miércoles , octubre 17 2018
Inicio / Semanario / Local / Los líderes de ‘Nando Marín’ fueron silenciados con contraticos de la Alcaldía

Los líderes de ‘Nando Marín’ fueron silenciados con contraticos de la Alcaldía

En referencia al tema de la urbanización ‘Nando Marín’, llueve sobre mojado. Recién habían transcurrido dos años y los problemas (de toda índole) habían aflorado cual si hubiesen transcurrido más de una década.

A pocos meses de la finalización del periodo de gobierno de Freddys Socarras, y según varios miembros de la comunidad de ‘Nando Marín’, muchos de los problemas más mentados durante esta administración nunca fueron resueltos.

Pero la situación tiene un plus: La notoria reserva de los locales para denunciar las problemáticas, y que según este medio conoció, se debe a presiones de líderes de la misma comunidad quienes trabajan con la administración municipal.

El suplicio de ingresar a ‘Nando Marín’

La principal y más visible molestia sigue siendo la entrada a la urbanización, pues desde la inauguración de la obra no ha sido pavimentada, convirtiéndose en foco de enfermedades respiratorias dada las condiciones áridas del terreno, los vientos y las altas temperaturas. Junto a esto, la ubicación remota del lugar crea las condiciones adecuadas para la proliferación de focos de delincuencia, hecho que ha convergido en el cobro de tarifas a los transportadores para poder circular por el área.

Lo anterior ha provocado una reducción considerable de la circulación de vehículos de transporte público en la localidad, lo que perjudica a los trabajadores residentes y que en la gran mayoría de casos deben recorrer grandes distancias para llegar a cumplir sus labores. “Ya ni madrugando alcanza uno a llegar a tiempo al trabajo. Las rutas llegan tarde o no sé qué les pasa, pero el transporte es un problema”.

Los apartamentos ¿se vendrán abajo?

Fueron muchas las fallas que se presentaron en ‘Nando Marín’ durante la administración de Freddy Socarrás Reales, fallas que fueron atendidas en su debido momento pero no de la mejor manera. Por ejemplo, el ‘reparcheo’ superficial de grietas y filtraciones causantes del derramamiento de aguas negras en el interior de las casas, las asistencias psicológicas hechas a los pobladores que violan el manual de convivencia y que hoy por hoy siguen obviando las normas, etc.

Una de las habitantes de la urbanización, y quien prefirió mantener su identidad oculta, denunció: “Vivir acá se ha convertido en una experiencia agridulce. Por un lado la bendición de tener casa propia; de otro lado están los problemas que han surgido tanto en los edificios como en la convivencia con los vecinos. En mi caso concreto, iba a invertirle un dinero al apartamento para arreglarlo. El señor de la obra me recomendó que no le invirtiera plata porque a la larga las paredes se me iban a venir encima y que si podía ir viendo para donde irme que sería una buena idea”.

Además, esta misma testigo añadió “hace días unos funcionarios de la concesión que está construyendo la urbanización ‘Nelson Mandela’, ubicada en todo el frente de ‘Nando Marín’, llegaron hasta acá a realizar estudios sobre las condiciones de la infraestructura con el fin de que, en caso de haber daño en las torres de ‘Nando’, se pudiera saber si era responsabilidad de la maquinaria pesada y las obras que se hacen para la urbanización ‘Nelson Mandela’. El hecho es que estos funcionarios, después de analizar mi apartamento, me dieron los resultados y dijeron que la infraestructura ya tenía daños y que las grietas no eran por las obras de la otra urbanización, sino por las mismas características de los materiales de las casas”.

Sobrepoblación en los apartamentos

Otra de las aristas de esta situación es la sobrepoblación que se presenta en varios apartamentos. Ana Ariza, otra lugareña, manifestó “hay que diferenciar cuando el daño en las casas son por culpa de la misma construcción o por culpa de la gente. Acá las casas fueron hechas para el núcleo familiar, solo hay tres habitaciones y son pequeñas, pero hay familias que llevan a los abuelos, tíos, nietos, primos, perros y gatos, y así no hay casa que aguante. Eso ha acelerado el desgaste de las casas, tras de que son bien delicadas”.

Desbordamientos de las alcantarillas

Otro de los líderes del sector ‘Mis muchachitas’ y quién se identificó como Juan, mencionó que el problema del alcantarillado reside en la calidad de las tuberías. “Acá en muchas ocasiones se han dado desbordamientos de las alcantarillas. Claro, a veces es por la misma comunidad que tira solidos a las tuberías. Pero una vez vinieron unos técnicos a arreglarnos una tubería. Al poco tiempo esa misma tubería se rompió por la presión del agua, eso nos dijeron unas personas que saben de construcciones y que vieron que los tubos son de los más baratos y de mala calidad”, aseguró el testigo.

Y los computadores con el internet ¿dónde están?

Dentro de las quejas más frecuentes y que la comunidad espera una respuesta inmediata, es la entrega de los computadores con internet que la Administración Municipal había prometido dar en el momento en que se hacía entrega del apartamento. “Nos dijeron que nos iban a entregar un apartamento que venía equipado con computador y con internet, ninguna de esas cosas hay, no sabemos para donde llevaron los computadores, pero si sabemos que lo de los computadores fue orden presidencial. Internet no hay nada. Para mí fue un robo, porque son aproximadamente mil 600 computadores. Ojalá esta noticia llegue a la presidencia, a ver si nos resuelven”, expresó uno de los líderes quien no quiso identificarse.

Varios vecinos no saben convivir…

Continuando con la amplia lista de fallas, una de las principales causantes de discordia entre vecinos es el incumplimiento del manual de convivencia. Juan, identificado así según él por razones de seguridad, uno de los líderes del sector de ‘Nando Marín’ conocido como ‘Mis Muchachitas’, opinó “La culpa en ese sentido es de nosotros. Nos dieron el manual apenas nos dieron las casas, pero estoy seguro que ninguno leyó eso. Acá les decimos que respeten el volumen de la música que ponen, que pongan las basuras en su lugar, que no laven las casas por dentro porque el agua se filtra a los apartamentos ubicados en los primeros pisos, de todo hemos hecho, pero no quieren colaborar. Acá nos vienen a visitar psicólogas y trabajadoras social para orientar a las personas en ese tema, pero es poco lo que logran y dura por poco tiempo. Hay casas que desde afuera se ven ventanas rotas y balcones deteriorados, es un asunto de cultura”.

Situación de seguridad

Ahondando especialmente en el asunto de la inseguridad en la localidad, los habitantes de la urbanización se abstuvieron de mencionar el asunto, al parecer por la agudización del mismo. “Acá ese sigue siendo el problema. En la propia puerta de mi apartamento, en plena luz y frente a varias personas que transitaban por ahí le quitaron el celular a una sobrina”, mencionó Juan, uno de los líderes del sector ‘Mis Muchachitas’, quién además agregó con reserva y tono claramente amedrentado “el pago de peajes para pasar de un sector a otro en la misma urbanización es una realidad. No sabemos si son bandas que ya venían formadas o si se formaron acá, de eso muy poco sabemos”.

¿Presiones a la comunidad por parte de los mismos líderes?

Una de las situaciones que más llamaron la atención durante la investigación hecha en ‘Nando Marín’, es la reserva celosa generalizada en los residentes del complejo de apartamentos, quienes no ocultaron sus expresiones de recelo y resistencia ante las preguntas que se formulaban. El Semanario La Calle indagó sobre esta situación y se pudo conocer de parte de varios testigos de la comunidad, que diversos líderes de los edificios de todo el complejo trabajan para la Alcaldía y que estos al tiempo se niegan a denunciar las problemáticas con tal de conservar sus fuentes de ingresos. “En la localidad hay 12 torres, y en cada torre hay uno o dos líderes. Eso al final suma más o menos 15 líderes por sector. Entre todos estamos divididos, unos queremos denunciar el mal acompañamiento de Fonvisocial, la Alcaldía y los problemas que nos aquejan, mientras que otros líderes no quieren hacer denuncias ni hablar sobre nada, porque la Alcaldía los tiene trabajando y entrar a denunciar les pondría en riesgo ‘la tetica’ de la que están beneficiándose, no quieren comprometer su fuente de ingreso”, denunció uno de los lideres, quien se identificó como Memo.

En relación a lo anterior, otra líder del sector ‘La primera piedra’ y quien se identificó como Tania, denunció que varios de estos líderes constriñen a los pobladores de la localidad a no hablar de las problemáticas de la urbanización, menos aún en época electoral. “Esto es delicado y la verdad es que no puedo decir mucho del tema, pero no todos podemos ponernos a hablar de lo que pasa acá porque va para problemas. Las denuncias están calladas porque hay líderes que no quieren morder la mano que les da de comer” declaró la líder.

Recomendada

La mujer que dejó huella en la alcaldía de Valledupar

Sol María Liñan: En los pasillos de la casa municipal de Valledupar, Sol María Liñan …

Deja un comentario