Lunes , agosto 21 2017
Inicio / Notas Diarias / Las ambulancias, una ‘mafia’ orquestada por las clínicas
Las ambulancias, una ‘mafia’ orquestada por las clínicas

Las ambulancias, una ‘mafia’ orquestada por las clínicas

En Valledupar es normal ver por las calles las ambulancias de diferentes clínicas y centros médicos que prestan el servicio, a toda velocidad, excediendo los límites establecidos por la ley, se desconoce el número de ambulancia que hay en la ciudad lo cierto es que hasta siete ambulancias llegan cuando se presenta un accidente de tránsito, existe una guerra declarada no por ir a buscar al paciente, sino por la guerra del centavo llamado SOAT, lo que se ha convertido más importante que la vida del enfermo.

Toda una mafia donde las clínicas pagan por cada paciente que ingrese para absórbele los pesos al Estado, dónde el seguro de las víctimas en accidente de tránsito es más importante que la vida del paciente.

Así se mueve la mafia

La guerra del ‘centavo’ donde las clínicas y las diferentes empresas o propietarios de ambulancia juegan con la vida del ser humano, se ha convertido en un negocio productivo aunque suene cruel.

Un conductor de ambulancia gana un salario mínimo que esta entre 737.717 pesos, una cifra no muy alentadora, es ahí cuando se da la disputa entre los agremiados y que es que por cada traslado de pacientes accidentados a las clínicas, el centro asistencial les está pagando de 150 a 250 mil pesos por accidentado, siempre y cuando este cuente con el  Seguro Obligatorio – SOAT, que es  lo que le interesa, debido a que este tiene un monto económico que esta entre 18 y 19 millones de pesos. Una vez absorben todo el dinero del seguro despiadadamente la clínica traslada al paciente a un centro médico público sin importar la gravedad en la que se encuentre el paciente, así lo dio a conocer el director del Centro Regulador de Urgencia y Emergencia – CRUE,  Rene Urón Pinto.

Esta práctica maquiavélica se venía realizando en diferentes partes del país, y fue copiada en el departamento del Cesar hace varios años, convirtiéndolo en un negocio factible debido al número elevado de accidentes de tránsito que se registran en el departamento.

Otro de los problemas que afecta a los vallenatos por la llamada ‘guerra del centavo’, son los accidentes que los conductores de ambulancia provocan, por violar las normas de tránsito.

 

 Llueven las denuncias

Hasta las oficinas del CRUE, han llegados demandas, donde un paciente fue herido de bala al norte de Valledupar, y fue trasladado a una clínica lejana del lugar donde sucedieron los hechos aun cuando habían otras más cerca, el paciente falleció en su traslado. Cuando la ley es clara en decir que en un caso de accidente dependiendo de la urgencia el paciente será trasladado al sitio más cercano que este en capacidad de responder.

Pero este no es el único caso que está denunciando, actualmente las empresas de ambulancias han sido  protagonista de  accidentes en el zona urbana de la ciudad, donde han resultado heridos tantos conductores  como pacientes.

Dos hechos aún permanecen en la memoria de los vallenatos, el accidente de una ambulancia que acabó con la vida de un motociclista en la avenida Simón Bolívar con calle 30 y  el registrado hace pocas semanas cuando una ambulancia que iba a toda velocidad chocó contra una vivienda.

 

¿Qué está haciendo el CRUE?

En dialogo con el coordinador del CRUE,  Rene Urón Pinto, manifestó que se han hecho algunos barridos con la policía para determinar si los paramédicos cumplen con los cursos y capacitaciones pertinentes como él Comité de Vigilancia Epidemiológica Comunitaria  y el Plan de Atención Pre Hospitalaria, de igual forma Se han realizado reuniones con los conductores con el fin de darles capacitaciones en relación a la misión médica, derechos y deberes que tienen como conductores al salvaguardar la vida de los pacientes

También está siendo analizado por el Ministerio de Salud y la Protección Social, el proyecto con el que se busca sectorizar a las ambulancias de todo el departamento, tanto públicas como privadas con GPS. Donde desde el CRUE se va a estar vigilando el recorrido de estas y si se presenta alguna emergencia la ambulancia más cercana es la que atenderá el caso y así mismo llevarlo a la clínica más cercana.

Para acabar con el tráfico de pacientes en el Cesar, con la implementación del GPS el CRUE, empezará a sancionar, con medidas que van desde quitarles el código de habilitación a la ambulancia, hasta cárcel si hay muerto de por medio, y complicidad entre las clínicas y la empresa, por violación al derecho a la vida, salud y a la la oportunidad de  ser atendido oportunamente.

Recomendada

Este será el menú del Papa Francisco cuando venga a Colombia (2)

Este será el menú del Papa Francisco cuando venga a Colombia

El Nuncio Apostólico, Monseñor Ettore Balestrero, presentó al personal que tendrá a su cargo la ...

Deja un comentario