Inicio / Ediciones Semanario / Líos en Curumaní por alianza público-privada para renovar el tránsito

Líos en Curumaní por alianza público-privada para renovar el tránsito

La Secretaría de Tránsito de Curumaní se creó en la administración del exalcalde Alaín Cárcamo por allá en el 2010, sin embargo la sectorial no ha funcionado como se esperaba a tal punto que el Ministerio de Transporte estaría pensando en acabarla ya que desde el 2014 la tienen suspendida.

Por estos días en Curumaní no se habla de otra cosa que no sea de la Secretaría de Tránsito de la localidad, la cual pasó de ser un relleno de las administraciones para convertirse en la manzana de la discordia para muchos.

El pasado 28 de diciembre, el Concejo de Curumaní aprobó con amplia mayoría un proyecto de acuerdo en el cual el alcalde Jorge Celis solicitaba facultades para establecer una alianza público-privada que pudiera resucitar dicha sectorial, ya que actualmente es más un mueble de adorno en vez de ser una secretaría que trabaje en pro de la movilidad de la localidad.

La administración del alcalde Celis asegura que con este convenio lo que se busca es que un privado pueda llegar a modernizar la sectorial y ponerla a punto para la que fue creada, sin embargo, para algunos habitantes este no es el camino para recuperarla, aseguran que quien llegue a tomar el control se quedará con los recursos que son del municipio, por eso le están exigiendo a la administración que la recuperación del Tránsito lo haga la misma alcaldía sin la intervención de un privado.

Sea cual sea el camino que se tome, lo cierto es que la secretaría de Tránsito de Curumaní actualmente se encuentra sancionada por el Ministerio de Transporte, por lo que está a nada de que se la lleven. Y como no estar en riesgo si en ella nunca se hizo audiencias públicas, tampoco se tiene convenios con la Policía de Tránsito, sólo una vez se tuvo que fue cuando arrancó, y lo único que en la actualidad se hace es recaudo del pago de comparendos, la cual es muy mínima.

Juan Beleño, abogado y habitante del municipio de Curumaní y quien estuvo involucrado en un comienzo en la creación de esta secretaría habló con La Calle y explicó desde su punto de vista por qué esta sectorial está hoy atravesando por todos estos inconvenientes.

“La inoperancia de la parte administrativa es lo que ha llevado a que la Secretaría de Tránsito, no en esta administración porque en eso hay que ser claro, ya que esto viene desde la administración que la creó, no le dan la importancia que se requiere. La secretaría de Tránsito para mí nació chueca”, dijo Beleño.

Además de ello agregó, “la inconformidad que yo veo de forma personal es la omisión, la falta de interés de las administraciones que dejaron que la secretaría de Tránsito se cayera, y en vez de  buscar la forma y asumir la operatividad no lo hicieron, entonces dicen ellos que está acabada, no hay quien les invierta recursos y ahora tienen que dársela a otros cuando la misma administración ha sido la culpable del estado en el que está, y antes de dársela a un tercero debería invertirle, reorientarla y poner a un director de tránsito y que el alcalde le meta interés”.

 

La gente de Curumaní habló

En días pasados hubo una movilización en Curumaní en donde decenas de habitantes del municipio salieron a las calles a protestar por lo que ellos llaman la privatización del Tránsito, uno de los líderes de la movilización fue Carlos Dávila, quien habló con este medio de comunicación sobre los motivos que lo llevaron a oponerse a dicha alianza.

“No estamos en contra de la modernización del Tránsito, estamos en contra de la privatización y de los porcentajes tan nefastos que tiene esta concesión en donde el 70% va para el privado y el 30% para el público, en donde también será la concesión el que con la cartera que hay de 12 mil 930 millones, también entrarían a percibir con el mismo porcentaje”, dijo Dávila.

Ender Alviar, representante del corregimiento San Sebastián: “Me parece grave que quieran privatizar el tránsito de Curumaní, porque yo que tengo un pedacito de moto dos tiempos me tocará comprar otro vehículo para traer la carga a Curumaní”.

Juana Camacho, habitante de Curumaní: “Yo pienso que esta es una decisión completamente nefasta, el municipio aún no cuenta con las herramientas para implementar esa estrategia, este es un municipio que apenas está en vía de desarrollo y que la decisión que los señores concejales y el alcalde han tomado no es la correcta porque vamos a ser perjudicados con el presupuesto. Los habitantes de Curumaní no van a tener cómo pagar un comparendo o mucho menos como comprar un seguro de moto y todas esas cosas para podernos poner al día paz y salvo, entonces me parece una decisión errónea”.

Una opinión diferente tiene Wilson Rincón, habitante de Curumaní, quien dijo: “el proyecto que acaba de aprobar el Concejo Municipal de Curumaní ha sido malinterpretado por gran parte de los ciudadanos que protestan en contra del mismo, si lo leyeron creo que no han comprendido, porque no podemos hablar de una privatización puesto que hay una participación por parte del municipio, creo que hemos centrado la discusión en unos aspectos diferentes a los que debimos haber hecho que fue que los ciudadanos conocedores del tema pudieron haber hecho su aporte durante la discusión en el Concejo para permitirle al alcalde tener puntos de vista distintos de la ciudadanía, para que lo se cree sea lo que más le convenga a Curumaní”.

 

¿Qué dice la administración?

Al respecto hablamos con la secretaria de Tránsito de Curumaní, Xilena Anillo Rodríguez, quien defendió este convenio. Vale la pena aclarar que después de la aprobación en el Concejo para poder crear la alianza, la administración deberá empezar, por medio de una licitación, la escogencia del operador del Tránsito, trámite que aún no se ha iniciado.

“Desde el 2014 no tenemos activo el tema de trámites en la secretaría de Tránsito, se cayó la plataforma y no fue posible rehabilitarla, yo tengo dos años al frente y por mucho que hemos gestionado no ha sido posible, cuando ya tuvimos la conexión al RUT aparecimos como inactivos ante el Ministerio de Transporte, por esta razón el Tránsito, posiblemente, si seguimos así no los quitan, es lo que lo que no queremos”, dijo la funcionaria.

“Lo que no queremos es que estén mal informando a la comunidad, el alcalde ya ha dado su punto de vista, se ha ido a la emisora a explicarle a la gente pero no, todavía existen persona que están inconformes con la decisión”, agregó.

Otro aspecto que tocó la secretaria Xilena Anillo Rodríguez es que esta no es la primera vez que se establecen este tipo de convenios, “actualmente casi todas las secretarías de Tránsito están operando bajo esta misma modalidad de alianza público-privada, Curumaní ya es un municipio bastante grande y buscamos es mejor infraestructura, adquirir nuevas tecnologías, que se puedan hacer todos los trámites que es lo más importante, que la gente pueda pagar sus impuestos aquí y no tenga que irse para otras ciudades, básicamente eso queremos”.

Finalmente la funcionaria desmintió que ya se haya establecido el monto que ganaría el operador, para ello dijo, “eso no es así, la Ley dice que el privado debe ir un poco más arriba del público, pero no es que vaya a quedar 70/30, son tres personas que están mal informado y no se han tomado la molestia de leer bien el acuerdo”.

 

‘No estamos buscando crear una alianza para perseguir’, alcalde Celis

El alcalde Jorge Celis también explicó sobre este tema y dijo que se ha creado mucha desinformación sobre la alianza que su administración busca crear, además que con ella se busca conseguir los recursos para poner a funcionar la secretaria de Tránsito como se debe.

“Se tomó la decisión de acudir a esta alianza público-privada debido a que el municipio no cuenta con los recursos que se necesitan para poner a tono la implementación de equipos que se necesitan para que la Secretaría de Tránsito cumpla con las funciones que le fueron asignadas y que buscan que ese servicio público se le preste a todos los ciudadanos como debe ser”, dijo el mandatario.

Agregó además, “no estamos buscando crear una alianza para perseguir al pequeño productor, ni al campesino, o a las personas de escasos recursos, naturalmente todo aquel que adquiere un vehículo sabe que tiene la obligación legal de adquirir su Soat y pase de conducción, porque tampoco es el hecho de que porque seamos un municipio pequeño los ciudadanos crean que pueden vivir en la ilegalidad. Además que cuando se habla de que se hicieron recaudos por 12 mil millones de pesos realmente eso no le está ingresando al Municipio y de ninguna manera el operador que gane la licitación para hacer la alianza va a participar de los recaudos que se hicieron con anterioridad”.

El mandatario explicó además que no se busca perseguir a la comunidad, “no quisimos hacer un convenio directamente con la Policía porque se tiene la mala recordación que cuando se hizo el convenio con la Policía verde se tuvo accidentes debido a que estos se dedicó casi que exclusivamente a perseguir a las personas que generó un accidente que en aquel momento fue reprochado por toda la comunidad, lo que se va a tener son reguladores de tránsito o policías azules”.

El alcalde Celis finalizó diciendo que el objetivo es acabar con los desórdenes que se forman en las calles de Curumaní especialmente en puntos como la calle 8, el parque central, el mercado público, y el terminal del transporte.

Recomendada

En Cesar se desarrolla el programa ‘Hacemos pan, hacemos paz’

Con el programa “Hacemos pan, hacemos paz”, la Agencia para la Reincorporación y la Normalización …

Deja un comentario