Inicio / Editorial / Que se acaben las fachadas de los candidatos a Cámara en el Cesar

Que se acaben las fachadas de los candidatos a Cámara en el Cesar

La mitomanía y las falacias de los distintos candidatos a Cámara de Representantes del Cesar, está de moda o será qué son muy fanáticos de la película ‘Alicia en el país de las maravillas’, es que no se logra entender ¡cómo Carajos!, se ponen a hacer campañas sin tener clara la planificación y con esto hablo de las propuestas, los proyectos de ley, el presupuesto de la campaña y ni siquiera la publicidad. Candidatos, ¿qué pasa con sus discursos? ¿Por qué no son claros con los proyectos de ley que van a presentar que beneficien al departamento del Cesar?

Miren bien lo que están sacando a las calles, uno revisa los jingles, los discursos y todas sus cosas hablan de obras, es qué la representación cambió su sentido al sistema ejecutivo, les recuerdo que ustedes están en el poder legislativo y por ahora no hemos escuchado un proposición clara dentro de sus parámetros, ¿Y si nos centramos queridos candidatos? Les recordamos que la planificación es muy importante para lograr obtener una curul para representar a nuestro departamento, no podemos seguir saliendo a las calles sin una verdadera base.

Lo segundo, ¿cómo están diseñando sus campañas? ¿Tienen presupuesto o no?, les recuerdo que rotular carros como locos, poner cuatro o cinco vallas y unas cuñas en radio no quiere decir que ya montaron una campaña, que falta de respeto es esta con los cesarenses. Si ustedes son nuestra representación en el Congreso de la Republica, lo mínimo que debe tener es una estructura, organizada, detallada para llevar al orden nacional. Y por fin seamos ejemplo.

Cuando se elegían los victoriosos, todos los que hoy son candidatos allá son un equipo que identificaría y velara por el Cesar. Además de que lo primero que les piden cuando entran al Congreso es la conformación de su equipo de asesores o los famosos cupos de la Unidad de Trabajo Legislativo- UTL, el fin de estas unidades es la de realizar proyectos de ley que serán discutidos en las comisiones del Congreso de la Republica. Entonces por favor candidatos contextualícense, porque están quedando como unos charlatanes hablando de barrio en barrio, de municipio en municipio y no concretan claramente lo que van a hacer.

Al Semanario La Calle le da temor que otra vez tengamos representantes como Fernando de la Peña, que se convirtió en un títere, en una estatua, en un muñeco de porcelana, en un adorno, ¿cuál sería su mejor descripción?, es que este personaje nunca habló, nunca propuso, nunca dijo; y para rematar algunos cesarenses consideran que de La Peña debía ser mejor representante del Norte del Santander en vez del departamento del Cesar. Recordemos que este congresista vive en Bucaramanga, muy poco visita su dichosa tierra natal Río de Oro, Cesar, que para decir verdad los riodorenses ni lo quieren por allá.

Es por esto candidatos que los cesarenses ya no quieren más discursos enredados y utópicos, y con perfiles mediocres, nosotros necesitamos un perfil idóneo, que conozca las necesidades, qué sepa que puede realizar, además candidatos recuerden que es necesario tener capital.  Y la invitación para nuestros lectores vamos a ponerles el ojo a estos candidatos para identificar cuál es la verdadera razón por la que se están peleando la credencial ante el Congreso de la República.

Recomendada

UNIVERSIDADES, ENTRE ALEGRÍAS Y MEZQUINDADES

La condición humana es bien compleja, deambula entre el bien y el mal, pero en …

Deja un comentario