miércoles , enero 17 2018
Inicio / EDICIONES SEMANARIO / Luchito Peñaloza, el alcalde que ‘peló el cobre’ en 2017

Luchito Peñaloza, el alcalde que ‘peló el cobre’ en 2017

De escándalo en escándalo, así fue el 2017 del alcalde del municipio de Codazzi Luis Vladimir Peñaloza Fuentes, el hombre que es conocido por ser de armas tomar no bajó una línea y haciendo uso de la Personería, enfrentó una de las peleas más grandes con la gerente del hospital del municipio Amalia Mejía, quien fue separada del cargo desde el mes de junio y desde entonces, ha sido suspendida en cinco oportunidades a través de autos emitidos por el personero Jorge Alfredo Ovalle Márquez.

 

Para empezar a recapitular lo que fue el segundo año de administración de Luchito Peñaloza, hay que iniciar por el contrato de 100 millones de pesos con el que el mandatario municipal habría beneficiado a unos ‘amiguis’ del departamento de Córdoba, región  en la que antes de ser alcaldía contrató más de un obra.

Con el ‘paquito’ de prestar servicios de apoyo a la gestión, la alcaldía de Codazzi adjudicó contrato de forma directa a Nataly Esther Caballero Hernández, proveniente de Chigorodó (Antioquia), representante Legal de Salud Región Ltda, empresa que se quedó con el contrato y además se conoció es de origen cordobés.

Dicho contrato, se conoció, se dio de forma directa con el fin de ejecutar una interventoría a los procesos del régimen subsidiado, la cual debió efectuarse a través de concurso de mérito, proceso que no habría pasado Salud Región Ltda, esto porque según se conoció, es una empresa que sólo tenía un mes de creada, además de no contar con domicilio en el departamento del Cesar. Sin embargo, para el alcalde esto no fue impedimento y para el 01 de junio del 2016 ya el contrato estaba andando como rueda suelta y tuvo su finalización en el mes de diciembre.

A la fecha aún se cree que la renuncia del exsecretario de Salud Álvaro Fuentes obedeció a que no comió cuento y a los cuatro meses de haberse firmado el acta de inicio le puso la lupa, toda vez que era supervisor del mismo.

Frente a este contrato, la Contraloría General de la República, solicitó información el 25 de enero de este año, sin embargo, a la fecha de esto no se sabe nada.

La lengua de Luchito

Su forma grotesca de decir las cosas y la falta de prudencia terminaron siendo cuchillo para la garganta del mandatario, el hecho se dio en el mes de marzo cuando el burgomaestre a viva voz y por un medio radial salió a decir que él como candidato al cargo municipal se había metido la mano al dril para que el que hoy es su principal opositor, Jairo Flórez, le trabajara en su campaña, declaración con la que se puso la soga al cuello toda vez que él mismo se puso en la picota pública, diciendo palabras más, palabras menos que había incurrido en corrupción al sufragante , delito que de ser comprobado implica de cuatro a nueve años de prisión.

 

La revocatoria que lo tenía asustado

A pesar que al final la revocatoria de mandato que el Comité ‘Codazzi sin futuro’ emprendió en contra del gobierno de Luchito Peñaloza por no cumplir con su plan de gobierno no prosperó, fue una situación que lo tuvo guindando, toda vez que la falta de gestión e inversión no le permitían luchar con esperanzas, sin embargo al final del cuento el número de firmas avaladas no cumplió con el número requerido por la Registraduría Nacional.

Este proceso tuvo largas y cortas, entre esas, un atentado en contra del coordinador del Comité Pedro Nell González, a quien al parecer intentaron prenderle fuego en su lugar de residencia, hecho que se dio en julio de este año y que achacado al mandatario municipal, sin embargo, pese a que la denuncia fue entablada, frente a esto tampoco pasó nada.

Posterior a ello y en el mismo mes de julio inició la pelea con la gerente del hospital Amalia Mejía, quien pasó de ser de sus aposentos a su principal enemiga, la pelea que terminó en partidura de palitos al parecer se dio porque la mujer no dejó que el hombre manejara las finanzas y a los contratistas a su antojo, este rifirrafe arrancó con una grabación en audio, en la que Peñaloza le pedía unos ‘juguetes’  a la funcionaria, los cuales se negó a dar, juguetes que se dice entre corrillos que hacía referencia a dinero, tiempo después la funcionaria lo confirmó y por supuesto Peñaloza lo negó.

De suspensión en suspensión ha tenido el alcalde de Codazzi a Amalia Mejía Fuentes, quien pese a ganarle la batalla al mandatario en repetidas ocasiones a través de la Procuraduría Regional del Cesar, no ha podido regresar a su función como gerente de esta entidad, al parecer la Personería de Codazzi cuenta con un poder mayor al del organismo de control, puesto que más tarda la Procuraduría en revocar el auto de suspensión, que el Ministerio Público en entablarle una nueva suspensión. A la fecha Mejía está suspendida y ante la arbitrariedad del mandatario los organismos de control no han hecho nada.

Luchito mostró el Sisbén

Como el que es no deja de ser, el aparente disgusto que tiene el alcalde con el diputado Omar Benjumea lo dejó en evidencia ante la presencia del gobernador Francisco Ovalle y la primera dama departamental Edna María Vigna, y en el que el principal atacado fue corporado departamental, quien asistió a la inauguración de obras de pavimento urbano en representación de la Asamblea del Cesar, vías que fueron intervenidas en gran mayoría por la casa departamental.

En este acto, el Alcalde ante decenas de personas le pidió a Benjumea que se retirara, sin lograr el objetivo, por supuesto el hecho fue noticia y se regó como maicena en carnaval, lo que llevó a que funcionarios del departamento rechazaran la actitud de Peñaloza Fuentes.

 

Le declararon la guerra

Como alma que lleva el diablo estaba el Alcalde de Codazzi luego que en el Concejo municipal se creara un bloque denominado G8, el cual se declaró en oposición y le mostraron las uñas al mandatario desde que se conformó la nueva mesa directiva, pese a que Peñaloza al parecer intentó sobornarlos, al final no cumplió su objetivo, actualmente el alcalde cuenta con la aprobación del presupuesto del próximo año, sin embargo, las facultades se les irán dando acorde para lo que las requiera, lo que lo deja casi que con las manos amarradas, puesto que ‘Luchito’ venía acostumbrado a que las facultades se las dieran por el año, para que así al final el Concejo no tuviera velas en ese entierro.

Recomendada

El Siva continúa con la restructuración de la Avenida Fundación

El Sistema Integrado de Transporte Público de Valledupar (SIVA), anunció que continúa con la ejecución ...

Deja un comentario