Inicio / Editorial / NECESARIAS LAS ZONAS AZULES

NECESARIAS LAS ZONAS AZULES

Los niveles de corresponsabilidad ciudadana en ciudades capitales intermedias, siempre han sido cuestionados, en tanto, se exige del Estado suplir temáticas que afectan directamente al ciudadano. Entre las destacadas tenemos: residuos sólidos y aseo urbano, electrificación, espacio público, descongestión vehicular y amueblamiento urbano.
Cuando se indaga en encuestas de percepción ciudadana, los mismo encuestados asumen que tienen pésimo comportamiento ciudadano, por ello, en muchos planes de desarrollo territorial, se plasma como política pública la “cultura ciudadana”
Valledupar no es ajena a esta epidemia. Mientras existió el programa Valledupar Cómo Vamos, los indicadores de comportamiento ciudadano son bien preocupantes, síntoma de sociedad enferma. En última medición existente (2014) en promedio se infiere que 74,2% considera que de cometer comportamientos indeseados que vulneran marco legal colombiano no serán sancionados por autoridad competente.
Este síntoma preocupante y alarmante de sociedad proclive al delito, en el tema vehicular señala la encuesta el 72% de probabilidad de no ser sancionados por incumplir normas de tránsito
El Gobierno municipal ha implementado estrategias que no han ejercido efecto positivo en la temática tratada, antes por contrario ha aumentado el problema: se incrementan gastos de nómina en contratación de guías de tránsito, que deberían llamarse reguladores de tránsito. Se obstaculizan circuitos viales con vallas que imposibilitan normal circulación vehicular. La circulación prohibida de motos en zona céntrica no es respetada. Se ha firmado convenios con Policía Nacional que se ha convertido en oportunidad de negocio para corruptos y en fin los ciudadanos tenedores de vehículos automotores parquean donde se les antoje a sabiendas de existir prohibición de parqueo en toda la cuadra.
En este panorama descrito los escasos recursos públicos originado en la alta tasa impositiva o tributaria que posee Colombia, son dilapidados por supuestas políticas públicas que no lo son realmente sino que son estrategias que no conducen a cumplir con el Plan de Desarrollo Territorial, deber de todo mandatario.
Como se comentó en comienzo, muchas ciudades pasaron por este trauma, pero realmente adoptaron políticas públicas que en su integralidad, si atacaron el problema visual de la congestión vehicular.
¿Qué hicieron? Diseñaron y establecieron ‘Zonas Azules’ (color informativo de parqueo en zona céntrica) donde no se afecta el tráfico normal. ¿Qué bondades tienen dichas zonas especiales? La utilización de dichos espacios o el usufructo del mismo, deben ser pagados o cancelados por el usuario. Esto generó cultura del pago a tarifa reglamentada y no el pago de limosna a “habitante de la calle” o rebuscador o desempleado que supuestamente cuidan vehículos, con ánimo de obtener recursos para su sustento. Generó creación de empleo formal con destino a personas vulnerables de la ciudad (madres cabeza de hogar, discapacitado, desplazado, etc). Generó aumento de ingresos al municipio a través del pago de tributos de la empresa que mediante convocatoria pública ofertó la mejor propuesta para el municipio. Mejoró movilidad vehicular y peatonal. Incentivó al sector privado en hacer parqueaderos con desarrollo vertical optimizando el espacio.
Pero, lo más trascendental de anteriores aciertos generados por la política pública fue y es, que se generaron mejoras en comportamiento ciudadano en la llamada cultura ciudadana.
Por razones expuestas sr. Alcalde, por qué no incluir en agenda municipal el diseño e implementación de Zonas Azules en Valledupar, ahí tiene ejemplos en Santa Marta, Cúcuta o Manizales. Así podríamos pensar en avanzar en cultura ciudadana. Anímese…lo acompaño en esta iniciativa si es de su interés.

Recomendada

¡Es hora de hacer política sin mentiras y de la mano de los jóvenes!

Se avecina la contienda electoral para la Presidencia de la República, una contienda que se …

Deja un comentario