jueves , noviembre 15 2018
Inicio / Opinión / Columnistas / NO A LA DOSIS PERSONAL; INCITA AL CONSUMO
Alcira Corzo de Díaz

NO A LA DOSIS PERSONAL; INCITA AL CONSUMO

En este artículo de reflexión se trata de abordar la interpretación al tema crucial para el país sobre la dosis personal, sustancias psicoactivas en niños y niñas y adolescentes, es indudable que esta dosis personal pesa con angustia y preocupación sobre los corazones de muchos padres de familia que temen que sus hijos entren a utilizar dicha dosis.
Esto plantea la obligación de las Instituciones Educativas, Padres de Familia, de adoptar las medidas necesarias para combatir este flagelo, implementando acciones de PREVENCIÓN para proteger a la población infantil, jóvenes y adolescentes, de los daños que el consumo de sustancias psicoactivas ocasionan en su desarrollo físico, académico, afectivo, psicológico y social.
Para palpar la realidad de nuestra niñez, jóvenes y adolescentes pude ver la película: “ La vendedora de rosas “ , donde se muestra desagradables escenas de niños de 6, 7 ,8, 12 y 13 años totalmente ofuscados por el consumo de sustancias psicoactivas ; reconocer el daño personal, familiar y social que produce el consumo de sustancias aun en dosis mínimas a los niños, niñas y adolescentes ; también se observa los factores que determinaron la huida del hogar de muchos niños y adolescentes: los castigos físicos, agresiones verbales, maltrato psicológico etc.
Padres de Familia, Vamos a proteger a nuestros niños, jóvenes y adolescentes; se está dañando a esta generación y lo que queremos es protegerlos y para ello debemos crear un clima afectivo positivo, lo que se traduce en un ambiente de reconocimiento y respeto, una comunicación fluida y manifestaciones de cariño y afecto; estos es lo que necesita nuestros hijos.
Invitamos al gobernador, alcaldes de los diferentes municipios de nuestra región del Cesar, para realizar campañas de PREVENCIÓN e INFORMACIÓN, para tomar correctivos sobre la dosis personal y se endurezcan las medidas contra el porte y consumo de estupefacientes. Vigilancia a los jibaros, que esperan a los niños a la entrada o salida de los planteles educativos, para envenenarlos con dulces de diferentes colores y figuras para inducirlos a que los prueben.

“Padres de familia y maestros, no a la dosis personal, trabajemos hoy para un mejor futuro”

Recomendada

DIÁLOGOS IMPROBABLES

Por: Gabriel Campillo Sentía resistencia de acudir al evento diseñado por DIXON QUIROZ y auspiciado por …

Deja un comentario