Inicio / Editorial / Los gobernantes se creen gobernantes intocables y los entes de control brillan por su ausencia

Los gobernantes se creen gobernantes intocables y los entes de control brillan por su ausencia

Las administraciones públicas, o los cargos públicos a mi entender han perdido el norte. Vemos un presidente de la república que presume ser un monarca, un rey. También en los municipios y departamentos algunos presumen ser igualmente de la monarquía; creerán ser condes, duques, o cualquier otro título nobiliario otorgado por esta “monarquía”.

Particularmente me refiero a administraciones como la del actual alcalde Freddy Socarras, que hacen unas acciones burlescas, de malabarismo, cual “bufón de la corte” ante la sociedad vallenata. ¡Cómo es posible que el Alcalde Socarras a última hora quiera hacer un préstamo! Un empréstito que criticó durante ¡cuatro años! Tiene cuatro años recordándonos que las finanzas del municipio estaban acabadas porque el ex alcalde Luis Fabián Fernández hizo un empréstito de $36 mil millones de pesos para arreglar la situación del agua en Valledupar. Situación que aún padecemos los habitantes del municipio y que hoy en día nos tuvimos que ir a ley 550; ¡Como se le ocurre al alcalde salir con la brillante idea de sacar un empréstito a última hora!

Mis queridos lectores, a mí me parece que esto es una burla pal municipio, una burla pa los electores. Es que aquí se sabe que detrás de esto puede haber intereses particulares y mucho más en esta época electoral. ¡Claro! es que los concejales están que “muerden la última tajada” y se les arreglaría la vida política si llegará un poquito de “mermelada” a sus manos. Entonces esto me parece nefasto.

Por otro lado, al parecer vaciaron el Hospital Eduardo Arredondo, todos los programas sociales de la alcaldía y vemos que la Procuraduría, que es la entidad que debe estar atenta a este tipo de “movimientos”, brilló por su ausencia.

Yo solicito a la procuradora María Antonia Orozco que se dé cuenta de los movimientos que hay. Porque hay fotos que permiten ver que había empleados de la administración y prácticamente toda la planta de personal, en la inscripción del candidato del alcalde. Un candidato que todo el mundo sabe y lo reconoce que es de él.

¿En qué municipio estamos? ¿En qué monarquía? Un alcalde que todo lo que ha prometido ha sido mentiras; ha traicionado a todos sus amigos e incluso a su familia; le quedo mal a todo el que puso como precandidato; tiene problemas, porque una de sus funcionarias pública termino involucrada con él y al parecer tienen una hija.

Mi pregunta es muy clara: ¿Dónde están las autoridades de control? la Procuraduría, la Contraloría, que son las únicas que pueden de alguna manera darle un alto a esto que está ocurriendo en el municipio de Valledupar, antes de que lo termine de “enterrar” este señor. ¿Por qué si sacan a los empleados y programas sociales, no se ha visto que han abierto una investigación? ¿Por qué si saben que el alcalde está gestionando un crédito que endeudaría más a nuestro municipio, brillan por su ausencia? ¿Donde está la doctora María Antonia Orozco? ¿Para qué tenemos a las entidades de control?, necesitamos urgentemente que se pronuncien.

Recomendada

EL ÁNGEL DE LA GUARDA DE LUCHITO Y ENRIQUE

Esta semana en el Semanario La Calle, hablaremos de dos procesos que, aunque parecen aislados …

Deja un comentario