jueves , septiembre 20 2018
Inicio / Ediciones Semanario / Otra obra de la era Monsalvo se vino abajo

Otra obra de la era Monsalvo se vino abajo

Vuelve y juega, nuevamente una obra de los 500 logros con los que el gobierno ‘El Cesar a Salvo’ sacó pecho antes de terminar su periodo administrativo, el cual culminó a finales del 2015, está en la picota pública, se trata del muelle y parador turístico en la ciénaga de Zapatosa, en el municipio de Chimichagua en el centro del Cesar, en la que el exgobernador Luis Alberto Monsalvo invirtió más de 6.300 millones de pesos, los cuales hoy demuestran que al parecer no todos se fueron en esa obra, así quedó demostrado luego que una fuete brisa llevara consigo parte de la estructura.

El exdiputado, Carlos Daniel Rocha, afirma que esta situación se veía venir puesto que todos los procesos contractuales fueron asignados irregularmente, a través de un cartel ‘mafioso’ de compra de contrato. “Durante el desarrollo de la administración hice varios debates públicos señalando la situación de esta obra, como: los sobrecostos, la compra de los contratos a través de las contratistas, porque esto en Valledupar y en el Cesar hay que volver a denunciarlo, porque ha habido o hay un cartel mafioso de compra de contrato y hemos tenido una administración en cabeza de la familia Monsalvo Gnecco que ha manipulado todos los recursos públicos del departamento que traen como consecuencias solo moles de cemento mal hechos”, explicó.

 

Crónica de una muerte anunciada

El proyecto estaba proyectado para activar la economía y el intercambio social, y que además ofrecería un espaldarazo a poblaciones netamente pesqueras que pedían la construcción de dicha infraestructura.

Una fuerte lluvia, acompañada de vientos, ocasionó que las aguas del río Magdalena sobrepasaran sus niveles normales y derrumbara gran parte del muelle flotante de Chimichagua, por el incremento en el caudal de la ciénaga de Zapatosa.

“Desde el inicio conocía que esto sería crónicas de una muerte anunciada, la obra venía de un gobierno antes y que cayó directico en las manos de la administración Monsalvo que solo hizo contratos con contratistas que estaban envueltos en procesos de corrupción en otros departamentos y que tras varias fases e inversiones, nunca cumplió con los estándares de arquitectura, debido a que estas obras se construyen luego de varios análisis para prever estos cambios climáticos, estudios que al parecer no se hicieron porque mira hoy las consecuencias”, señaló Rocha.

Desde sus inicios la obra ha tenido caída tras caída, en el 2016 luego de su entrega oficial por el gobernador de turno Luis Alberto Monsalvo, la Contraloría de la República dentro de una Actuación Especial de Fiscalización, evidenció hallazgos fiscales en los contratos dentro de las fases I y II, concluyendo que la obra presentaba un detrimento de 717 millones de pesos correspondientes a sobreprecios y fallas constructivas.

Pese a esto la obra fue nuevamente entregada por actual gobernador Franco Ovalle, el 11 de julio del 2017, luego de esta última inversión el muelle no alzó la cabeza y en junio del presente año fue entregada por la administración municipal y departamental en comodato a Comfacesar entidad que se encargaría de sostener y cuidar el parador turístico.

El concejal, Carlos Cadena Cárcamo, habló con La Calle y manifestó que la sociedad chimichaguera está en un caos y en un limbo debido a que todo lo presentado por la administración brillaba, pero no era oro. “En Chimichagua tenemos todo, pero no tenemos nada, además de que algunas personas también hicieron parte de la caída que sufrió el muelle porque le han hecho daños algunos que vienen a bañarse allí quienes lo han venido destruyendo, más que la propia naturaleza”.

 

Se tiran la pelotica

Semanario La Calle habló con todos los implicados en la obra quienes al parecer no concretan las fechas y se tiran la pelotica sobre la entrega y los rubros que se invertirán. Además de que al parecer al principio la administración se declaró sin recursos debido a que es un municipio de sexta categoría y no podría atender los inconvenientes ambientales que sufre el espejo de agua dulce y mucho menos los del río Cesar, y luego de los días todos los involucrados se harán cargo de las reparaciones.

El secretario de Obras del Cesar, Federico Martínez, aseguró que ya había hablado con la contratista y que dentro de un mes será entregada restaurada la obra. “Esto se dio por un vendaval que hubo y la ciénaga se desbordó, hicimos los contactos requeridos en Chimichagua para establecer causas y consecuencias lo cual nos permitió requerir a la contratista y asegurador, con quienes tuve una reunión y quienes van a proceder con las reparaciones, los cuales se tardarán un mes en dichos arreglos”, acotó.

El contratista, Armando Garcés Acuña, explicó “Esta infraestructura no está diseñada para que trabaje en péndulo, y al enfrentarse a un oleaje de cuatro metros el mismo que fracturó un buje y que desarrolló todo este incidente. Pero esta obra será entregada entre cuatro a cinco días y podrá así volver a estar en servicio”.

Asimismo, Garcés explicó que la obra necesitaba mantenimiento y que no era hecho con regularidad. “Esta obra necesitaba manteamiento previo puesto que fue entregada hace cuatro años y hasta ahora le están haciendo mantenimiento debido a la situación”, añadió.

Ante este, panorama la mandataria, Maritza Pérez, añadió que el municipio se hizo cargo del mantenimiento y arreglo. “Nosotros nos hicimos cargo de todo y ya estamos en los arreglos, además de que se están dando talleres para los mantenimientos y esperamos que la próxima semana o durante 15 días entregarla para que los trabajos queden bien hechos”.

Recomendada

Aprobado en primer debate escala salarial para empleados del nivel central de la administración

En sesión de comisión de presupuesto, el Concejo de Valledupar estudió y aprobó en primer …

Deja un comentario