miércoles , diciembre 19 2018
Inicio / Semanario / Local / Los males que aquejan al barrio Alamos III

Los males que aquejan al barrio Alamos III

Entre el mal estado y olvido de las zonas verdes, la delincuencia, la falta de alumbrado público y los altos costos del servicio eléctrico conviven más de 900 vallenatos que residen en el barrio Álamos III, al suroccidente de la capital del Cesar, según denuncia de la presidente de la Junta de Acción Comunal.
Es por ello que la comunidad alzó su voz manifestando todas las necesidades que sufren por el olvido de las administraciones que han pasado por el palacio municipal, la comunidad, que tiene más de 22 años, tratando de sacar adelante su barrio liderando campañas ecológicas, de seguridad y cultura ciudadana se cansó de luchar contra la corriente.
Semanario La Calle habló con los líderes del sector, para conocer detalles de las problemáticas que los aquejan; la presidenta de la Junta de Acción Comunal Katiuska Vides manifestó, “nuestro principal problema es la acequia Las Mercedes, puesto que se ha enmontado porque hace más de 20 años no le realizan las limpiezas respectivas, Pese a que en una invitación al Concejo municipal lo solicitamos, a lo que nos han dicho que ya fueron radicadas dichas solicitudes en la Oficina de Planeación pero aún no han desarrollado la visita, conocemos que no se tiene la maquinaria, pero esta sectorial puede direccionar”.

Los problemas más sonados

Las más de 180 familias que viven en las seis manzanas que componen este sector de Valledupar, sufren un sin número de situaciones que no les permiten vivir tranquilos.
Los problemas más renombrados son el alumbrado público, la canalización y limpieza de la acequia Las Mercedes, el olvido de entidades y las altas tasas del servicio de energía, pero esto no termina allí; tras la falta de asistencia administrativa la comunidad afirma que se han desarrollado otras situaciones desencadenadas por las contrariedades ya mencionadas.

Los líderes alzaron su voz

“El olvido de la administración a este sector es eminente, pese a que tenemos una importancia muy grande, puesto que somos parte de corredor universitario. El verdadero problema del barrio es la acequia Las Mercedes, puesto que la falta de intervención de las entidades administrativas nos ha desarrollado otras problemáticas, como: Delincuencia, problemas de salud e higiene, vandalismo. Son estas las situaciones que hoy nos tienen en ‘Jaque’”, acotó Vilma Torres, miembro de la Junta de Acción Comunal.
Para Magali Díaz, habitante del barrio a parte de la acequia Las Mercedes, la falta de alumbrado público es otro causante de los dolores de cabeza de Álamos III. “Entre los problemas más grande que tiene el barrio está la inseguridad, la falta de alumbrado público ha generado una oscuridad que se vuelve pues el escenario perfecto para comerte hurtos y en segundo el tema de es el cobro excesivo del servicio de energía”, dijo.
Yomaira Orozco, habitante del barrio expresó “no solo es la inseguridad, en este barrio nos hacen unos cobros irregulares del servicio de luz, los recibos de mi casa llegan entre 150 y 200 mil pesos. Hace poco quedé viuda y vendí el aire acondicionado porque no podía pagar los recibos, pese a eso sigo pagando esas altas tasas”.
Hacne Bonilla, líder social del barrio: “Ver el barrio en estas condiciones me aqueja mucho, este era un sector tranquilo, pero de un momento a otro no se volvieron aparecer por aquí las entidades administrativas quienes nos han dejado solos y ahora padecemos de inseguridad, falta de alumbrado público e intervención de Aseo del Norte”.

¿Qué dice la administración?

Frente a las problemáticas que aquejan a los residentes del Álamos III, este medio de comunicación habló con Ramiro Andrade Castilla, gerente de Electricaribe regional Cesar; Cristian Martelo, gerente de Aseo del Norte y Jorge Maestre, secretario de Planeación municipal.
El primero en hablar fue Ramiro Andrade Castilla, gerente de Electricaribe, expresó “en primer lugar tenemos que decir que lo que se factura en energía es lo que registra el equipo ubicado en el sector, y del costo unitario del kilovatio es regulado porque no es establecido de manera fija por Electricaribe, esto en primer lugar y en segundo lugar nuestros usuarios pueden encontrar los días que fueron cobrados; además de que la ciudad no existe una cultura del buen uso del servicio de energía que pues acarrea consecuencias monetarias”.
Frente a las declaraciones de la comunidad, Cristian Martelo, indicó que le pondrá la lupa a las escobitas y rutas porque el servicio debe prestarse. “Nosotros tenemos unas rutas y unos servicios establecidos en ese sector, no conozco el nivel de detalle de las causantes de que no se esté presentando el servicio, pero me comprometo con la comunidad en revisar con lupa que está pasando y dar las soluciones pertinentes a esta problemática”.
El secretario de planeación, Jorge Maestre, explicó que este sector está contemplado en las nuevas inversiones que se realizarán en el tema de expansión de alumbrado público sobre todo en los parques. “En una reunión que tuvimos con la concesión de alumbrado público y la interventoría hemos decidido determinar un presupuesto para repotenciar las luminarias que tiene falencias en aquellos sectores que se encuentran en un estado y lograr también realizar las limpiezas pertinentes así solucionar estas problemáticas además de que Valledupar avance”, manifestó.

Recomendada

La Calle, un año más ‘Regalando Sonrisas’

Por cuarto año consecutivo Semanario La Calle cumplió con su proyecto de Navidad, ‘Regalando sonrisas’, …

Deja un comentario