Inicio / Opinión / Columnistas / LO QUE ESPERAN LOS HIJOS DE LOS PADRES

LO QUE ESPERAN LOS HIJOS DE LOS PADRES

En una reunión de padres de familia, un joven pidió la palabra para leer un escrito que había hecho con varios de sus compañeros. El rector, un poco sorprendido, aceptó la lectura del siguiente documento.

Son muchas las ocasiones en las que se escucha a los padres manifestar lo que quisieran de sus hijos cuando crezcan. Por ejemplo, que sean grandes profesionales, exitosos y responsables. Hablando de hoy: que obedezcamos, que ayudemos en la casa, que seamos educados con papá y mamá, en fin, esperan muchas cosas de nosotros. Pero alguna vez, desde su perspectiva de padre o madre, ¿Han pensado lo que nosotros, sus hijos o hijas, esperamos de ustedes?

COMPRENDANNOS. Sabemos que ustedes trabajan pero nosotros estudiamos, no somos multiusos y también nos cansamos, no somos perfectos y tenemos errores, pero los tenemos a ustedes para ayudarnos a mejorar. Nos gustan cosas diferentes, porque los tiempos cambian y las costumbres también, compréndannos, somos diferentes a ustedes.

RESPETENNOS. Respeten nuestras decisiones, preferencias y opiniones, puesto que unas y otras reflejan nuestra manera de ser. Respeten nuestra privacidad, sueños y metas: tal vez no sean lo que ustedes desean, pero si lo tenemos es porque al menos deseamos cumplirlos.

APOYENNOS. No se imaginan cuanto necesitamos de ustedes, son nuestra fuerza para poder cumplir todos esos sueños y deseos. Apóyennos en lo que elijamos en nuestra vida, ya sea nuestra carrera, nuestra novia o novio, nuestros amigos, o en la metas que nos propongamos. Exprésennos abiertamente ese apoyo y así saldremos adelante con mayor facilidad.

ESCUCHENNOS. Escuchen cuando les hablemos: no solo hablen ustedes. Escuchen nuestras historias, pero demuestren sus ganas de oírnos, escuchen nuestros problemas, sentimientos, reclamos y gritos. Por más insignificantes que sean las cosas que les contamos, óigannos, lo necesitamos.

ORIENTENNOS .Tal vez muchas veces lo hayan intentado y no lo hemos aceptado: perdónennos por no hacerlo, pero por favor nunca dejen de aconsejarnos y guiarnos. Ustedes son los de la experiencia, lo reconocemos. Pero lo más importante: sean nuestro ejemplo, nuestro modelo a seguir. No exijan cosas que ustedes no dan; no exijan respeto si nos insultan y ofenden; no pidan que cumplamos lo que prometemos si ustedes no lo hacen; no nos piden besos y abrazos si lo que recibimos a cambio son gritos y golpes. Los queremos y mucho, nos encanta que sean nuestros padres, necesitamos sus besos, abrazos, pero también que nos dejen volar.

Sabemos que ustedes no son perfectos, nosotros tampoco lo somos, no pueden cumplir nuestros caprichos, pero lo material no nos importa. Sabemos que hacen las cosas por nuestro bien; que no quieren que suframos, pero de repente es bueno sufrir y tropezar, y tal vez así nos levantaremos más fuerte y venceremos. Los queremos mucho y gracias por todo. (Tomada del libro La culpa es de la vaca para mujeres). Me encantó este texto. Los chicos y chicas están cuestionando la conducta de sus padres, este mensaje nos pone a pensar en la gran importancia de la COMUNICACIÓN. Los padres de familia, deben tener una comunicación clara, directa, efectiva y de confianza, no necesariamente es la de un amigo, es la de LOS PADRES CON LOS HIJOS.

Los hijos esperan de sus padres que sean “Padres Educadores” o mejor “Padres Padres con todo: cercanía, comunicación, amor, tiempo, preocupación, adecuada orientación, y cuidarlos para que ellos puedan brillar con su propia luz.

FELIZ INCIO DE SEMANA PARA TODO EL CESAR Y LA GUAJIRA

Recomendada

ROBARON A DIOSELINO

“Justo es que pierda lo suyo, quien robar quiso lo tuyo.” Llegó sudoroso entre la …

Deja un comentario