Inicio / Semanario / Local / ‘Pirulo’, ejemplo de superación
Luis Alfonso Guerra

‘Pirulo’, ejemplo de superación

Luis Alfonso Guerra nació con las extremidades de su cuerpo como la mayoría de las personas, y desde muy pequeño soñó con ser uno de los mejores futbolistas de Colombia, pero un accidente que sufrió lo llevó a vivir uno de los momentos más difíciles de su vida, su pierna izquierda le fue amputada. Muchos llegaron a pensar que la vida de este chico se truncaría, sin embargo, en vez de sumirse en la desesperación, ‘Pirulo’, como le gusta que lo llamen, decidió luchar contra la discapacidad.

Para conocer la historia de este campeón, que en vez de sumirse en la depresión se llenó de fuerza para ser una persona independiente y del común tras la difícil situación que lo llevó a  vivir esos azares de la vida, ese hecho que hizo que le arrancaran una pierna a sus 21 años, pero hoy se convirtió en una mejor persona y en todo un fenómeno en Valledupar.  ‘Pirulo’ vive en el barrio Dangond, donde con una sonrisa en su rostro y esa energía positiva que lo caracteriza contó cómo ha sido su vida tras perder su pierna.

El año que marcó la vida de Luis Alfonso Guerra fue en el 2015. Tenía 21 años cuando en el mes de agosto se encontraba echándose ‘la picada de fútbol’, como le suelen llamar a los partidos de amigos en este caso jugaba en la cacha del barrio Dangond, mismo sector donde nació y creció. Ese día recibió un golpe en su pierna, obstinado y cabezón ‘Pirulo’ no le prestó mucha importancia, pero pocos días después los dolores se hicieron insoportables, su pierna empezó a tomar un mal color, gritando y llorando sus familiares lo llevaron hasta el hospital, ahí los doctores les comunicaron de inmediato la cruda realidad, debían amputar la pierna que se le había engangrenado. Cuando despertó de la cirugía ya no la tenía, como es apenas lógico, para él el impacto fue fuerte, quedó shock, cuenta hoy el joven con una voz tranquila, y sin el drama que vivió en ese momento, puesto que esa fue una experiencia que le tocó vivir y que ya está superada y de la cual sacó una enseñanza de vida.

“Fue una época dura, en la que pensé que mis planes de vida y mis sueños acabarían. No salía a la calle, mis días los vivía sin sentido. No le daba importancia a nada, y es que perder una pierna no es nada fácil cuando naciste con todo tu cuerpo completo. Pensé que nunca iba a estudiar o a tener un trabajo”.

Después del accidente

Pirulo

El apoyo de su familia y también de sus amigos de infancia, quienes lo trataban como una persona normal a la que no veía con alguna discapacidad, fue el motor que necesitó Luis Alfonso Guerra para salir adelante con el proyecto de vida que siempre tuvo de ser un futbolista, estudiar y trabajar.  Motivado por sus sueños, ‘Pirulo’ sintió la responsabilidad enorme con el resto de “discapacitados”, donde en vez de huir y ser una carga decidió luchar.

Empezó a salir a la cancha de su barrio como era la costumbre antes de perder la pierna, en un principio solo veía a sus amigos patear la pelota, hasta que un día entro a jugar futbol, en esta oportunidad fue de arquero, en esa posición empezó a ganar agilidad. “Primero jugaba sin muletas, me eran incomodas, era algo muy chistoso. Hoy en día juego con ellas y sin ellas es muy fácil, hago pinolas, cabeceo el balón, hago todo lo que un ser humano puede hacer, me subo al techo de mi casa, subo árboles, y la mayoría de fines de semana subo el cerro Santo Ecce Homo… No veo discapacitada alguna”, dice el joven que no permitió que su vida se quedara truncada.

Hoy, a sus 25 años de edad, Luis Alfonso Guerra, hincha del América de Cali y cuyo máximo ídolo es la estrella del fútbol Leonel Messi, no solo sacó sus estudios adelante en el Sena Regional Cesar, en donde estudió Salud Ocupacional, sino que también la ejerce en una empresa privada en Valledupar, donde cumple con su horario de trabajo, además ha participado en varios campeonatos para discapacitados a nivel nacional.

Persistiendo con sus planes participó en los Preolímpicos para discapacitados que se realizaron en Medellín (Antioquia), donde representó al departamento del Cesar en la disciplina de Disco y Jabalina, en esa oportunidad tuvo una buena figuración, puesto que para ser su primera participación en los juegos ocupó el cuarto puesto, “nada mal puesto que no es mi fuerte en deporte”, contó con una carajada.

Sin embargo, el sueño de ‘Pirulo’ no es practicar el lanzamiento de Jabalina, su meta está en estar en una cancha de fútbol, por eso este año se puso como propósito ser parte de la Selección Colombia de Discapacitados, y con ello revalidar que la discapacidad no existe más que en la mente, que no hace falta no tener un brazo o una pierna para sufrirla, “en la vida existe mucha gente así, se quedan en la cama acotados sin buscar cumplir sus metas”, expresó conmovido el joven.

Otras de las cosas que le tocó aprender nuevamente a Luis Alfonso fue a conducir motocicleta, esa que se compró con su primer trabajo del albañil después del accidente. Con picardía cuenta que le enseñó un amigo quien también le hace falta su pierna izquierda, “al principio nos daba mucha risa, un mocho enseñándole a otro a manejar moto, era para gozar, aprendí a perfeccionar la andada en ella después de un año, para meter y sacar el cambio, debo cruzar la pierna derecha y ya”. Habla de su moto como si fuera su bebé, es su medio de transporte para ir al trabajo e incluso para andar con su novia.

Con hechos Luis Alfonso demuestra que no tener una extremidad del cuerpo no es obstáculo para frenar los sueños. Jugando todas las noches fútbol callejero busca formar también su propia liga de Fútbol para discapacidades en el Cesar, la cual quiere que sea un hecho para este año.

Para finalizar ‘Pirulo’ le envía un mensaje a todas a aquellas personas que prefieren abandonarse en la depresión y con el pensamiento del “no puedo” cuando tienen su cuerpo pleno, que dejen las excusas a un lado.

“No se den por vencidos, para hacer las cosas que quieres en tu vida no hay impedimentos. Este mensaje también es para todos aquellos discapacitados que se dejen de victimizar. Esta es una enfermedad de la mente, que hay que luchar por lo que uno más quiere, y echar pa’ lante en la vida”.

Recomendada

Aprobados diseños para Policía Metropolitana de Valledupar

La aprobación de los diseños por parte de la Policía Nacional y las respuestas positivas …

Deja un comentario