la protección efectiva de estas minorías para evitar su aniquilación, que incluye la integración, las garantías de trato igualitario y acceso al estado de los pueblos indígenas, así como también la protección cultural y social de estos, y estableció un mecanismo especial para que los pueblos indígenas se expresaran sobre los proyectos que de una u otra forma los pudiesen afectar dentro del territorio que ocupan, de acuerdo a lo establecido por los artículos 6 y 15 del convenio se establece el mecanismo de “CONSULTA PREVIA”.
En nuestro país se incorporó el convenio mediante la Ley 21 de 1991, y quedó dentro del llamado bloque de Constitucionalidad, aprobado con posterioridad de la expedición de la Constitución de 1991, lo que elevó a categoría de norma constitucional los alcances del acuerdo 169, y dándole trato de derecho fundamental de los pueblos indígenas su derecho a la consulta previa, el cual hasta la fecha no ha tenido su desarrollo por una ley estatutaria, como lo manda nuestra Constitución
El convenio 169 y la Ley 21 establecen que los pueblos indígenas deberán someterse a la legislación de los países que suscriben el acuerdo, pero siempre teniendo en consideración los usos y costumbres, pero estos no pueden ir en contravía a los derechos adquiridos, ni contra los derechos humanos reconocidos por el sistema jurídico del país suscribiente, así como tampoco los hace titulares de patentes de corso ante las autoridades, ni frente a las obligaciones y prohibiciones que establece la Constitución, la Ley, y el ordenamiento jurídico del país.
La institución de la Consulta Previa ha sido de alguna manera, reglamentada a través de las Directivas Presidenciales 001 de 2010 y la 010 de 2013, pero sin embargo estas normas son ignoradas por los pueblos Indígenas, ya que que estas directivas sólo obligan a las instituciones del estado, por eso han insistido en la creación de un protocolo de acercamiento, el cual las mismas comunidades han venido desarrollando, de acuerdo al convenio suscrito con el Ministerio del Interior desde el año 2015, y que hasta la fecha no ha sido aprobado, pues las pretensiones de los pueblos en este son incumplibles tanto por parte del Gobierno, como de los particulares titulares de proyectos dentro de la Línea Negra.
La falta de reglamentación del derecho a la Consulta Previa, a conllevado a que sea la Corte Constitucional quien reglamente la materia, desbordando a mi juicio sus facultades Constitucionales, llegando incluso a “anular” actos administrativos que se presumen son legítimos, y sumando una carga a los empresarios y ciudadanos que no están en la obligación legal de soportar; es así, como con las Sentencias T-849 de 2014, T-005 de 2016, y T-576 del 2013, la Corte ha otorgado reconocimiento al derecho de la Consulta Previa, que van más allá incluso de lo convenido en Ginebra ante instancias de la OIT.
La Sala de Revisión de tutelas de la Corte Constitucional se ha convertido hoy por hoy, en el órgano de legislación del derecho a la consulta previa, aplicando conceptos del orden sociológico y espiritual a fallos que deben ser eminentemente jurídicos, fallos donde desconocen la concepción del territorio desde la perspectiva constitucional y del ordenamiento jurídico del país cuando le dan alcance al derecho a la consulta previa, pues hoy en día están otorgando protección a territorios que no corresponden a los legalmente constituidos para las etnias en nuestro país, es decir por fuera de los resguardos indígenas.
La protección de espacios sagrados en un estado laico, de acuerdo al artículo 13 constitucional, demuestra que la inclinación actual de la Corte, en torno a este tema desbordó con creces sus funciones, y con ello no sólo están vulnerando principios básicos del estado social de derecho, sino que somete a una amplia población al yugo de las minorías, vulnerando con dichos fallos los derechos fundamentales de los demás ciudadanos, ¿dónde quedó el principio constitucional: el bien general prima sobre el particular? ¿dónde quedó la separación de los poderes constituidos de las religiones?
Desde el punto de vista histórico la Corte Constitucional, también vulnera muchos artículos constitucionales y vuelve a caer en el territorio sociológico y no del derecho; de acuerdo a lo preceptuado por el artículo 230 constitucional que es mandato para los jueces y magistrados de la República; dicho de otra forma, la Corte Constitucional y el Gobierno Nacional, con la protección del derecho a consulta previa la primera, y con la expedición del Decreto 1500 de 2018, que redefinió la Línea Negra de los Cuatro Pueblos de la Sierra, está pisoteando y violando no sólo los derechos de los ciudadanos que habitan los mas de 18 municipios y 3 departamentos afectados por la Línea Negra, sino que también está vulnerando los derechos de otras comunidades étnicas, que si tuvieron presencia histórica y ancestral en muchos de esos municipios, pero hoy desaparecidas de cualquier mención o protección por parte de estos.
Existe la Gran Nación del Pueblo Ette Enaka Chimila, la portentosa y fuerte nación que enfrentó con hidalguía a los invasores españoles, Nación de Origen del cacique COROPONIAIMO y del más conocido de todos sus Líderes El Gran CACIQUE EUPARI, si el Cacique Upar, del cual toma nombre nuestra Ciudad de los Santos Reyes de Valledupar, nación reconocida incluso por la Corona Española, y que está registrada en los anales de la historia de nuestro País.

Cabe preguntarse:

¿En que estudio antropológico se basa la creación de la ficción legal de la Línea Negra?, si nuestro pueblo de origen no corresponde a ninguno de los que hoy reclaman dichos espacios.
¿Como determinó la Corte Constitucional que nuestra tierra, la Gran Provincia de Padilla pertenecía a 4 Pueblos? Si estos pueblos nunca estuvieron en nuestras regiones sino hasta hace poco tiempo.
¿Cómo hizo la Corte para determinar competencias compartidas entre los 4 pueblos? Si para todos es claro que la territorialidad de los indígenas excluye la coadministración de territorios.
Hoy con la expedición del nuevo Decreto que redefinió la Línea Negra no sólo desconocieron a los Chimilas, sino que se adentraron a territorios de la Serranía del Perijá, donde existen los temidos YUKPAS; lo mismo ocurre con la etnia WAYU, en las inmediaciones de los municipios de Manaure, Uribia, y Riohacha – Guajira; así como también, están desconociendo a las comunidades afrodescendientes que se encuentran al interior de estos territorios.
Si de ancestralidad se trata, no cabe la menor duda que todos nosotros somos genéticamente, descendientes o cruzados en una mayor o menor proporción de los Indígenas del PUEBLO ETTE ENAKA CHIMILA; desde el sur del Municipio de Albania – Guajira, hasta el Municipio de San Ángel Magdalena, y desde el Municipio de Fundación – Magdalena, hasta el Municipio de Chiriguaná – Cesar; por lo tanto, no podemos seguir aceptando la vulneración de nuestros derechos por parte del Gobierno Nacional, de la Corte Constitucional, y de los Cuatro Pueblos de la Sierra Nevada de Santa Marta.
Reconocer la importancia de la Sierra Nevada de Santa Marta como zona especial ecológica, no puede llevarnos al ostracismo de regresarnos a las épocas del Dios Sol, y Pacha Mama, porque estaríamos adentrándonos en terrenos que ya se estimaban superados, el respeto de los territorios de los indígenas, no debe ir directamente en contraposición con el desarrollo de los Municipios y Departamentos vecinos, ni contra los derechos de los ciudadanos que habitamos dichos territorios, la Corte Constitucional, el Consejo de Estado y el Gobierno Nacional deben propender por la defensa de la Sierra, y coadyuvar al desarrollo de las ETI, pero es desde la vía legislativa que se debe hacer y no con ordenes motivadas en tutelas, dictadas desde las oficinas de la Capital donde muy difícilmente conocen las realidades de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Recomendada

DIÁLOGOS IMPROBABLES

Por: Gabriel Campillo Sentía resistencia de acudir al evento diseñado por DIXON QUIROZ y auspiciado por …

Deja un comentario