Inicio / Ediciones Semanario / La historia detrás del hombre de las mil facetas

La historia detrás del hombre de las mil facetas

Abogado, poeta, historiador, ambientalista, folclorista, catedrático, investigador y ornitólogo empírico. Son parte de los datos esenciales de la hoja de vida del actual secretario de Cultura del municipio Tomás Darío Gutiérrez, El enamorado de la historia vallenata y de la construcción de panoramas culturales de la región, visitó las instalaciones del Semanario La Calle para hablarnos de su amor por la naturaleza, de sus mágicas composiciones musicales que honran el folclor y de su trabajo por Valledupar.

 

Semanario La Calle: Todos conocemos la hoja de vida de Tomás Darío Gutiérrez, ¿pero quién es Tomás Darío?

Tomás Darío Gutiérrez: Bueno lo que tú acabas de decir, ya me describiste de manera integral, pero si, falta algo y es que soy cristiano, además de que soy un enamorado de la vida, es esto lo que me mantiene sobre tantas cosas que tú has mencionado. Es esta la manera más fácil de ser feliz, hacer lo que más nos gusta, lo que más nos inspira y lo que más nos llena el corazón y es eso lo que hago.

 

S.M.L: ¿Dónde decide crecer académicamente Tomás Darío?

T.D.G: Yo estudio todos los días para eso me impuse la obligación de ser profesor de la Universidad, es esa la estrategia. Enseño y necesariamente estudio, porque nadie puede enseñar sin estudiar todos los días. Entonces para imponerme el régimen académico decidí dictar clases hace treinta años.

 

S.M.L: Su formación bachiller fue constituida  en el colegio Ateneo del Rosario, de la ciudad de Valledupar, ¿tiene alguna anécdota que le marco su vida?

T.D.G: No, muchísimas, entre los recuerdos  más bellos de mi vida, en esa época éramos internos ya la gente de hoy no sabes qué es eso. El internado era como un batallón donde lo levantaban a uno con una campana en la madrugada y teníamos que ir a regar los arbolitos  de la primera avenida arborizada de Valledupar que fue la Enrique Pupo Martínez, que hoy es la 11, nombre que la gente ya no recuerda. Nosotros la sembramos con nuestras propias manos dirigidos por el rector.  En ese grupo estaba Jorge Oñate hacia parte del grupo de 32 internos.

 

S.M.L: ¿Es allí donde nace su amor por cuidar la biodiversidad?

T.D.G: Bueno, yo vine del campo de Becerril, donde mis padres tenían tierras, fincas, estaba el río más precioso del mundo cuando existía, que ya hoy prácticamente no existe. Donde yo crecí encontré ríos llenos de peces todo el año, bosques llenos de aves, enclaves entre montañas de la cordillera de los Andes, sabanas que partían desde acá de Valledupar hacia el Sur y un enclave de selva virgen; en efecto, a mí de nuestra biodiversidad no me es extraño nada, yo le digo a mis hijos yo nací como un gatico detrás de los animales, entonces fue esto lo que me hizo ser amante de la naturaleza.

 

S.M.L: Usted ha sido gran gestor ambiental, que lo llevo a ser fundador del Ecoparque Los Besotes, espacio que le permite detener un poco la perdida de diferentes especies y además ser embajador de la ONU del medio ambiente, ¿cómo nace el Ecoparque Los Besotes?

T.D.G: Acabas de decir algo muy importante, y más importante aún porque la gente no es consciente de esa catástrofe  y es la perdida de especies. Todo lo que existe en la naturaleza es vital hace parte del equilibrio, nuestra especie entra en peligro cuando desequilibramos el medio ambiente, entonces como para hacer algo y crearle paz a mi conciencia, hace 30 años me dije voy a crear un nicho que sea el único refugio para estos animalitos que se quedaron sin casa. Hoy contamos con mil hectáreas de paraíso pero nuestra meta son más de cinco mil hectáreas.

 

S.M.L: ¿Es esta convivencia con ese panorama virgen de la naturaleza y conocer de mano  a todos esos compositores vallenatos lo hizo ser compositor de letras vallenatas?

T.D.G: Si, yo le agradezco a Dios que me haya creado en la universidad de la vida, porque en ese entonces había de todo, había problemas serios y violencia que viví desde mi infancia, he integrado panoramas muy diversos pero la parte buena de estas vivencias fue fuera de serie, la gente de ese sector no tiene ni la menor idea del paraíso que nosotros crecimos.

 

S.M.L: Además de compositor es escritor y ha publicado cinco libros que han tenido como hilo conductor la historia de la cultura vallenata, sé que muchos extranjeros se contextualizan con sus libros para lograr entender la literatura de Gabriel García Márquez, ¿Cómo nace esta faceta de escritor?

T.D.G: Es muy fácil, ser un humanista, ser un escritor e investigador habiendo nacido aquí donde nació yo, eso lo mismo que se produjo en García Márquez, no me estoy comparando pero de dónde nace Cien Años de Soledad, de toda esas vivencias que si no fueron suyas se las comunicaron sus padres o sus abuelos. ¿Quién es el General Buendía?, cualquiera de los generales de la guerra de los Mil Días.

 

S.M.L: Tomás Darío también ha sido un fenómeno para literatura extranjera porque la contextualización del Realismo Mágico seda a través de la literatura de usted, ¿fue esto realmente un alago en su faceta de escritor?

T.D.G: No sé realmente donde escuchaste eso, pero me recuerdas a un joven norteamericano  que venía  a nuestro Festival Vallenato, vino como a cuatro o cinco festivales y fue a él quien le escuche esa frase, además de que me dijo que allá se dice que la mejor manera de entender a plenitud a García Márquez, es leyendo primero a Tomás Darío Gutiérrez, y fue esto para mí un enorme elogio, me lo guarde y nunca había hecho uso de esa frase, hasta hoy.

 

S.M.L: Conozco de un programa que realizaron con el fin de dar a conocer los  personajes más reconocidos de la región recorriendo los diferentes lugares del caribe colombiano para mostrar y dar a conocer las costumbres, Llamado ‘Región Maravilla’, ¿por qué sale del aire este programa?

T.D.G: Te voy a contar una cosa, no digo que me siento triste porque no he tirado la toalla.  Entre todas las cosas que tú has dicho que yo he hecho, nunca me mencionan esto y creo que nada me ha producido más aplausos, más apoyo, más felicitaciones y más reconocimientos que este programa. Esa iniciativa no es mía fue, de unos programadores que llegaron a mi casa  diciéndome que en Barranquilla se cuenta que en Valledupar hay un hombre que cada vez que habla por la televisión dice cosas que los demás no saben, y por esa razón llegaron a mí, queriendo realizar una serie documental de lo que no te contaron  y allí empezó todo. Y luego vino el problema que nos afecta a todos eso es costoso y ni ellos tienen plata y yo tampoco.

 

S.M.L: Nuestro secretario de Cultura tiene una excelente hoja de vida indiscutiblemente, ¿Qué le falta hacer?

T.D.G: Hay una disciplina que me ha quitado mucho tiempo en los últimos ocho o nueve años, esta disciplina la manejo desde la universidad, que yo he venido cultivando y de manera muy subjetiva y humilde estoy en un gran nivel en la criminología. Yo se lo he comentado a mis estudiantes soy la persona que enseña la criminología más avanzada, tal vez unos creerían y otros no, pero ya me lo comprobé a mí mismo; por medio, de mis envíos de artículos científicos de criminología, cuando a ti te publican un artículo científico es porque realmente lo es, decidió por pares académicos, el primero que hice fue publicado por la revista científica Penal y Criminología del universidad Externado de Colombia, y los pares académicos internacionales lo publicaron sin ninguna modificación. Y estos textos me han llevado a recibir infinitas invitaciones a distintos países y universidades, donde también me han pedido su traducción para que sean más leídos.E

Recomendada

Continúa el ‘novelón’ entre los concejales y el alcalde de Pueblo Bello

Un nuevo capítulo se abre alrededor del novelón que viene atravesando el concejo del municipio …

Deja un comentario