Jueves , noviembre 23 2017
Inicio / Editorial / ¿Marcha anticorrupción? o ¿precampaña política?

¿Marcha anticorrupción? o ¿precampaña política?

Este primero de abril se convocará a la marcha anticorrupción, una marcha propiciada por una parte política de Colombia y que realmente está interesada no solamente en los temas de corrupción, sino que su principal objetivo es hacer una precampaña y una oposición directa al gobierno de Juan Manuel Santos.  Realmente hay que tener temor sobre lo que está sucediendo en Colombia, ya que los medios de comunicación, también se están prestando para que esta marcha se convierta en lo que puede ser una bomba chavista, madurista, fidelista, como estrategia principal de las Farc, para que el repudio de la mayoría de la población llegue a estos grupos políticos que hoy se están enfrentando.

Realmente  hay que tener cuidado, porque estos fenómenos no son la  primera vez que suceden, y tenemos un antecedente muy cercano a esto como es lo que ocurrió en los últimos años en el país de Venezuela. ¿Por qué decimos que hay que tener cuidado?… porque todo empezó así,  un enfrentamiento entre dos grupos políticos tradicionales, que empezaron a sacarse los trapitos al aire.

Ahora bien, en el caso colombiano, lo que sucede hoy, con el caso Odebrethc, no es lo que pase con esa empresa, porque así pasa con la mayoría de la contratación en Colombia, no es la primera vez que un contratista tiene que dar recursos para campaña y que estos aportes no estén reflejados  en los estados financieros de dichas campañas. Es que lo primero que hay que corregir son los topes electorales, para que los candidatos declaren realmente lo que se gasten y ahí debería ser más cuidadosa la Dian, el Consejo Nacional Electoral, que se han acostumbrado hacerse los de la vista gorda, frente a esas campañas exageradas en las regiones, en los municipios, en el país y después hipócritamente sale todo el mundo asombrarse porque una empresa extranjera dio aportes a una u otra campaña, entonces es donde tenemos que empezar a revisar si la doble moral con la que se está manejando hoy la política finalmente nos va a favorecer.

Porque ¿a quien realmente les está conviniendo este cinismo con el que se están tratado estos  dos partidos políticos?, es obviamente a un tercer grupo, que poco a poco se ha venido remontando en el país y que hoy podemos decir que logró su objetivo, que pudieron infiltrar un presidente en Colombia que primero, les dio el estatus de grupo rebelde y no de narcotraficante, ni de extorsionistas, ni de asesinos… al final quedaron como un grupo político, que hoy tiene curules en el congreso, que hoy puede salir con su cara bien lavada a todos los medios de comunicación a criticar y exigir y que finalmente todo aquel que fue guerrillero, desde el más raso hasta el más alto mando, puede decir que cuenta con un salario digno… ¡claro está! de victimarios han pasado a ser las víctimas y esa victimización, puede llevarlos hoy a que salga uno de ellos de ese gran grupo y se convierta en el próximo presidente de Colombia, ya que con toda la estrategia comunicacional que están haciendo en contra de los verdaderos líderes de nuestro país, nadie va a querer saber ni de un conservador, ni de un liberal, mucho menos de la U y hasta repudiarán a los del Centro Democrático.

Recomendada

Se le está cayendo la estantería a Fredys Socarrás

Muchas denuncias fueron recibidas en los cuatro años de gobierno de Fredys Socarrás, actual viceministro ...

Deja un comentario