Inicio / Notas Diarias / Los 3.500 millones de pesos que despilfarró Aguas del Cesar

Los 3.500 millones de pesos que despilfarró Aguas del Cesar

En el 2011, habitantes del corregimiento La Mata, jurisdicción del municipio de La Gloria, hicieron un proyecto para que se les construyeran el acueducto y la planta de tratamiento del mismo, la plata se consiguió a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), quienes financiaron el proyecto, le dieron los recursos a la Gobernación del Cesar quien a su vez se los entregó a Aguas del Cesar. Hoy la comunidad reclama que los trabajos quedaron mal hechos y que la obra podría terminar convertida en un ‘elefante blanco’.

Vuelve y juega, nuevamente una comunidad denuncia una obra que está a punto de convertirse en un ‘elefante blanco’, en esta oportunidad la voz de alerta viene desde el corregimiento La Mata, jurisdicción del municipio de La Gloria en el sur del departamento del Cesar, en donde se construyó un acueducto con una planta de tratamiento por el valor de $3.500 millones de pesos.
En diciembre de 2015 la obra fue inaugurada por el exgobernador Luis Alberto Monsalvo y el exalcalde Reinel Lobo, sin embargo, solo posaron para la foto, porque la obra no ha funcionado como se esperaba, pese a que la comunidad advirtió a todo pulmón que los diseños no eran los indicados y que por ello la obra no iba a funcionar, tal y como ahora está ocurriendo.
Pero bien dicen que lo que mal comiza, mal acaba, dichos trabajos desde un comienzo presentaron decenas de problemas, como por ejemplo; que este proyecto se comenzó a trabajar desde el 2011, los trabajos duraron más de cinco años cuando en el contrato tenía un tiempo estipulado de 11 meses. Un mes para que se ajustaran los diseños y el resto del tiempo debía invertirse en la construcción del mismo, tiempo que evidentemente no se cumplió.
Hoy, siete años después la comunidad sigue esperando que se le cumpla lo que un día se le prometió, una obra que tenga las especificaciones que se plasmaron en el proyecto y que los debería tener tomando agua tratada y de manera constante.
Al respecto se pronunció el concejal Miguel Torres, quien además reside en el corregimiento de La Mata y conoce cuales son las condiciones en las que la comunidad está recibiendo el servicio de acueducto y alcantarillado. El Corporado advirtió que la planta de tratamiento nunca ha funcionado, y que además desde la bocatoma el agua no llega con la suficiente fuerza a todo el pueblo.
“La planta de tratamiento no trata la suficiente agua para que llegue al corregimiento de La Mata y muchas veces cuando llega el agua y está lloviendo, llega barrosa y con hojas, porque no pasa por la planta de tratamiento que quedó mal diseñada… Hoy los habitantes de La Mata y Besotes no están tomando agua tratada, lo cual es perjudicial para la salud, y hay casi cuatro mil personas que reciben esa agua”, explicó Torres.
En el mes de noviembre las fuertes lluvias provocaron que una avalancha acabara con la bocatoma, según indica el concejal habló directamente con Pedro Serrano, director de Aguas del Cesar, pero la ayuda nunca se dio. “En el mes de noviembre se presentó una pequeña avalancha y dañó la bocatoma, entonces se le informó a la administración y Aguas del Cesar y no se ha hecho nada por ese acueducto, la gerente del acueducto y la comunidad asimismo asumieron el rol para arreglar los trabajos, pusieron unos tubos provisionales”, contó.
Por eso el Corporado aprovechó este espacio para pedirle a las autoridades que no sigan haciendo el de la ‘vista gorda’ con este problema, puesto que ya es hora que tomen cartas en el asunto, antes que lo que se hizo termine convirtiéndose en otro ‘elefante blanco’. “Queremos por parte de las autoridades competentes que miremos cómo solucionamos ese tema, porque eso no puede quedar así, la inversión que se hizo fue muy grande y no se pueden perder, en este momento ese acueducto está obsoleto”, finalizó diciendo el Corporado.

¿Y la comunidad?, llevando del bulto

No cabe duda que los únicos perjudicados con esta situación no son otros que los habitantes de La Mata y Besotes, quienes son los que padecen por no contar con agua tratada que les mejore sus condiciones de vida, pero pese a las deficiencias de los trabajos, es claro que gracias a que se han organizado, al menos están recibiendo agua de manera continua cuando no están en invierno.
A través de la Asociación de los Usuarios de los Servicios de Acueducto y Alcantarillado de los corregimientos de Besotes y La Mata (Asobemata), se han puesto las pilas y han buscado la manera de resolver los chicharrones que mes a mes les sale con esta obra mal hecha, puesto que a través de una cuota de $6.000 pesos mensuales se está buscando subsanar cada cosa que sale.
“La planta de tratamiento nunca ha funcionado, la obra la recibieron el 11 de diciembre de 2015 sin estar terminada, y pese a que esto ha sido denunciado en Contraloría, Procuraduría, la misma Gobernación sabe, Aguas del Cesar tiene conocimiento no pasa nada”, dijo un representante de Asobemata para La Calle.
Y agregó además, “la comunidad de su bolsillo es la que ha asumido los daños y arreglos, pero en muchos casos los materiales que se usan son muy caros y no se han podido conseguir, como comunidad hemos respondido solucionando, pero nosotros no tenemos ni debemos responder”.
“Tenemos un acueducto deficiente, la planta no funciona, el agua la estamos tomando directamente como viene. Aquí es un problema, el diseño del proyecto viene desde arriba de la sierra de Besotes para que llegue por gravedad, tenemos problemas porque el proyecto tiene cuatro cruces, que incluye cruzar la quebrada Besotes, en el 2016 tuvimos el primer problema porque la quebrada creció demasiado y se llevó los cuatro cruces, duramos un mes sin agua, se le informó a la alcaldía, Gobernación, Aguas del Cesar, se hicieron videos y fotos y ninguno de ellos dio la cara, en el 2017 pasó lo mismo, y así no la pasamos a veces hasta un mes sin agua duramos”, dijo Asobemata, a través de un comunicado de prensa.

Se tiran la pelotica

La Calle habló con el secretario de Obras del Cesar, Federico Martínez, quien aseveró que quien debe responder por las deficiencias del proyecto es Aguas del Cesar porque fue la entidad que se encargó de todo el proceso de contratación.
“El que ejecutó ese contrato fue Aguas del Cesar, cuando tú eres el que contrata tienes las herramientas administrativas, en este contrató Aguas del Cesar y ellos son los que deben velar porque el contratista cumpla, aplicarle la póliza”, dijo el secretario Martínez.
Sin embargo, el secretario manifestó que llamará a Aguas del Cesar para ver qué se ha venido haciendo con este proyecto, y si todavía se puede hacer algo. Igualmente, La Calle trató de comunicarse con Pedro Serrano, pero este nunca nos respondió, además desde el área de comunicaciones de la empresa informaron que no se pronunciaría al respecto.

Recomendada

En el programa ‘Generación de Negocios Verdes’ en 2018, harán parte 18 autoridades ambientales

Autoridades ambientales son las priorizadas este año para hacer parte de la estrategia de intervención …

Deja un comentario