viernes , diciembre 14 2018
Inicio / Editorial / LAS GLORIAS DEL DEPORTE CESARENSE… ¡QUE BUEN MOMENTO!

LAS GLORIAS DEL DEPORTE CESARENSE… ¡QUE BUEN MOMENTO!

Noticias sobre actividades sobresalientes de deportistas oriundos de nuestro territorio cesarense nos llenas de regocijo al verlos triunfar y en podios victoriosos en diferentes ámbitos del deporte. Luego de exaltaciones y satisfacciones, debemos preguntarnos, qué se está haciendo, desde lo privado o lo público, que no se hacía antes, para que esta playa de jóvenes deportistas, colmen páginas y noticias deportivas en diferentes medios de comunicación.
Desde este medio conmino a plantear varios temas y para contribuir al debate, planteo dos propósitos básicos. Si el análisis de estos hechos determina que acciones del sector privado, clubes, organizaciones deportistas, entre otros, mediante su accionar altruista fungieron para que dicha situación se diera, es menester que se conozca y se divulgue, con la finalidad de multiplicar la iniciativa en todos los gremios de la actividad económica y darles reconocimientos en contextos de responsabilidad social empresarial; tramitar beneficios tributarios para aquellas organizaciones que apostaron al éxito y creyeron firmemente en la juventud cesarense, continúen haciendo dicha labor.
Puede que lo anterior sea un sueño, pero puede estar pasando y puede ser una realidad, empero, urge conocer desde la órbita pública, que políticas públicas fueron trazadas, implementadas o ejecutadas, que aún no se han valorados siendo necesario, al igual que argumentación anterior, el descubrimiento de la causa de la situación exitosa del deporte cesarense.
En mi modesta visión de editorialista, luego de cavilaciones, con la necesidad de incitar la investigación de observatorios con que cuentan las universidades de nuestro departamento, a fin de dilucidar elementos conjugado para que estos repentinos éxitos surjan y que en otrora no contábamos, en tanto solo nos quedábamos en contemplación de éxitos de deportistas antioqueños, caleños, bogotanos o barranquilleros, respetuosamente coloco encima de la mesa temática del deporte, la necesidad de saber cuál es la causa.
En este nivel de pensamientos y sopesando lo poco que pueda aportarse al debate, se me viene a la mente la política pública del actual alcalde, que tesoneramente, contrariando a muchos y satisfaciendo a pocos, inició inversión pública mediante intervención en parques de la ciudad para llevar a residentes, espacios de deporte, lúdica y esparcimiento, como elemento sustancial y complementario, de esa actividad de clubes y ligas deportivas que con esfuerzo, han canalizado escasos recursos públicos para apoyar participación de deportista en otras orbitas nacionales.
Esta acción de organizaciones deportivas con la anuencia de apoyos públicos en dichas competencias, generan estímulos a dichos deportistas para ir superándose. Es decir, la misma competencia genera en la mente del deportista, la meta para en próxima participación lograr vencer a cercano rival y así se genera ese escalamiento hacia el triunfo.
Pero retomando el tema público de la intervención mediante inversión de los parques de nuestra ciudad, con respeto de críticos, debe reconocerse que es una adecuada política pública para complementar el esfuerzo de la iniciativa privada a través de clubes, federaciones etc. No se aparta el Alcalde de nuestro querido Valledupar, de ese diagnóstico que la universidad de New York hiciere a la anterior administración en referencia al “espacio público” que para el modelo norteamericano se refería a parque de la ciudad y a la necesidad del empoderamiento de la comunidad residente alrededor de su cuidado y protección.
Alcalde, estos triunfos aguantan cualquier crítica de los detractores de la inversión pública que viene priorizando en su administración. Las generaciones futuras le reconocerán la decisión tomada en pro del deporte. Su visión de largo plazo permitirá en futuro cercano contar con más entusiasmos de jóvenes cesarenses y vallenatos que buscarán más triunfos a nuestro territorio.
He escuchado muchas críticas sobre la ineficiente inversión pública en los parques de la ciudad y rebatiendo mediante afirmaciones, he expresado la necesidad de quitar espacio a los violentos mediante la provisión de bienes públicos, en tanto nuestros niños y jóvenes se inician en las prácticas deportivas. Quita los espacios para disminuir la presencia de los denominados “parches” en las esquinas de nuestros barrios y lo que apreciamos hoy es una niñez y juventud disfrutando de dicho espacio.
Sabemos que los recursos son escasos; sabemos de la situación financiera de nuestro municipio, pero reconocemos hoy que todas estas buenas noticias del triunfo de nuestros jóvenes cesarenses y vallenatos, triunfantes nacional e internacionalmente necesita de la complementariedad de la política pública trazada por su administración como elemento primario de cultura ciudadana.
Sería interesante que otros alcaldes se interesaran en este tema y concertadamente revertieran el ausentismo en la inversión pública en parques de nuestros municipios. Con mucho respeto le plantearía señor Alcalde la necesidad que en nuestros corregimientos también pudiera realizarse esta política pública que la capital goza hoy.
En hora buena Sr. Alcalde, usted está contribuyendo con sus decisiones de políticas pública para que este buen momento, por donde pasa el deporte cesarense, se sostenga y se fortalezca en el tiempo y para que generaciones futuras puedan contar con jóvenes de altas calidades de competición

Recomendada

DIÁLOGOS OPORTUNOS

Definitivamente buenos tiempos de avances soplan en Valledupar. En nuestra labor de formadores de opinión, …

Deja un comentario