Inicio / Notas Diarias / Ni con tutela alcaldesa de Chimichagua garantiza el servicio de agua

Ni con tutela alcaldesa de Chimichagua garantiza el servicio de agua

A casi dos años y medio de la administración de la alcaldesa, Maritza Pérez, en el municipio de Chimichagua, en el centro del Cesar, aún no despega en ninguno de los frentes del Plan de Desarrollo. El primer frente, que tiene un relicario de quejas es la construcción de acueductos intercorregimentales a los cuales se les designaron mil 400 millones de pesos de rubro municipal. Así lo manifestó el presidente de la veeduria ‘Unidos Por Chimichagua’, Luis Miguel Ruíz Morales, quien explicó que ni con acciones de tutela se logra la construcción de los acueductos y el arranque de la administración.

“Se interpuso la acción constitucional de tutela para que la administración municipal construyera el acueducto del corregimiento del Trébol de Pajonal, el juez primero pidió la garantia del servicio póblico, situación que no se ha cumplido esto a corto plazo, y a largo plazo la construcción de acueducto, de esta solicitud se dio un plazo de un año que este tiempo ya se cumplió el 27 de junio y aún no se ha visto la construcción de este”, afirmó el representante de la veeduría.

 

¿Y los acueductos?

De los 20 corregimientos que conforman el municipio de Chimichagua, solo siete cuentan con acueducto, pese a esto La Calle conoció, que se les han construido sin planificación, puesto que no cuentan con un sistema de alcantarillado lo cual ha generado que los sistemas construidos no funcionen al cien por ciento y hoy los chimichagueros solo cuentan con solo tres horas al día de agua; es decir, 45 horas de agua al mes.

“En el Trébol de Pajonal llevamos más de 15 años consumiendo agua mal tratada, que es extraída de un tanque de polietileno y esta situación a través de estudios ha demostrado que genera enfermedades a quienes la consumen. La construcción del tanque de 70 metros lo hicieron sin construir la infraestructura apta para este y tampoco se pensó en una planta de tratamiento para esta agua que es consumida por alrededor de 500 habitantes”, explicó Gary López, líder del corregimiento.

Este medio conoció además, que la gestión de los acueductos vienen de la administración de Javier Martínez Martínez, exalcalde de municipio y quien ante Corpocesar, la Gobernación del Cesar, desarrolló estrategias para el apoyo en la construcción del acueducto de Trébol de Pajonal, quienes a través de actas dieron aval para la construcción y explotación de aguas subterráneas.

Al parecer en Chimichagua, los rubros de los acueductos y alcantarillados quedan enterrados, así lo expresó el concejal, Carlos Cadena Cárcamo. “En Chimichagua en cuestión de agua han pasado muchas cosas. en Chimichagua se tiene todo y no tiene nada, en una época por parte de la Dirección Nacional de Planeación y la Alcaldía Municipal, se construyó un alcantarillado que sería la solución para estos acueductos que quedó enterrado porque de los recursos no sé sabe nada; es decir, ¿Qué pasaron con ellos? ¿Se quedaron en el limbo?”.

Los más de 500 chimichagueros que residen en el corregimiento del Trébol de Pajonal, solo gozan de dos tanques elevados que están oxidados y olvidados por la administración. “los tanques fueron construidos en el 2007 por parte de la administración y desde entonces consumimos un agua sin ninguna clase de tratamiento, en el corregimiento se desarrolló por un tiempo una proliferación de un parasito que generó muchos enfermos y todo esto relacionado al consumo de agua potable”, acotó Gary  López.

“Han sido cuatro acciones de tutela, el trabajo es por la construcción del acueducto y que la administración no se haga de la vista gorda. Necesitamos este acueducto y el juez ha fallado en nuestro favor, pero no se ve la voluntad de solucionar el problema, ni siquiera los procesos contractuales”, indicó Ruiz Morales.

 

“Esa tutela me la gané yo”, Maritza Pérez

Semanario La Calle habló con la mandamás de los chimichagueros Maritza Pérez, quien señaló que esto era una alharaca de un jovencito que quería hacer parte del Concejo Municipal para la próxima administración y por tal motivo estaba mostrando esta cara del corregimiento.

“Esa tutela me la gané yo, pero quiero que entiendan que yo no haré un acueducto en uno o tres días, o en un mes que además le cuesta al municipio mil millones de pesos, yo tengo el proyecto listo estamos estableciendo los recursos ante la Gobernación y Aguas del Cesar, porque además se saben que el municipio no tiene para estas construcciones. Esa tutela me la gané yo porque yo no tengo recursos en estos momentos y nos solo para este, sino para los demás”, expresó Pérez.

Al mismo tiempo, indicó que su prioridad no es El Trébol de Pajonal, puesto que son más de tres corregimientos que necesitan la construcción de sus acueductos. “El del corregimiento de Betel ya está adjudicado y se construirá con un rubro de 700 millones, este pleito lo que quiere es hacer revuelo por sus aspiraciones al Concejo Municipal, pero reitero esa tutela me la gané yo”, dijo la alcaldesa.

Recomendada

Mockus quemó 350 mil pesos para explicar cómo funciona la corrupción

El hecho sucedió en la Universidad de los Andes, donde se recolectaron 350 mil pesos …

Deja un comentario