Inicio / Notas Diarias / La modalidad de contratación preferida por el alcalde de La Gloria es ‘a dedo’

La modalidad de contratación preferida por el alcalde de La Gloria es ‘a dedo’

De los 174 contratos que se realizaron durante el 2018 en este municipio, 94 fueron por contratación directa, mientras que sólo seis tuvieron licitación.

Durante el tercer año de gobierno del alcalde de La Gloria, Fermín Augusto Cruz Quintero, llama la atención la desproporción que existe entre la contratación directa y la realizada por convocatoria pública. Normativamente la llamada ‘contratación a dedo’ es la excepción en el manual de contratación pública de la Ley 1150 de 2007, por medio de la cual se introducen medidas para la eficiencia y la transparencia en la Ley 80 de 1993 sobre la contratación con recursos públicos, para facilitar algunos procesos por los tiempos mínimos que tienen que cumplirse para suscripción.

Según la información publicada en el Sistema Electrónico de Contratación Pública (SECOP), el municipio realizó 174 procesos contractuales, de los cuales 94 se hicieron a través de esta forma de contratación, por valor de $4.654.574.028, lo cual representa un 54.1% % de los contratos totales, hasta el 18 de diciembre de 2018.

Sólo seis se hicieron por licitación pública por valor de $9.012.200.204, entre ellos la construcción, mejoramiento y adecuación del parque principal del corregimiento de La Mata; construcción de una cancha de fútbol 11 en el corregimiento de Ayacucho; pavimentación rígida en concreto y obras de urbanismo en las calles y carreras de la zona urbana del municipio de La Gloria y corregimiento de Simaña; construcción de box culvert para evacuación de aguas en el canal perimetral de aguas lluvias y primera etapa de la canalización de aguas lluvias en el barrio Los Almendros y Primero de Mayo, al igual que obras de mitigación en la margen derecha del río Magdalena.

Tres por concurso de mérito por valor de $166.778.622; 12 de selección abreviada por $1.366.819.820 y 59 por mínima cuantía por $963.684.227.

Lo preocupante sobre la manera como se lleva la administración del municipio no tiene que ver solamente con la manera como se asignan los contratos, sino también la distribución del presupuesto, pues según algunos de sus habitantes las necesidades básicas van por un lado, el plan de desarrollo va por otro, y el presupuesto que orienta la inversión pública para mitigar las necesidades, tomó un rumbo diferente.

Esto, obliga a que el Concejo Municipal, donde 8 de 11 corporados hacen parte de la coalición del alcalde, haga una observación minuciosa sobre el proceso de contratación pública en el municipio, cómo se ejecuta el presupuesto y si esta inversión atiende las asignaciones presupuestales en sus metas plurianuales; observar si esta se orienta a mitigar las necesidades básicas insatisfechas de los habitantes de La Gloria. Amanecerá y veremos.

Sin embargo, este tipo de situaciones en la contratación pública no son nada nuevas en La Gloria. El concejal Miguel Torres dijo al respecto que en el tema político la administración tiene sus preferencias con los contratistas, y aunque comparte algunas cosas que han venido realizando, otras no tanto.

“Se han hecho obras buenas, pero no de impacto social para la comunidad, ya que no se han mitigado las necesidades del pueblo”, expresó.

Torres dice que el hecho de que la administración haga contratos ‘a dedo’, viene de administraciones anteriores, pero considera que es algo que no ajustado a la ley, “ya que lo hacen como contratación directa con sus mismos amigos y no escuchan ofertas económicas de otros contratistas que sería lo mejor”, acotó.

Asegura que en la comunidad algunos están contentos por ser de la línea del Alcalde, pero otro no teniendo en cuenta que ha habido desaciertos con algunos proyectos, ya que no se ha enfatizado en las necesidades de las comunidades.

Las quejas se resumen por corregimientos, donde el punto en común es la falta de alcantarillado y el tema de salud por el pésimo servicio que se ofrece en el Hospital San José, donde los pacientes deben comprar hasta las jeringas para que les apliquen una inyección.

Según la ley, la modalidad de selección de contratación directa, solamente procederá en casos como urgencia manifiesta, contratación de empréstitos, contratos interadministrativos, siempre que las obligaciones derivadas del mismo tengan relación directa con el objeto de la entidad ejecutora señalado en la ley o en sus reglamentos; los contratos para el desarrollo de actividades científicas y tecnológicas; encargo fiduciario; cuando no exista pluralidad de oferentes en el mercado; prestación de servicios profesionales y de apoyo a la gestión; arrendamiento o adquisición de inmuebles.

Por su parte, el concejal Navier Lerecit Galvis dijo que las contrataciones se hacen ‘a dedo’ porque el alcalde debe pagar los favores a quienes lo apoyaron y aportaron a su campaña. “Es lamentable y uno escucha a la gente murmurando el tema, y aunque hemos tratado de llamarle la atención, no ha sido posible que las cosas mejores”, aseveró.

El corporado también se refirió a los contratos de mínima cuantía, donde en su mayoría son firmas de afuera y es lo que molesta a la comunidad.

Aunque la ley es clara y habla de los principios de transparencia, economía, responsabilidad y selección objetiva del contratista, en este caso no se estaría aplicando por el alto porcentaje de contratación de manera directa, según el análisis de expertos en contratación pública.

 

 

Recomendada

Hoy jueves no habrá luz en La Jagua de Ibirico

Por varias horas algunos barrios de La Jagua de Ibirico quedarán sin energía eléctrica, este …

Deja un comentario